Las marcas ahora deben chatear en WhatsApp

Las marcas buscan estar donde los consumidores estén, de ahí que resulte muy relevante lograr entrar a las apps de mensajería. Chats como WhatsApp se han popularizado tanto que son la plataforma ideal, el dilema entonces no resulta en saber si se debe estar o no, porque la respuesta se cae de su peso, la pregunta para los marketeros es cómo lograr entrar.

La tarea no parece ser nada sencilla, la mayoría de las apps de mensajería no fueron diseñadas para promocionar marcas y parte de su éxito radica en dos factores, su privacidad y gratuidad, dos retos que deben ser analizados por los encargados de posicionar los productos. Si bien chats como WhatsApp nunca han abierto la posibilidad de vender espacios publicitarios, sus últimas movidas dan luces de que sus creadores están dispuestos a modernizar su aplicación, por ejemplo, la posibilidad de hacer transmisiones en vivo es un claro paso para abrir las puertas a la promoción publicitaria.

Pero las marcas no necesariamente deben esperar a que WhatsApp de el salto y decida abrir su plataforma a la publicidad. Ya se pueden emplear algunas estrategias para sacarle provecho a la masividad y al mismo tiempo segmentación de esta app ¿quién no tiene WhatsApp en el celular? Muy pocos dicen no ¿verdad? Ahora bien, se imagina poder llegarles a sus clientes o potenciales clientes de manera inmediata, en mercadeo eso es oro puro.

Ahora bien, lo difícil del asunto radica en lograr que su público objetivo acceda a que su marca llegue directamente al lugar donde solo sus amigos o conocidos llegan, su chat. Lo primero que debe hacer es tener una base de datos, claro está con el número de celular; segmente muy bien dicha base, no hay nada más aburridor que le invadan su espacio para ofrecerle algo que no se quiere. Hay que tener claro quiénes son clientes, que producto adquirieron, cuáles son potenciales clientes, profesión, edad, sexo, entre más información se tenga será más fácil crear un mensaje que no le resulte intrusivo.

Una vez se tenga claro el quien, dedíquese a preparar el cómo, haga un mensaje corto pero contundente, utilice imágenes, no se desgaste en mensajes cargados de texto, difícilmente las personas se ponen a leer pastorales y menos si estas son para venderles algo, empleé el humor, datos de interés, envía los mensajes si es posible uno a uno o si tiene muchos contactos hágalo con la herramienta difusión, evite por sobre todas las cosas hacer grupos, estos son inmanejables y el efecto puede ser contraproducente.

Recuerde siempre que WhatsApp no fue creada para enviar mensajes publicitarios, así que si hace envíos masivos lo más probable es que la aplicación bloque el número desde donde se envió, así que mejor seleccione unos pocos contactos que considere estratégicos y envíeles información que de verdad les interese.

Daniel Fernando Polanía Castro
Comunicador Social y Magíster en Historia
EDITOR REVISTA M2M
daniel.polania@legis.com.co
Danielpolania.wordpress.com
@danielfpolania

 

¡Videollamadas en WhatsApp!

En WhatsApp, la meta es siempre ayudar, en la medida de lo posible, a que cada vez más personas puedan comunicarse con sus amigos, familia y con las personas que más les interesan. Esto implica diseñar un producto simple, accesible y fácil de usar, sin importar donde te encuentres. Comenzaron con la mensajería y los Chats de grupo. 

Luego agregaron las llamadas, y lo hicieron de manera que funcionará en miles de combinaciones entre dispositivos y plataformas alrededor del mundo. Hoy emociona anunciar el siguiente paso de nuestro esfuerzo por conectar a más usuarios: la videollamada WhatsApp.

En los próximos días, lo más de mil millones de usuarios de WhatsApp podrán realizar videollamadas entre usuarios Android, iPhone y dispositivos Windows Phone. Agregaron esta función porque saben que a veces los mensajes de voz o texto, simplemente no son suficientes.

No hay manera de reemplazar la emoción de ver en vivo los primeros pasos de un nieto, o de ver el rostro de aquella hija que estudia en el extranjero. Y quieren que estas funciones estén disponibles para todos, no solo para quienes pueden costear los teléfonos más caros y novedosos, o para aquellos que viven en los países con las mejores redes de telefonía móvil. 

Al paso de los años han recibido muchos mensajes de los usuarios solicitando las videollamadas y emociona finalmente poder ofrecerle esta capacidad al mundo. Gracias por usar WhatsApp, es por esto que continua trabajando arduamente para mejorar su servicio.

Las 10 aplicaciones más utilizadas en dispositivos móviles en América Latina

WhatsApp, YouTube y Facebook, son las aplicaciones más utilizadas en dispositivos móviles en América Latina, según el estudio IMS Mobile en LatAM realizado por comScore, Inc. e IMS Internet Media Services (IMS). El listado del top ten son:

1. WhatsApp 90%
2. YouTube 86%
3. Facebook 85%
4. Google Maps 78%
5. Facebook Messenger 76%
6. Instagram 55%
7. Twitter 50%
8. Skype 48%
9. Pokemon Go, Clash of Clans y Candy Crush 44%
10. Yahoo 35%

Las redes sociales/social media en América Latina lideran el consumo, especialmente entre personas de 25 a 34 años de edad, quienes utilizan principalmente WhatsApp, Twitter, YouTube y Facebook.

Igualmente, es posible identificar que aplicaciones como Google Maps cuentan con un 78% de uso, ubicándose en cuarta posición y seguido por Facebook Messenger e Instagram.

La segunda edición de este estudio reflejó, como dato destacado, que 9 de cada 10 personas conectadas a internet en América Latina tienen un smarthphone y permitió identificar que en Colombia el 93% de los colombianos hacen uso de un dispositivo móvil para conectarse a internet; en donde el 49% utiliza únicamente de smarthphone y el 41% lo combinan con su tablet. Adicional, los usuarios colombianos tienen en promedio 19 aplicaciones en sus dispositivos móviles, número que sigue en aumento anualmente tal y como sucede en la región, lo que se demuestra en un crecimiento del 8%.

“El estudio IMS Mobile en LatAm ayuda a entender mejor al consumidor móvil en América Latina y evalúa la familiaridad e importancia que tienen las apps – entre ellas la de nuestros 10 socios – para los usuarios Latinoamericanos”, dijo Gastón Taratuta, CEO y Fundador de IMS. “Para nosotros es un verdadero honor alcanzar esta posición en el mercado con todas las
plataformas que nos asociamos. Esto significa que cubrimos las principales categorías en el entorno de la publicidad digital en LatAm como geolocalización, entretenimiento, juegos y social.”

“El estudio confirma que los smartphones son el mejor dispositivo para muchos consumidores ya que vemos personas en toda la región volteando hacia móvil para todo, y que los medios digitales son donde los consumidores pasan el mayor tiempo comparado con otras plataformas como la televisión, el impreso o la radio. Por esta razón consideramos que los anunciantes moverán sus esfuerzos de marketing y sus recursos de esta misma forma”, agregó Marcos Christensen, Senior Director South Cone de comScore Latinoamérica.

Actualmente, IMS tiene el 76% de reach potencial de usuarios móviles en Latinoamérica, convirtiéndose así en el tercer jugador más importante de la industria de publicidad digital inmediatamente después de Google y Facebook. Esto significa que hay una amplia cobertura en las categorías de publicidad digital regional, como geolocalización, gaming, entretenimiento, y redes sociales/ Social Media.

Sí es posible manipular conversaciones de Whatsapp

Ante los recientes hechos que han envuelto a funcionario públicos, se abre la controversia sobre la legitimidad de la mensajería de Whatsapp y si dichas conversaciones pueden ser usadas como prueba en un juicio.

Whatsapp es el sistema de mensajería instantánea más utilizada del mundo con más de 800 usuarios activos. Esto ha permitido que las conversaciones a través de esta y otras aplicaciones sean presentadas como pruebas de un delito antes los tribunales. Sin embargo, ¿Sabía que sólo buscando en Google puede encontrar los pasos y las aplicaciones para manipular la información contenida Whatsapp, mensajes de texto y otras aplicaciones?

whatsappUna de las técnicas que permiten este tipo de manipulaciones se llama “Rootear” que consiste en modificar el sistema operativo del dispositivo para ser controlado por el usuario y sobrepasar las limitaciones del fabricante. “Rootear un teléfono móvil es muy fácil, en Google se puede escribir la palabra root y la marca de su celular e inmediatamente obtendrá los pasos para hacerlo. Esta operación le permitirá, además, guardar una copia de toda la información del dispositivo en una tarjeta SD”, aseguró Andrés Guzmán, CEO de Adalid Corp.

Adicional a esto, las conversaciones que la aplicación guarda no están cifradas y se guardan como texto, por ello es relativamente fácil modificarlas conectando el aparato al ordenador y ejecutando algunos comandos que dan el control sobre el smartphone y las conversaciones guardadas en este.

Asimismo, existen ciertas claves para no dejar rastro de dichas operaciones. Sin embargo expertos en el tema como Guzmán aseguran que “aunque puede ser difícil saber si un mensaje de Whatsapp fue modificado existen pruebas como el análisis en laboratorio de informática forense de los equipos que nos pueden confirmar o dar pistas de acciones fraudulentas”.

Por otra parte, manipular mensajes de Whatsapps y Sms a través de un virus o de forma manual  también es posible. Estas son algunas de las  aplicaciones con las que se pueden llevar a cabo dichas acciones: WhatsApp Toolbox, Fake SMS Sender, SQLite Editor, entre otras. Dicho esto surge la pregunta, ¿podrían las cortes considerar no tener en cuenta conversaciones de Whatsapp como pruebas en un juicio?

En relación a los mensajes de Whatsapp existen varios requisitos para que estos sean tenidos en cuenta como  como pruebas en un juicio. Primero, debe existir un informe pericial emitido por un perito  informático certificado que de fe de la autenticidad del contenido de la conversación. Además, el dispositivo móvil en cuestión debe quedar a disposición total del caso y debe ser llevado al juicio como prueba junto con material impreso que soporte el mismo contenido de las conversaciones presentes en el teléfono celular.

“No es tan sencillo como la gente se imagina usar conversaciones de Whatsapp como pruebas en un caso. Por ejemplo, la contraparte puede alegar suplantación de identidad o simplemente borrar las conversaciones que lo puedan incriminar”, concluye Andrés Guzmán.

Frente al tema la legislación colombiana aún se tiene regulaciones específica, el nuevo código general de proceso y la ley 527 de 1999, regulan lo concerniente a la presentación de documentos digitales en procesos judiciales.