El Retail apuesta por las redes sociales en Colombia

Comscore y Shareablee presentan los datos de audiencia y las acciones en Facebook, Twitter e Instagram de las principales empresas del sector.

En línea con las investigaciones regionales para detectar las tendencias de las marcas en los Social Media, Comscore y Shareablee lanzaron un análisis conjunto del sector de Retail en el país.

En el siguiente cuadro pueden observarse las Propiedades Top 10 en términos de acciones y audiencia en Facebook, Instagram y Twitter:

“Las empresas especializadas en la comercialización masiva de productos o servicios buscan adaptarse a los cambios tecnológicos y sociales que han modificado el comportamiento de compra de los usuarios. Es por ello que realizan grandes esfuerzos para adentrarse en el entorno digital y considerar a las redes sociales como parte fundamental de sus estrategias. De este modo, en conjunto con Shareablee, iniciamos una serie de reportes para generar métricas confiables de las tendencias de los Social Media”, agregó Mónica Castillo, Sales Manager de Comscore Colombia.

El rol de la mujer en la industria digital

En las últimas décadas las mujeres hemos incursionado en todos los sectores laborales con éxito. Nuestro liderazgo es asertivo, basado en el conocimiento y humano ante todo. Poco a poco hemos ido escalando lugares en industrias en las que antes nuestro porcentaje de participación era menor o casi nulo y hemos demostrado en franca lid, que tenemos las mismas capacidades que cualquier hombre para desempeñar afrontar el reto que tengamos fuerte y ser parte activa de la economía del país.

La rapidez con la que las tecnologías han evolucionado, produce cambios mucho más acelerados en la sociedad; la adopción tecnológica y la transformación digital tienen injerencia en la educación y en las empresas, dando lugar  a nuevas profesiones y roles. La economía digital ha generado cambios en los paradigmas acerca de qué hacer y cómo utilizar la información y ha dado lugar a un sinfín de oportunidades.

La capacidad que tenemos las mujeres de adaptarnos al entorno, superarnos y crear, se ve reflejado cada vez más en el liderazgo de muchas en la industria tecnológica y digital, donde hemos encontrado nuestra más reciente conquista. Por ello debemos entender la digitalización no solo desde el punto de vista económico sino también en la capacidad que nos brinda para influir en la sociedad. Más importante aún, es nuestra responsabilidad liderar a las nuevas generaciones de mujeres para que puedan estar preparadas y entren con fuerza en esta nueva economía digital.

Hoy en día hay mujeres en la industria digital que se destacan, aunque no son los ejemplos que abundan según la investigación “Elevando a las mujeres al liderazgo”, realizada en Estados Unidos en 2017 por la consultora en Recursos Humanos Lee Hecht Harrison con HR People and Strategy, señala que en la mayoría de las empresas la alta gerencia sigue dominada por los hombres, e inclusive es difícil que las mujeres sean visualizadas como materia prima para llegar a la cúpula.

Una vez vamos escalando posiciones, debemos asegurarnos que exista igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, con pagos equitativos y la misma oportunidad para desarrollar sus carreras.

Los invito a reflexionar sobre el liderazgo desde el rol que ocupamos dentro de cada organización. Creo en el liderazgo al servicio de un equipo, donde toda idea es tomada en cuenta y todos están al servicio de la creatividad e innovación. El liderazgo en donde cada miembro del equipo desempeña un trabajo importante y, es así como en mi rol actual, intento inspirar para lograr el cambio.

En la era digital o la 4R como se reconoce a nivel mundial, la invitación más clara es a capacitarnos y sobretodo, creer que somos capaces de lograr el éxito a través de metas claras y mucho trabajo.

Estudio sobre la generación Z revela: no hemos educado a una generación de robots

Los miembros de la generación Z son expertos en tecnología, pero se preocupan de no tener las habilidades interpersonales necesarias y anhelan tener más interacción humana. Aun así, los profesionales con más experiencia temen que los nativos digitales los desplacen.

La generación Z está llegando a la fuerza de trabajo y trae con ella una mentalidad que da prioridad a la tecnología y que impulsará los negocios aún más hacia la era digital, además de profundizar la división entre cinco generaciones en el lugar de trabajo. Según una investigación global dirigida por Dell Technologies, los miembros de la generación posmilenio, nacidos después de 1996 y conocidos como la generación Z, tienen una comprensión profunda y universal de la tecnología y su potencial para transformar la forma en la que trabajamos y vivimos.

“Es prácticamente un hecho que estos nativos digitales tienen habilidades avanzadas de tecnología y ciencia de datos, pero lo que es sorprendente es el nivel de madurez digital que aportan al lugar de trabajo”, dijo Jenn Saavedra, vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos en Dell Technologies. Ven la tecnología no solo como una herramienta para permitir el progreso humano, sino también como un medio para nivelar el campo de juego. Eso es algo increíblemente visionario”.

La encuesta se realizó a más de 12.000 estudiantes de secundaria y universitarios en 17 países y revela la perspectiva de la generación más joven sobre la tecnología y los futuros empleos. En especial:

  • El 98% ha usado la tecnología como parte de su educación formal.
  • El 91% dice que la tecnología que ofrece un empleador sería un factor determinante para elegir entre ofertas de empleo similares.
  • El 80% desea trabajar con tecnología de punta; de ellos, el 38% se interesa en carreras profesionales de TI, el 39% desea trabajar en ciberseguridad y el 46% aspira a tareas de investigación y desarrollo de tecnología.
  • El 80% cree que la tecnología y la automatización crearán un entorno de trabajo más equitativo, dado que evitarán los prejuicios y la discriminación.

Un abrumador 89% reconoce que estamos entrando en la era de la asociación entre humanos y máquinas. El 51% de los encuestados cree que los humanos y las máquinas trabajarán como equipos integrados, mientras que el 38% ve a las máquinas como herramientas para que las personas las usen según sea necesario.

Los nativos digitales transforman la fuerza de trabajo: el 80% de la generación Z aspira a trabajar con tecnología de punta y más de un tercio se interesa en las carreras profesionales de TI.

Falta de experiencia y posibles desavenencias generacionales

Si bien la mayoría de los miembros de la generación Z confían en su destreza técnica, también se preocupan por tener las habilidades interpersonales y la experiencia que los empleadores buscan. El 73% califica sus conocimientos tecnológicos como buenos o excelentes y el 68% dice que tiene habilidades de codificación por encima del promedio. Un dato aún más revelador es que el 77% está dispuesto a ser el mentor de un compañero de trabajo mayor que tenga menos experiencia con la tecnología. Sin embargo, casi todos los recién graduados (el 94%) tienen algunas inquietudes sobre el futuro empleo.

  • Solo alrededor de la mitad (el 57%) califica su educación como buena o excelente en cuanto a la preparación para su trayectoria profesional.
  • El 52% confía en que tiene las habilidades técnicas que los empleadores buscan, pero no necesariamente las habilidades no técnicas.

Al mismo tiempo, los profesionales de alto nivel están preocupados de que los superen y de que la mayoría de las funciones de liderazgo en el futuro estén a cargo de los nativos digitales. De acuerdo con una investigación anterior de Dell Technologies, el 87% de los líderes de negocios temen que sus organizaciones tengan dificultades para ofrecer igualdad de oportunidades a distintas generaciones.[1]

Actualmente, con hasta cinco generaciones en el lugar de trabajo, los negocios deben ayudar a los trabajadores a encontrar aspectos en común mientras se esfuerzan por crear una cultura que priorice la tecnología digital. Los equipos multidisciplinarios con habilidades complementarias pueden fomentar el intercambio de conocimientos y un nuevo enfoque para la resolución de problemas. Las pasantías, los programas de rotación y otras oportunidades de desarrollo para el inicio de la trayectoria profesional pueden ayudar a los jóvenes profesionales a adquirir experiencia y a desarrollar habilidades interpersonales en el trabajo. Además, los programas de tutoría inversa pueden mejorar las competencias técnicas en toda la organización con el liderazgo de la generación Z.

“En Draper, prosperamos gracias a la colaboración multidisciplinaria. Es normal que reunamos a expertos militares, científicos espaciales y estudiantes de universidades de la zona para resolver algunos de los desafíos más complejos del mundo”, comentó Mike Crones, director de TI de Draper. “En estas situaciones, el estudiante proporciona una perspectiva única para el desarrollo de soluciones. Muchas de las tecnologías en las que trabajamos son altamente interactivas y la generación Z aporta un enfoque curioso, con el usuario como protagonista; una perspectiva que, de otra forma, quizá no consideraríamos”.

Expertos en tecnología, pero preocupados por sus habilidades interpersonales: el 77% de los miembros de la generación Z desean ofrecer ayuda como mentores técnicos en el trabajo; sin embargo, el 94% se preocupa por contar con las habilidades y la experiencia adecuadas.

El factor humano

Aunque han interactuado con los dispositivos electrónicos prácticamente desde que nacieron y han crecido con los medios sociales, los miembros de la generación Z anhelan una mayor interacción humana en el lugar de trabajo.

  • La comunicación en persona (el 43%) es el método preferido para comunicarse con los compañeros de trabajo, seguido por el teléfono (el 21%), las aplicaciones de mensajería y los mensajes de texto en el último lugar.
  • El 75% espera aprender de sus compañeros u otras personas en el trabajo, no en línea.
  • El 82% dice que los medios sociales pueden ser una herramienta valiosa en el lugar de trabajo.
  • Más de la mitad (el 53%) prefiere ir a un lugar de trabajo en lugar de trabajar desde casa, y el 58% prefiere trabajar como parte de un equipo en vez de hacerlo de manera independiente.

“La buena noticia es que no hemos educado a una generación de robots. Estos jóvenes profesionales son brillantes y curiosos, y están ansiosos por interactuar y aprender de los demás. Crecieron en un entorno educativo de colaboración, con frecuencia dirigido por los estudiantes, y llevan esas mismas expectativas al lugar de trabajo”, dijo Maribel Lopez, asesora estratégica y analista del sector tecnológico en Lopez Research. A pesar de que la comunicación en persona no siempre es posible en el lugar de trabajo moderno actual, las tecnologías permiten que las personas colaboren tanto en el mundo físico como en el virtual”.

Cobb agregó: “En última instancia, aquellas organizaciones que creen una fuerza de trabajo en la que se respalde a todas las generaciones prosperarán en la era de las asociaciones entre humanos y máquinas. Una fuerza de trabajo integrada es una fuerza de trabajo empoderada, una que puede ayudar a las organizaciones a transformar y triunfar en el futuro digital”.

Cinco generaciones en el lugar de trabajo: las empresas deben ayudar a los trabajadores a encontrar aspectos en común.

Recursos adicionales


Acerca del estudio

Dell Technologies encargó este estudio y una firma de investigación independiente lo llevó a cabo. De agosto a septiembre de 2018, Dimensional Research realizó una encuesta en línea a los estudiantes que asistían a la escuela secundaria y niveles superiores en 17 países alrededor del mundo. La encuesta se tradujo a 12 idiomas y más de 12.000 personas de entre 16 y 23 años la completaron. El estudio es uno de los más grandes de su tipo y tiene como fin recopilar datos concretos acerca de las actitudes y las opiniones actuales sobre la tecnología y el lugar de trabajo entre los estudiantes de la generación Z que ingresarán a la fuerza de trabajo en los próximos años.

[1] De cara al 2030, Dell Technologies, enero de 2018

El marketing y los difusos límites de las personas

Las personas se están convirtiendo en marcas y las marcas se están volviendo cada vez más en personas.

Las fronteras entre la tecnología y las personas se están disipando, cambiando la dinámica entre los consumidores y las marcas, no siempre implicando un resultado óptimo. Las reglas no cambiarán mágicamente de un día para otro, pero la manera en que las marcas interactúan con los consumidores continuará evolucionando a grandes pasos.

En un nuevo reporte recientemente publicado, Kantar identifica los 5 principales desafíos digitales que la industria necesita resolver para mejorar su marketing en una era digital “estresada”. Blurring Boundaries explora los cambios que se producen en las relaciones entre las personas y las marcas debido a la tecnología.

Fritz Friedlund, autor del reporte, comentó: “Por Blurring Boundaries entendemos que las personas se están convirtiendo en marcas y éstas -a su vez- en personas. Para que las marcas puedan mantener una relación con sentido con sus consumidores, es necesario desarrollar nuevas estrategias de comunicación con un profundo entendimiento del propósito de la marca, diferenciación y personalidad.”

Algunos de los retos del marketing identificados en este reporte incluyen:

  • La comunicación “always on” (a toda hora): los consumidores pasan en promedio 3.5 horas al día online y en redes sociales – y además 2.7 horas de impacto de medios offline.
  • Crisis de confianza online: el 40% de los consumidores conectados está preocupado por la cantidad de información personal que las compañías disponen sobre ellos.
  • Incremento de los anuncios: entre 2008-2015 la cantidad de marcas que publicitan aumentó un 30%.
  • Crisis de algoritmos: casi tres cuartos de los consumidores online se quejan de ver anuncios repetidos.
  • Proliferación de las redes sociales: más de uno de cada 3 usuarios de social media desconfía de la mayoría de la información publicada.

Estos retos hacen que el marketing digital de hoy sea frustrante para los consumidores y para los marketineros. Blurring Boundaries define los pasos que las marcas necesitan dar para reconsiderar su relación con las personas – lo que la marca representa, cómo se presenta, qué dice, cómo lo dice y cómo se comporta.

Para conocer el reporte Blurring Boundaries completo, ingresa en el siguiente link: https://bit.ly/2RFk4b1

El impacto de la tecnología en el movimiento de la Economía Naranja

Cerca del 12 % de los proyectos de inversión extranjera que el país recibe corresponden a negocios de software y servicios, por lo cual se vuelve foco fundamental la implementación de proyectos que impulsen y potencialicen la tecnología en Colombia.

Bajo todo el concepto que está impulsando el nuevo gobierno frente a una Economía Naranja, la tecnología cumple un papel fundamental en el desarrollo de este modelo económico que se construye con la participación de todos. En esta nueva propuesta se busca adoptar y desarrollar industrias que permitan crear un ecosistema en donde los emprendedores tecnológicos sean los nuevos protagonistas del progreso del país.

Desde la Economía Naranja se busca mejorar las condiciones para la creación de empresas que impulsen áreas como el internet de las cosas, la biotecnología, impresión 3D, la especialización de los servicios empresariales y en la generación de conocimiento e investigación, para posicionar a Colombia como un centro de innovación, generador de empleo y desarrollador de tecnología.

Con la Economía Naranja y la adopción de nuevas tecnologías se abre una gran posibilidad para que el país sea un competidor importante en la creación de desarrollo de aplicaciones a tasas de crecimiento de hasta el  200 % de las cifras actuales. Cerca del 12 % de los proyectos de inversión extranjera que el país recibe corresponden a negocios de software y servicios, por lo cual se vuelve foco fundamental la implementación de proyectos que impulsen y potencialicen la tecnología en Colombia.

“Tecnologías como las del código abierto, se hacen fundamentales para generar un crecimiento de emprendimientos que a su vez generarán más empleos. Las nuevas soluciones que esta tecnología ofrece, permiten que las empresas que las adopten tengan dos beneficios principales: innovación y bajos costos de adquisición para el que emprende y para el que va a usar la tecnología”, afirmó Jaime Bejarano, director estratégico de Red Hat Colombia.

Para esta transformación, la academia tiene un rol primordial, debido a que son las instituciones educativas las que deben tener la capacidad de explotar todo este boom de desarrollo de aplicaciones, soluciones y nuevas tecnologías basadas en economías colaborativas. Se vuelve fundamental capacitar a los jóvenes en tecnologías que son susceptibles a pertenecer a la Economía Naranja, ya que es evidente que para dar apertura a las nuevas generaciones no se puede educar con tecnologías que no son vigentes a nivel  empresarial. En un mundo que exige una transformación digital, se necesitan jóvenes más competitivos a nivel global y con impacto internacional.

De esta misma forma, las empresas deben tener apertura al cambio y a la adopción de estos nuevos modelos en donde la incubación de contenido y desarrollo hagan parte de su realidad.  Hoy en día, encontramos cada vez más empresas que se están sumando a esta nueva economía y aun así, existen industrias que deben dar pasos más acelerados, en ese sentido, para permitirse ser más competitivos.

Abrir los escenarios para que entren jóvenes con esta tecnología disruptiva plantea un nuevo reto. No obstante, empresas que han pertenecido a las 500 más grandes del mundo, según la revista ‘Fortune’, han rotado y muchas han desaparecido para dar cabida a nuevas compañías. Esto plantea una necesidad donde las empresas tradicionales deben ser dinámicas, rápidas y sagaces para adoptar nuevos contenidos y nuevas formas de desarrollar procesos ante el mercado y no desaparecer.

El rápido avance de la tecnología plantea nuevos paradigmas en el que distintas partes deben adaptarse a los desafíos de la cuarta revolución industrial, incluyendo los gobiernos y las industrias. La adopción de nuevas tecnologías como el código abierto ayudan a producir una fuerza laboral que está lista para el futuro y la transformación digital que demanda el mercado.