Cuatro barreras que afrontar en una estrategia OmniCommerce

Estas son las 4 barreras que todo empresario que esté desarrollando un proceso de migración hacia las plataformas digitales deberán tener en cuenta para afrontar una estrategia OmniCommerce. 

En los pasados eventos del eCommerce Summit y el eShow Colombia 2018 que tuvieron lugar en Bogotá, expertos analizaron la posición del eCommerce hoy, y los retos que se deben enfrentar para un futuro mucho más exitoso. Aunque la industria ya ha avanzado significativamente en el desarrollo de un ecosistema eficiente de comercio electrónico, aún falta mucho por trabajar.

El comercio electrónico está llegando nivel en el que la omnicanalidad comienza a pasar de ser una teoría a una realidad. Una experiencia en la que convergen simultáneamente diferentes canales como las tiendas físicas, las plataformas de eCommerce, el marketplace y los aplicativos móviles. Son lugares comunes desde los cuales el consumidor puede consultar información y adquirir todo tipo de productos. Aunque puede ser una transición que en un principio puede ser un poco traumática, al final del ejercicio los resultados serán más que satisfactorios.

“En una dinámica comercial en constante evolución es importante contemplar y desarrollar una estrategia que permita el desarrollo de plataformas de eCommerce desde las cuales los clientes pueden adquirir productos de forma eficiente y segura. Para esto, todos los empresarios deberán buscar alternativas que permitan escalar el negocio y aumentar su rentabilidad” afirma Diego Reinoso, fundador de TotalCode.

Frente este gran reto, es importante que todos los empresarios que están desarrollando un proceso de migración hacia las plataformas digitales deberán tener en cuenta las siguientes pautas. Estos son los pilares sobre los que se construye una estrategia de eCommerce que responda a las necesidades de sus clientes.

  1. 1. Buscar la ubicuidad. Las empresas muchas veces cuentan con lugares como marketplaces, plataformas de eCommerce y tiendas físicas desde donde se comercializan los productos. El OmniCommerce ayuda a gestionar y centralizar el inventario, los precios, los productos, las imágenes e incluso, tener el control de la distribución en un solo lugar.

    Una gestión que impactará positivamente la rentabilidad del negocio si se tiene en cuenta que permite optimizar el presupuesto, mejora el control de los pedidos, ventas, inventarios y el servicio al cliente. Simplificar la administración y el control de la operación en un solo lugar es un paso trascendental para la escalabilidad del negocio.

  2. 2. Contar con un mix adecuado de canales. La inversión en comercio electrónico y marketing digital requieren de un mayor enfoque y priorización. Algunos expertos coinciden que aunque internet es un medio que permite dar un gran alcance y visibilidad de la marca, lograr conversiones es una acción que requiere más atención y detalle.

    En EE.UU la mayoría de las compras minoristas en la mayorìa de categorías comienzan en línea y terminan cerrándose en tiendas físicas, pues existe una gran influencia digital cuando una marca tiene un eCommerce y tienda física a la vez. Todavía existe la mentalidad de que el futuro está en internet, detrás de una pantalla, pero el consumidor aún busca experiencias y lugares físicos para realizar sus transacciones.

  3. 3. Vencer el factor cultural. La inseguridad transaccional es uno de los factores que inciden en la selección del canal de compra del consumidor. Este es un elemento determinante en la intención de compra de los clientes, quienes al final optan por adquirir productos en tiendas de alto reconocimiento y trayectoria.

    Esto, muy a pesar de que un país como Colombia ya tiene un alto cubrimiento de internet, desde donde los potenciales clientes pueden acceder a información de marcas y portafolios competitivos y con características y precios similares. Este es un llamado a emprendedores quienes deben establecer mejores conexiones de servicio al cliente, seguimiento y estrategia de post-venta.

  4. 4. Entregar experiencias y facilidad. Los empresarios deben partir de la premisa de que los clientes buscan experiencias y soluciones que les permitan comprar con facilidad y simplicidad. Un proceso que continúa con la entrega, seguimiento y servicio postventa los cuales se convierten en diferenciales que permitirán transformar y consolidar negocios con un alto nivel de confianza, personalizados y con un alto respaldo.

    El futuro del OmniCommerce no será uniforme. Aquellas marcas con propuestas de valor sólidas y económicamente convincentes utilizarán el liderazgo y la estrategia centrada al cliente para entregar una experiencia sólida y sin fricción para ampliar su posición competitividad.

TotalCode está rompiendo los límites a través de su modelo SaaS (Software as a Service) desde el que cualquier empresario puede comenzar explorar los beneficios de la herramienta. “Ayudamos a nuestros clientes a tener un pensamiento hacia el Omnicommerce, aunque solo tengan una tienda física o un Marketplace. Con nuestra herramienta pueden optimizar sus procesos hoy, y prepararse para el futuro”, agrega Reinoso.

Contar con el control total del negocio de forma centralizada no debería ser una opción para aquellos empresarios que día a día buscan consolidar su negocio y llevarlo a un nuevo nivel.

La Inteligencia Artificial y el Blockchain impulsarán el marketing omnicanal

Gracias a la optimización de dispositivos móviles, los minoristas están más cerca que nunca de los compradores. La IA ayudará a anticiparse a sus necesidades, incluso antes de que éstas sean totalmente evidentes para el comprador.

Por: Alessander Firmino, director de Criteo para América Latina 

Hasta ahora se ha establecido que los minoristas integren los datos de compra de los consumidores recogidos en todos los canales con el fin de poder ofrecer una experiencia verdaderamente omnicanal, aunque esto en realidad es más fácil de decir que de hacer.

Si bien es cierto que los datos de compras online se han vuelto relativamente fáciles de recopilar y analizar, también es cierto que cada vez que incorporamos un canal nuevo a nuestras digitalizadas vidas, la dificultad crece exponencialmente (imagínese, por ejemplo, relojes inteligentes como iWatch o asistentes de voz como Amazon Alexa y Google Home).

Por otro lado, los datos de compra y el comportamiento del consumidor en las tiendas físicas también se han vuelto mucho más difíciles de rastrear, lo que está llevando a los minoristas a integrar los puntos de venta y los datos de gestión de las relaciones con los clientes con el objetivo de solucionar este desafío.

En este sentido, el Blockchain y la Inteligencia Artificial (IA) se proyectan como alternativas perfectamente diseñadas para potenciar el análisis omnicanal y, a su vez, la participación del cliente.

Inteligencia Artificial

“Acércate más que nunca a tus clientes…tan cerca como para que les digas lo que necesitan antes de que se den cuenta por sí mismos”. Esta cita de Steve Jobs destaca lo que deben esforzarse los minoristas para conseguir el deseado engagement con el cliente.

Gracias a la optimización de dispositivos móviles, los minoristas están más cerca que nunca de los compradores. La IA ayudará a anticiparse a sus necesidades, incluso antes de que éstas sean totalmente evidentes para el comprador. Aunque tomar decisiones basadas en datos no es nada nuevo, los ejecutivos de marketing no están equipados para extraer terabytes de datos a la velocidad y escala necesarias para ofrecer un compromiso hiper personalizado a millones de consumidores al mismo tiempo.

El machine learning, comúnmente conocido como aprendizaje automático, es una categoría de inteligencia artificial que permite actuar sobre los datos a gran velocidad y con precisión, ayudando a resolver este problema. Además, implica sistemas informáticos capaces de aprender y mejorar el rendimiento a través del análisis de datos, sin que haya intervención humana, permitiendo a los especialistas de marketing tener a su disposición datos de gran relevancia para poder personalizar sus estrategias.

Los minoristas ya están utilizando el machine learning para ofrecer publicidad en computadoras y dispositivos móviles. Los algoritmos detrás de estos anuncios aprenden cómo los individuos responden a varias versiones creativas y a los productos destacados. Al considera la selección de productos, imágenes, eslóganes, formato, color y call to action, la tecnología ofrece automáticamente, desde billones de cambios, la variación del anuncio más relevante para un cliente en un momento específico.

Por ejemplo, el machine learning aplica datos para diferenciar entre los artículos que se compran una sola vez, como podría ser un automóvil o un sofá, y los que se adquieren de forma regular, como sería el papel higiénico. Estos datos evitan que los clientes se vean abrumados por anuncios de autos, cuando lo que realmente necesitan es que se les recuerde que se están quedando sin pasta de dientes.

En resumen, la Inteligencia Artificial, especialmente en forma de machine learning, ya está impulsando el compromiso en los canales de los minoristas y las campañas de marketing. En el futuro, las empresas que quieran triunfar necesitarán adoptar la tecnología necesaria o arriesgarse a perder frente a los competidores que la utilizan para estrechar las relaciones con los consumidores.

Alessander Firmino, Director de Criteo para América Latina 

Blockchain

El Blockchain es capaz de registrar los datos intercambiados y hace más fácil la utilización de estos datos abiertos a una escala aún mayor.

Imagina poder fusionar, en tecnología Blockchain, bases de datos privadas de bancos, compañías de tarjetas de crédito y minoristas. Cada consumidor podría autorizar la unión de sus datos a la cadena y controlar quién puede ver esos datos y en qué medida. Los minoristas con acceso autorizado pueden obtener nuevos conocimientos sobre sus clientes Omnicanal y proporcionar los productos más recomendados, todo en tiempo real.

Esta tecnología puede ayudar a los minoristas a conocer mejor a los consumidores. También puede posicionar mejor a los consumidores a la hora de comprar de manera inteligente, conociendo los productos que está viendo y las empresas que lo producen de una manera completamente nueva. Además, el blockchain también mejora la confianza del consumidor y la transparencia de la marca al permitir que los clientes verifiquen el ciclo de vida completo de un producto.

Imagina poder descargar un “historial virtual” de cualquier camisa o par de zapatos. Esto nos daría información para saber dónde se fabricaron, si se devolvieron anteriormente, se almacenaron mal, etc. Blockchain hace posible que cada cambio legítimo en una cadena de suministro, desde un proveedor hasta un fabricante, agregue un registro al “currículum virtual” del artículo.

Esto les da la confianza a los compradores de saber que están comprando artículos de calidad. Para los minoristas que invierten en la calidad de los productos, esto aumenta la credibilidad y acaba con los problemas de falsificación.

Junto a la Inteligencia Artificial, el Blockchain ha llegado para quedarse. Con el surgimiento de nuevos casos de uso de consumidores y empresas, no hay mejor momento que el actual para considerar estas tecnologías y entender no solo hacia dónde se dirigen, sino quizás más importante, el amplio abanico de posibilidades que ofrecen.

Los retos más impactantes que afectan a los retailers

Con la masa crítica de datos relacionados a productos, ofertas y clientes, los retailers atraviesan uno de los retos más grandes de toda la historia: el reto de la gestión de datos.

Contar con una competitividad empresarial, innovación y tener una respuesta ágil en el mercado establece la diferencia. Stibo Systems, líder mundial en soluciones de Gestión de Datos Maestros (Master Data Management – MDM) ha recopilado algunos retos que los retailers deben superar para así entregar mejores experiencias, optimizar los procesos y mejorar la calidad del servicio.

Reducir el Time-to-Market

Reducir el tiempo que tarda la empresa en poner un producto en el mercado es crucial. Al acelerarlo, los retailers pueden obtener beneficios más rápido, aumentar sus márgenes y establecer una ventaja superior continua. Aunque en la actualidad este proceso lleva tiempo y puede ser difícil, a través de la Gestión de Datos la información se gestiona de forma centralizada, sin necesidad de hacerlo manualmente, permitiéndole a las empresas optimizar los procesos con los que nutren sus páginas de eCommerce, aplicaciones móviles, puntos de venta o tiendas, call centers, entre otros canales.

“Este proceso garantiza que todos los canales de venta cuenten con información precisa y de calidad para vender sus productos e interactuar mejor con el cliente, permitiéndole a la organización lanzar mayor cantidad de productos en menor tiempo”, comenta Ernesto Serrano, Director de Stibo Systems para América Latina.

En la actualidad, se estima que solo un 35% de los datos de producto tienen la información adecuada, un gran reto para las empresas del sector retail.

A través de una plataforma de Gestión de Datos Maestros se puede gestionar toda esa información de forma individual y automática, replicándola a los sistemas de consumo, como los canales de venta, mientras se optimizan los procesos de negocio y se potencia el crecimiento de las ventas en los diversos canales.

Preparados para los nuevos canales

“Atravesamos una época de innovación, con un consumidor más informado y conectado que demanda experiencias únicas al interactuar con las marcas. Esto ha creado la necesidad de gestionar la información de una manera más precisa y efectiva, asegurando relevancia y consistencia en contenido sin importar el canal y permitiéndoles a las organizaciones una rápida adaptación a nuevos entornos como pueden ser la realidad virtual y aumentada, el eCommerce y Marketplace o tendencias como popup stores, showrooms y nuevos formatos de tiendas en el mundo físico”, comenta Serrano.

Los retailers que hagan uso eficiente de sus datos, mejorarán su rendimiento, se posicionarán mejor frente a su competencia y optimizarán su relación con proveedores, partners y clientes.

Mejorar las conversiones Up-selling y Cross-selling

Con una visión 360º de la gestión de la información de producto, los retailers tienen la oportunidad de mejorar sus conversiones cross-sell y up-sell, ya que se optimizan los procesos y vínculos entre proveedores, la información del producto y la de los clientes.

La Gestión de Datos Maestros se ha vuelto fundamental para todos aquellos retailers y organizaciones que quieran diferenciarse de su competencia, optimizar su salida al mercado, gestionar la información inteligentemente y agilizar los procesos, entre otras necesidades del negocio.

Los datos son la fuerza que impulsa los negocios.

Para ampliar esta información ingrese aquí

Consumidor digital: retos y oportunidades

El consumidor digital es el tema central de muchas empresas actualmente y precisamente en el marco de la tercera edición del Customer Experience Summit ‘Digital ConXumers’ organizada por la La Asociación Colombiana de Contact Centers & BPO, se destacaron los retos, oportunidades e implicaciones en torno a este “nuevo” panorama.

El surgimiento del consumidor digital ha generado múltiples transformaciones en los ámbitos culturales, sociales, económicos, y es desde el ámbito del consumo donde los 25 expertos nacionales e internacionales invitados a la tercera edición del Customer Experience Summit ‘Digital ConXumers’ discutieron las implicaciones de este nuevo panorama. Si bien es cierto es un gran cambio y un reto que están asumiendo hoy en día las empresas generadoras de productos y especialmente de servicios, también es un campo de muchas oportunidades comerciales y de negocio: la posibilidad de optimizar distintos procesos y de movilizarse en otros entornos, buscando en este caso no solo satisfacer las necesidades de los nuevos customer, sino ofrecerles una experiencia única, diferente y personalizada.

Es allí donde emerge una serie de interrogantes como quiénes son o qué clase de customers existen (cuáles son sus intereses y ambiciones, con qué grupos se identifican, etc.), cómo entender sus preferencias y así mismo cómo satisfacer sus necesidades frente a la búsqueda de una personalización de los productos y servicios que se ofertan. Y es que pareciera que es fácil identificar a los consumidores y clasificarlos dependiendo de su edad y sexo, y la cuestión va mucho más allá.

Así lo señala Benjamín Mojica, director comercial del norte de América Latina de Vocalcom (multinacional francesa especialista en soluciones de interacción onmicanal), en su seminario Employed Engagement “Los desafíos Generacionales para el cuidado del talento y el buen liderazgo”, quien plantea la pregunta de ¿cómo satisfacer las necesidades de los customers teniendo en cuenta las múltiples categorías a las que están integrados? Y es que hay categorías de la A a la Z (millennials, centennials, baby boomers, etc.) y de gustos y estilos de vida (Dinkins: parejas jóvenes sin un matrimonio formal que no tienen intención de tener hijos, Living Apart Together o LAT: una relación formal sin que compartan el mismo domicilio) que hacen más complejas las estrategias de negocio y la forma de mantenerlos fidelizados no solo como clientes sino como parte del talento humano.

Antes de abordar el tema de la generación digital desde dos puntos focales (consumidor y profesional), se tiene en cuenta que una de las características más importantes de la transformación digital es que esta se ha convertido en una herramienta y no en un fin, ya que en palabras de los participantes del panel Transformación y Consumidor Digital Marcelino Herrera (Vicepresidente de Banca Digital de Scotiabank), Edgar Helou (Gerente de Google for Work para Colombia) y Juan Manuel Mogollón (Vicepresidente para América Latina de Bizangi), a través de estas transformaciones –implementación de tendencias tecnológicas– se optimizan diferentes procesos, no sin antes definir a dónde se quiere llegar, cuál es el propósito y cómo se logra una transformación real.

Sin embargo, aclaran los panelistas, el uso de estas tendencias tecnológicas en el campo laboral no significa que ello lleve a reemplazar a los trabajadores –uso de la inteligencia artificial– sino se busca que en las compañías estas personas “cumplan labores más importantes con acceso a soluciones omnicanal” que por consiguiente democratice el conocimiento, empoderando a los colaboradores, es decir, la transformación digital como herramienta que facilite el acceso a nuevas tecnologías omnicanal que permitan el flujo de información en todas las áreas de la compañía, de modo que tanto operarios como ejecutivos pueden estar enterados de todo lo que sucede al interior de la compañía y entorno a esta.

Profesionales y/o customers en el entorno digital

En el marco de estas transformaciones los profesionales también cambian, y es aquí a donde apunta el primer factor: con estas transformaciones surgen nuevos programas académicos, otros se renuevan, pero actualmente son muy pocos los que implementan estrategias no solo para que se adapten fácilmente a los cambios, sino que generen metodologías para que los estudiantes sean capaces de adaptarse a este panorama. En este sentido, Marcelino Herrera señala que es necesario que hoy en día “a los profesionales se les enseñe a desaprender y aprender rápidamente y de forma autónoma” pues el mundo se está renovando cada siete años y hay que estar preparado o saber cómo prepararse para asumir e implementar estas transformaciones.

Asimismo, en la integración de estos profesionales o específicamente de los millennials (1996 en adelante), que nacieron con el “chip” digital, es importante entender las demandas de esta generación, teniendo en cuenta que ellos consideran elementos muy distintos para el desarrollo de su trabajo como: flexibilidad laboral, espacios de esparcimiento, trabajo remoto, capacitación, uso de nuevas tecnologías, y lo más importante la posibilidad de abrir espacios de feedback en el que el profesional sepa cómo mejorar y aprenda de una “persona que no dirija máquinas sino seres humanos”, señala Mojica, que tenga la capacidad de inspirar a sus colaboradores y ofrecerles oportunidades para su crecimiento, y son estos los elementos en los que los empleadores deben concentrarse a la hora de desarrollar espacios productivos y renovados.

Y en el segundo factor, el digital costumer, la clave está en la optimización y que las compañías concentren sus esfuerzos en la experiencia del cliente, una experiencia que demanda cada día ser más personalizada y única. En este sentido, un customer espera no que se le ofrezca un producto o servicio, sino que se le brinden asesoría al respecto, y una asesoría para un individuo no para un comprador más.

De modo que, las compañías deben estar a la vanguardia y ser capaces de realizar procesos de customización masiva (efectuar cambios acordes con las necesidades de sus clientes), pero esto no significa que simplemente haya que “lanzarse a adquirir cualquier tecnología porque está en tendencia”, advierte Juan Manuel Mogollón, sino hay que realizar una evaluación para definir un propósito, ratificando lo que ya se ha mencionado: la transformación digital es un medio para llegar a un fin y, por consiguiente, hay que precisar cómo aplicar estas tendencias de forma adecuada y según las necesidades tanto de las compañías como de los digital customers.

Así es el consumidor digital en Colombia

En todas las compañías de negocio, sea cual sea el sector, es de vital importancia identificar quiénes son sus clientes potenciales y sobre todo, cuáles son las diferentes fases por las que atraviesa hasta el momento de comprar un producto y/o servicio. Durante años, el marketing denominó a estas fases “Momentos de la verdad”, en donde todo esfuerzo y estrategia debía aprovechar al máximo estos espacios con el único fin de obtener mayores y mejores resultados.

Sin embargo, la masificación del acceso a internet desde múltiples medios y dispositivos de comunicación ha cambiado la forma en la que los colombianos consumen productos y servicios de la siguiente manera:

22“El momento cero de la verdad, cuando la persona reconoce la necesidad de comprar un producto y accede a internet para informarse del mismo. El primer momento de la verdad, cuando el cliente evalúa el producto frente a otras alternativas. El segundo momento de la verdad, cuando lo compra y lo usa. Y finalmente el tercer momento de la verdad, cuando el cliente está satisfecho y comparte su experiencia explicó Paula Gaviria VP de activación de marca en Pragma. “Compartir su opinión con otros consumidores y leer sobre sus productos o experiencias de compra, pueden servirle para generarle seguridad en la compra que están próximos a realizar” agregó.

Teniendo en cuenta que los índices de crecimiento en ventas online para 2014 en el país fueron del 30% respecto al año anterior, según datos de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico; mantener una presencia digital trasparente permite dar a conocer la experiencia de compra de los consumidores y la relación que tienen con la marca. Un estudio realizado por Brigth Local2 demostró que actualmente las personas leen más críticas online con un incremento de 2% a 7% respecto al año 2013.

Así es el consumidor digital

Globales y multiculturales: Internet ha permitido que los colombianos rompan todo tipo de barreras multiculturales. Las personas pueden comprar cualquier marca presente en la web desde y hacia cualquier parte del mundo. El consumidor colombiano actual no tiene miedo en navegar, explorar e indagar por horas para apropiarse de la información que encuentra en internet, -sin importar su lugar de procedencia-.

Nómadas: Las personas son omnicanales, consumen todo tipo información desde cualquier dispositivo al mismo tiempo. No están quietas, no se detienen ni en tiempo, ni en lugar. De allí la importancia de captar su atención rápidamente pues la velocidad con la que los usuarios navegan desde sus dispositivos, pocas veces interviene con anuncios que despiertan su interés. Esto se debe en gran parte a la cantidad de información a la que se enfrentan a diario.

3Un estudio de Facebook3 sostiene que “La gente tiene maneras sumamente individualizadas de consumir información, pero especialmente los millennials consumen el contenido hasta dos veces y media más rápido que las personas de 60 años”.

La inmediatez, lo primero: Los consumidores actuales necesitan tener las cosas inmediatamente. Es por esto que en Europa, por ejemplo las principales páginas web cuentan con un servicio al cliente las 24 horas del día. Según Reuven Gorsht tener acceso en tiempo real a la disponibilidad de un producto influye en un 89% de las decisiones de compra.

Comparten experiencias: Este estudio también reveló que el 34% de los consumidores en Estados Unidos han utilizado las redes sociales para expresar sus opiniones sobre una marca, y de estos un 51% esperan influir en otros usuarios. Estas opiniones son de gran valor ya que las marcas deben estar dispuestas a “escuchar” su mercado.

Valor agregado: Investigaciones de Ebiquity4 indica que 9 de cada 10 consumidores aseguran que toda marca debe ser responsable en su relación con la sociedad y el medio ambiente, el estudio revela que el 84% de consumidores decide buscar productos social y medioambientalmente responsables.

Es importante resaltar que cuando una marca decide darle valor a sus clientes online, -sin importar el lugar donde se encuentre o la posición que tenga-, está generando una relación confiable y transparente que implícitamente los convertirá en defensores, multiplicadores y embajadores de la marca a nivel online y offline.