25 mujeres a juntas directivas

En el país, el 17,5% de los puestos en juntas directivas son ocupados por ellas, sin embargo la homosociabilidad, uno de los obstáculos que hay que atacar.

25 mujeres del primer, segundo y tercer nivel de las organizaciones de las que forman parte inician una capacitación para apuntalar habilidades que las lleven a integrar juntas directivas.

Se trata del escenario dispuesto por varias organizaciones aliadas, que tendrá lugar en el CESA -Colegio de Estudios Superiores de Administración-, y que reconoce no solo el talento de las mujeres para llegar a posiciones de liderazgo, ganado a pulso durante los últimos años, sino la pertinencia de su participación en el primer órgano de gobierno de la empresa.

Es así como los días 1 y 2 de marzo, y 15 y 16 del mismo mes, este grupo de mujeres, de organizaciones pertenecientes a distintos  sectores, se formará en tres áreas esenciales para integrar estos cuerpos de gobierno: liderazgo, liderazgo femenino y gobierno corporativo.

Y es que lo que han arrojado las investigaciones del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo (CEGC) del CESA, líder en el país en el tema, es que por múltiples factores las mujeres encuentran dificultades para llegar a las juntas directivas y a sus posiciones de liderazgo. Uno de ellos es la homosociabilidad, caracterizada por el dominio de un género en determinados espacios, lo cual hace complejo la conquista del mismo por el género opuesto, tornando la situación en un hecho habitual o común, y por ende aceptado. “Se produce y reproduce una cultura solo masculina, donde hasta las bromas o comentarios que trascienden son la regla entre los hombres, lo que inclina la composición de estos órganos de gobierno hacia un mismo género”, explica Alexander Guzmán, docente investigador del CESA y uno de los miembros fundadores del Instituto Colombiano de Gobierno Corporativo (ICGC).

En el mundo, solo el 12% de los miembros de junta directiva son mujeres, pese a que estudios han arrojado beneficios de mayor productividad de compañías con mujeres en posiciones de liderazgo.

Las investigaciones del CEGC dan cuenta que dentro de las empresas del país, el 17,5 % de los puestos en junta directiva son ocupados por mujeres. Aunque está por encima del porcentaje mundial, en la mayoría de las juntas de estas empresas en Colombia, esa presencia está jalonada por un parentesco o vínculo con la familia empresaria o fundadora. En otras palabras, para la mujer que no tiene dichos vínculos le es muy difícil llegar, muy a pesar de la buena formación que pueda tener (el llamado techo de cristal).

Si bien está claro que no es el género sino el talento el determinante para ocupar un cargo, este último se relaciona no solo con la capacidad de estudiar y prepararse, sino también con la experiencia y trayectoria en posiciones específicas. Por tanto, “si logramos que las mujeres tengan experiencia en juntas directivas, promoveremos una mayor acumulación de capital humano para que ellas se desempeñen cada vez más en estos escenarios en el futuro”, subraya María Andrea Trujillo, directora de investigación del CESA, e igualmente miembro fundador del ICGC.

El diseño del programa está encabezado por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo y el Centro de Liderazgo del CESA; y está apoyado por entidades aliadas como el ICGC, la ANDI, Aequales, y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, IFC.

Tras la capacitación de estas 25 mujeres (VP o gerentes de departamentos, bilingües y con nivel de funciones extremadamente importantes), empresas pueden contar con el concurso de ellas o bien para que sean miembros de sus juntas directivas, o bien para que funjan como asesoras externas de este órgano de gobierno.

El capítulo liderazgo femenino estará a cargo de Aequales, organización que desde hace tres años realiza el único ranking de equidad de género de las empresas en el país.

Liderazgo estará a cargo del economista Daniel López, consultor en liderazgo y estrategia vinculado al Centro de Liderazgo del CESA; y gobierno corporativo, a cargo de los profesores investigadores del CESA Alexander Guzmán Vásquez y María Andrea Trujillo, y Francisco Prada, Oficial de Gobierno Corporativo para América Latina y el Caribe, de IFC, Grupo Banco Mundial.

Dado que las mujeres capacitadas hacen parte de empresas de diversos sectores y se desempeñan en múltiples áreas, las organizaciones interesadas en vincularlas a sus juntas tendrán un muy importante abanico de opciones de perfil, para que los aportes de ellas generen valor. Además, durante dos años luego de esta formación, las mujeres contarán con el apoyo del Instituto Colombiano de Gobierno Corporativo. Su directora, Catalina Zea, hará seguimiento personalmente al desempeño de las mujeres en sus posiciones, y generará espacios de fortalecimiento de capacidades y habilidades blandas, con el acompañamiento de las entidades aliadas.

Unísono, una empresa donde lideran las mujeres

Seis de los siete cargos del Comité de Dirección están ocupados por mujeres: la dirección general, finanzas, recursos humanos, marketing y operaciones.

La inclusión por parte del gobierno dentro del plan nacional de desarrollo (PND) del capítulo Pacto por la Equidad de las Mujeres y el fortalecimiento de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer (CPEM), fue resaltado por Fernando Rodríguez, gerente de Unísono Colombia como algo positivo en la lucha por la equidad de género.

El ejecutivo afirmó que son los hechos los que cambian la realidad, por lo cual es necesario que el trabajo para lograr la equidad se dé sin pausa desde todos los sectores en una época en la que se hace cada vez más necesario un cambio que es ineludible.

Con presencia en España, Reino Unido, Colombia y Chile, Unísono, compañía multinacional española enfocada en la mejora de la experiencia de clientes por medio de contact center multicanal (BPS) y consultoría, es un ejemplo de dicho cambio y una evidencia de que la equidad laboral de la mujer es una buena decisión en las organizaciones cuando se trata de alcanzar una administración eficiente y resultados positivos.

Con presencia en España, Reino Unido, Colombia y Chile, de sus 6.800 empleados a nivel global, el 70% de la plantilla total son mujeres.

Seis de los siete cargos del comité de dirección de Grupo Unísono están ocupados por mujeres: la Presidencia, la Dirección General, Finanzas, Recursos Humanos, Marketing y Operaciones. Solo la posición de CIO está en cabeza de un hombre. De sus 6.800 empleados a nivel global, el 70% de la plantilla total son mujeres. En Colombia, las posiciones directivas están divididas en partes iguales y las mujeres representan el 58% de los cerca de 1200 colaboradores.

“Para tener equidad debe haber imparcialidad en el trato y en las oportunidades para mujeres y hombres conforme a sus necesidades y nos aseguramos que así sea y haga parte de la realidad de la empresa” puntualizó Rodríguez.

Unísono tuvo una facturación de global de 125 MM de Euros en 2018 y para María Del Pino Velázquez, presidente del Grupo Unísono, el reto para la compañía en 2019 es “Transformar digitalmente e innovar en las operaciones de nuestros clientes consiguiendo mejorar la satisfacción de los clientes finales, mejorar la eficiencia operativa y alcanzar nuevos ingresos en los contactos con los clientes.”

La compañía presentó en Colombia un crecimiento a doble dígito, lo cual es coherente con el crecimiento del sector, que según datos de la Asociación Colombiana de Contact Center y BPO, en el país alcanzó un valor de COP 8.730 mil millones (USD 2.969 millones) en 2017, tras un crecimiento acumulado de 11,5% desde 2013 con un incremento del 8,9% en el último año.

En Colombia, las posiciones directivas están divididas en partes iguales y las mujeres representan el 58% de los cerca de 1200 colaboradores.