Los Millennials van menos veces a comprar, gastan más en cada visita y lo hacen en menor tiempo

Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones sobre las compras reales de los hogares, presentó su Consumer Insight realizado entre enero y septiembre de 2016, el cual revela que los hogares Millennials – personas nacidas entre los años 1981 y 2000- tienen hábitos de consumo diferentes debido a factores como el tiempo y la conectividad.

Andres Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel, señaló la importancia de “estar más cerca de estas nuevas generaciones”, al tiempo que explicó que los Millennials se caracterizan porque “van menos veces a comprar pero gastan en promedio mil pesos más en cada visita al canal”. Según Simon, “mientras que la generación de los Baby Boomers – nacidos entre los años 1946 y 1964 – visitan los canales 20 veces más al año que los Millennials quienes tienen preferencia por gastar más en canales de cercanía como minimercados y canales independientes”.

La escasez de tiempo hace que la nueva generación busque optimizarlo al máximo, por lo que hace compras más grandes pero con menos frecuencia. Otra diferencia entre los Millennials y los Baby Boomers es que mientras que los primeros gastan más en productos de belleza, los segundos lo hacen en artículos de cuidado de la salud, apuntándole además al concepto de bienestar.

Andres Simon también apunta que la forma de llegarle a los nacidos en las últimas décadas del milenio radica en fortalecer el posicionamiento y valor de las marcas.

La conectividad y las redes sociales son otras de las características de los Millennials. Ellos pasan buena parte de su tiempo consultando sus laptops y celulares, a diferencia de los Baby Boomers entre los que aún existe un 15% que no se ha conectado a Internet y un 50% que no accede todavía a redes sociales.

Los hogares y las regiones

Uno de los datos más destacables del Consumer Insight es que los hogares colombianos tuvieron un incremento del gasto del 8%. “La gente va menos veces a comprar pero cuando va gasta más. Lo cierto es que no lo hace llevando más unidades sino las mismas que antes o en algunos casos hasta menos como los estratos bajos 1 y 2”, explica Andres Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Esto ha hecho que el hogar priorice el gasto, pero también que tenga falta de confianza, enmarcada además por temas como la inflación y el cambio del dólar -ambos factores relevantes a la hora de las compras-; y el fenómeno del niño que afectó a productos de alimentación.

“Si la billetera no le rinde tanto como antes en el punto de venta, usted prioriza los productos pero además siente desconfianza”, indicó Simon.

En las regiones, las diferencias también son marcadas. En el Atlántico, debido al incremento de los precios están consumiendo cada vez menos unidades pero gastando lo mismo.

“Lo que revela el estudio es que hay dos Colombias. En Bogotá, Medellín, Centro y Oriente se gasta más porque los precios son más altos que en Atlántico y Pacífico, donde el gasto es menos”, apuntó Simon.

Los gastos más altos fueron los de la región Oriente con $2.616.784 y el de Bogotá con $2.502.606; versus los de la región Pacífico de $2.048.110 y la del Atlántico de $2.018.423. El gasto en cada visita al canal de estas dos últimas regiones fue de $12.904 y $13.980, respectivamente, mientras que el de Bogotá fue de $15.049.

Los hogares se ven enfrentados a una realidad económica más difícil que la del año pasado, lo que ha favorecido a canales de descuento como D1, Ara y Justo & Bueno quienes llegaron al  mes de septiembre al 67% de los hogares en el país, siendo una opción de compra en varias categorías generando que el hogar incluya en su repertorio de canales un nuevo viaje a estos canales de descuento.

“Lo que está sucediendo es que los canales de descuento no solo están captando nuevos clientes sino que los fideliza”, apunta Andrés Simon. En los últimos 2 años el 80% de hogares en Colombia ha comprado en alguno de los almacenes de descuento y un 83% de esos hogares que ya visitó el canal repite su compra y se fideliza.

Esta realidad amenaza sin duda a las grandes cadenas que buscan captar a los consumidores a través de promociones, un mejor surtido y sumado a servicios como el domicilio, que no prestan las tiendas de descuento, son las herramientas de los canales tradicionales para afrontar la expansión de los almacenes de descuento”, puntualizó Andres Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Hogares colombianos planean más y buscan nuevas alternativas para ahorrar

Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones sobre las compras reales de los hogares, analizó el comportamiento de consumo de los colombianos entre octubre de 2015 y septiembre de 2016, en donde se evidenciaron las tácticas que estos están implementando en el cuidado de su presupuesto familiar al momento de abastecerse de los productos básicos.

El dinamismo ha sido la clave de las amas de casa, ante un escenario macroeconómico incierto, marcado recientemente por factores como la inflación y la subida del dólar, entre otros, sumado al nerviosismo ante lo que está por venir con, por ejemplo, el anuncio de una reforma tributaria de la que aún no se conocen sus alcances.

“Ante este tipo de fenómenos los hogares tienden a cuidar mucho más su presupuesto”, explicó Felipe Londoño, Account Manager de Kantar Worldpanel, quien además señaló que la búsqueda de nuevas alternativas respecto a los lugares de compras, junto a una mayor planeación, han sido las actividades más destacadas devenidas de ese dinamismo.

¿Qué está cambiando en el comportamiento de consumo de los hogares?

En los últimos 12 meses, las familias colombianos visitaron en promedio 15 escenarios diferentes para hacer sus compras, mientras que cuatro años atrás, en 2012, el número de lugares visitados fue tan solo de 12.

Londoño apunta que este fenómeno se da gracias a las nuevas alternativas que los consumidores están encontrando en el mercado y que hacen que, en la actualidad, el 59% de los hogares haya realizado al menos una compra en sitios que hace tres o cuatro años no existían, o no habían tomado la fuerza con la que cuentan ahora.

Los minimercados, las grandes cadenas y los supermecados regionales, en ese orden, han sido los más afectados por el crecimiento de 124% que han tenido esos nuevos canales de compra, conocidos como de descuento, en lo corrido del año y que han ido sustituyendo esos otros espacios. Entre los compradores de los lugares que se están robando el protagonismo están quienes el año anterior los usaron por primera vez y ahora incrementaron sus compras allí pero también están esos hogares que, pese a adquirir productos en los canales tradicionales, ahora también lo hacen en los nuevos.

“Lo anterior se deriva del hecho de que en las tiendas de descuento, los compradores gastan en promedio $16.700 por visita, llevando 7,4 artículos, frente a un desembolso promedio en minimercados de $18.600 por 8,3 artículos, $29.700 en cadenas por 8,7 artículos y $21.700 en cadenas regionales por 8,3 artículos”, explicó Londoño.

De otro lado, también se evidenció que las compras de reposición, es decir las que hacen los hogares para abastecerse de productos que se terminaron (entre seis  y nueve  categorías, con un gasto por transacción relativamente alto), crecieron un 18% y las de despensa, el mercado grande del hogar, un 19%. Esto, comparado con el descenso en el último año de las compras rápidas y de proximidad, caracterizadas ambas por un bajo costo de la transacción, demuestra una mayor planificación de compra por cuenta de las amas de casa.

Las características de esos hogares que tienden a planear más sus compras, según Kantar Worldpanel son aquellos con mayor crecimiento de las compras de reposición y se trata de estratos 4 al 6, conformados por entre una y dos personas, con amas de casa entre los 35 y los 49 años de edad.

Por otro lado, los hogares con mayor evolución de la compra de despensa son los pertenecientes principalmente al estrato 2, conformados por una o dos personas. Seguidos por familias constituidas de 3 a 4 personas, con amas de casa menores de 34 años.

“Los retos derivados de un entorno macroeconómico cambiante, representan a su vez oportunidades para encontrar nuevas alternativas de crecimiento para el comercio, siempre que se tengan en cuenta las características y necesidades de los hogares colombianos, cada vez más preocupados por racionalizar su gasto y repartirlo de la forma más eficiente para así cuidar su presupuesto”, concluyó Felipe Londoño.

¿Cómo están consumiendo los hogares en las diferentes regiones del país?

Colombia es un país que se caracteriza por su diversidad geográfica, climática y cultural, lo que impacta directamente el consumo. Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones sobre las compras reales de los hogares, realiza un análisis sobre los diferentes comportamientos que están teniendo los colombianos a la hora de comprar, adquirir y consumir.

El periodo analizado fue entre julio de 2015 a junio de 2016, en donde el nivel socio económico de las zonas, sumado al clima y la composición de los hogares, entre otros, son factores a tener en cuenta a la hora de evaluar la forma en la que los consumidores están tomando sus decisiones.

“Hemos evidenciado que no solo la demografía y geografía de Colombia afecta el consumo en las regiones, sino que además sus comportamientos de gasto y compra están cambiando por factores como: son más pequeños los hogares en donde el promedio de personas ha disminuido; las amas de casa son cada vez más adultas; hay  una mayor oferta de tiendas de descuento; y las diferentes coyunturas económicas y políticas por las que está atravesando el país”, expresó Jaime García, Director Comercial de Kantar Worldpanel.

¿Cómo está el consumo por categorías y regiones?

Uno de los grandes hallazgos a nivel nacional es que el consumo está afectado por la frecuencia, ya que esta disminuyó en un -5.3%, en donde los hogares están adquiriendo más unidades en cada visita a los canales, incluso a los tradicionales, lo que hace que sus compras sean más espaciadas y haya una caída del mercado en volumen.

Asimismo, la alta inflación por la que está atravesando el país, ha hecho que se afecte el consumo en todas las regiones exceptuando Centro que comprende el Eje Cafetero, Manizales, Pereira, Armenia, Ibagué y Neiva.

bebidasBebidas: estas tuvieron una variación en gasto del +2.0% y un decrecimiento en el volumen -2.2%, ya que el desabastecimiento de leche por el Fenómeno del Niño repercutió en casi todas las regiones menos en el Centro, en donde el consumo de este impactó en un 3,5% al crecimiento de las bebidas en centro.

En cuanto al gasto de las bebidas, todas las regiones presentaron aumentos, exceptuando Atlántico, sin embargo, Centro fue la zona que más se vio afectada al presentar un incremento del 8,5%.

alimentosAlimentos: los precios al consumidor acumularon un alza de un 5,65 % entre enero y julio, en comparación con un 3,52 % del mismo periodo del 2015. Estas categorías presentaron una variación en el gasto del +7.6% y un decrecimiento en volumen del -2.8%.

El pan artesanal es el producto que más ha disminuido en consumo en todas las regiones, exceptuando Medellín. En cuanto al gasto, el arroz tuvo incremento en todo el país, siendo el Pacífico (Cali, Yumbo, Palmira, resto Popayán y Pasto) la zona en donde más crece.

aseo_personalAseo personal: pese al aumento de los precios, los hogares en Colombia no redujeron la compra de este tipo de artículos. Sin embargo, y obedeciendo a esa diferenciación entre zonas, sí cabe resaltar que la región Centro presenta nuevamente un comportamiento distinto al de las demás.

La variación de volumen para este tipo de consumo fue de +9,5% en esta región, mientras que en Bogotá, Medellín, Atlántico, Pacífico y Oriente, no superó el 3,1%.

El jabón de tocador es el producto que aumentó en consumo en todas las regiones exceptuando Pacífico y Medellín en donde contribuyó en -1.8% al decrecimiento de la región. En cuanto a gasto, el shampoo tuvo un incremento en Bogotá, Pacífico y Centro.

Por otro lado, en cuidado personal a pesar de que esta categoría tuvo un decrecimiento en volumen, se valorizó principalmente por las regiones de Oriente, Medellín y Bogotá.

Los cambios en el consumo no son solo de ahora. En el caso de los productos de aseo de hogar se evidencia, por ejemplo, cómo se ha cambiado del jabón en barra al de en polvo y ahora el tránsito es al jabón líquido, dinamizando la importancia de los detergentes líquidos, valorizando la canasta.

En Bogotá la variación de volumen de los productos del aseo del hogar fue de +7,8%, al tiempo que en la región del Oriente la variación de volumen de los productos del aseo del hogar fue de -0,5%.

En el Atlántico están cambiando sus prácticas

En esta zona del país la participación del canal tradicional cobra gran importancia, con un 42%, llega casi a la mitad del gasto. Allí los atlanticenses dejaron de utilizar el fin de semana para hacer las compras y en su reemplazo ahora lo hacen los días jueves y sábado.

Desde el año 2013, Surtimax y su alianza con los tenderos influyó en el cambio de esta tendencia mediante la estrategia de los “Jueves de mil”.

En busca de la economía

Cada vez son más los colombianos que tratan de encontrar los mejores precios y ofertas a la hora de comprar. Uno de cada dos hogares compra en tiendas de descuento, y de ellos el 20% son más intensos en sus compras en tiendas como D1 -que ya cuenta con 430 tiendas en el país-, Justo y Bueno -140 tiendas- y Ara -162 tiendas-, además es muy probable que esta cifra siga en aumento.

Año a año, este tipo de comercio ha ido doblando su penetración en las regiones. En Bogotá, pasó de un 30% en junio de 2015 a un 62% en junio de este año. En el caso del Atlántico, por ejemplo, en junio de 2015 estas superficies no estaban allí pero este año ya tienen un 21% de penetración.

Los más intensos compradores de estos comercios se concentran en Bogotá, con un 48%; en Medellín, con un 32% y en Centro, con un 13%.

Por último, Jaime García, Director Comercial de Kantar Wordlpanel expresa “las empresas sin importar su tamaño, deben adaptar sus estrategias a las diferentes características y comportamientos de consumo de cada región. Un claro ejemplo de esto, es la labor que están desarrollando los canales de descuento, quienes están incursionando con diferentes productos, buscando satisfacer esos gustos y necesidades específicos de cada zona del país. El llamado es entonces a que sean camaleónicas, para lograr adaptarse y tener resultados exitosos en un país donde la diversidad es la que manda parada”.  

Colombia: el país más conectado en Latinoamérica. Gran oportunidad para aumentar el consumo online

Kantar Worldpanel presenta su estudio de E-commerce que reúne las tendencias y opiniones de más de 10.000 consumidores en las 10 principales ciudades de Latinoamérica respecto al canal que más crece en el mundo. Para el sector de consumo masivo- si bien en Europa y Asia son los más desarrollados, en América Latina es un canal apenas emergente con un 0.2%, de participación con grandes oportunidades de crecimiento.

“Las barreras que enfrenta el E-commerce en la región tienen que ver con las costumbres de los compradores latinos, pues el 73% de los que no compran en Internet prefieren ver el producto antes de comprarlo, además el desconocimiento genera desconfianza, pues la segunda razón por la que no compran algún producto o servicio en la red, es porque temen proporcionar datos personales o financieros (39%)”, expresó Felipe Londoño, Gerente de Cuentas de Kantar Wolrdpanel.

Colombia: un mercado con alto potencial de crecimiento

De acuerdo con el estudio “E-commerce de Kantar Worldpanel”, el 69% de los colombianos tienen acceso a internet y es el país que lidera la región, pero solo el 0,1% realiza compras online. La clave para atraer consumidores hacia este canal que actualmente tiene un 3% de penetración en Colombia y una frecuencia de compra promedio de 3 veces en el año, es trabajar en la disponibilidad, facilitar el acceso, la adaptación al shopper, y entender el estilo de vida.

“Las bajas cifras de compras online en Colombia, más que una amenaza, son una gran oportunidad. Por lo que aumentar la conectividad es clave y los dispositivos móviles sumados a redes wifi gratuitas se convierten en aliados del comercio de consumo en el país. En especial si tenemos en cuenta que son las nuevas generaciones las que consideran el ambiente digital como algo natural y también son los que hacen más compras online”, comentó Felipe Londoño, Gerente de Cuentas de Kantar Worldpanel.

Los más y menos comprados en Colombia

Los productos que más adquieren los colombianos online son ropa y calzado, vacaciones y juguetes. Los que menos son los alimentos y productos frescos, esto se debe a que los consumidores están acostumbrados a ver, tocar y oler lo que desean adquirir, sobre todo en productos de consumo diario.

compras_online

El 76% de los Millennials, las personas de hasta 34 años, afirman que prefiere ver antes de comprar los alimentos; el 44% de la población de la Generación X, entre los 35 y los 49 años, siente desconfianza al ingresar los datos por internet y el 47% de los Baby Boomers, los mayores de 50 años, no sabe o no tiene ningún tipo de acceso a internet.

Felipe Londoño, menciona que: “existe un amplio espacio para extender el volumen de compras en el canal online, las principales barreras que se deben derribar en el mercado de la región y el local son la generación de confianza por parte de los consumidores y las plataformas, lo cual se logra con una inversión importante por parte de los retailers y fabricantes”.

¿Cómo atraer a los colombianos para comprar por internet?

De acuerdo con el estudio, Kantar Worldpanel, sugiere las siguientes alternativas para incrementar las ventas de consumo masivo online, destacando las promociones exclusivas online y aumentar la velocidad de entrega de los productos.

Otros aspectos a tener en cuenta son: mejorar en la calidad de los producto (18%), aumentar el cuidado en la cadena de frío (11%), tener productos completos en el pedido (10%), hacer que los sitios sean más amigables (8%), contar con productos o marcas exclusivas online (8%) y avisar faltantes a los pedidos (4%).

Uno de los aspectos más motivantes para incrementar las compras de productos de consumo masivo, son las filas en los puntos de venta. “Los clientes quieren evitar las filas y por internet estas nunca existirán. Los canales deben reforzar este concepto que reduce costos, ahorra tiempo y mejora la percepción de la calidad de los establecimientos sean estos en línea o físicos”, confirma Felipe Londoño.

Entregar información del producto también se convierte en un factor clave para aumentar las ventas por internet. De acuerdo con los mismos compradores online, 48% de ellos indica tener toda la descripción del producto, 46% puede comparar precios, 40% obtiene mejores precios online que offline, 37%, compara diferentes opciones de un producto y 36% encuentra más promociones de su interés en el canal online.

“La información de los productos, es decir, el precio, las porciones, el peso, el color, así como las dimensiones, los ingredientes, entre otras variables, debe ser muy completa para que los clientes se sientan atraídos tanto por los productos como por los sitios en línea. Si falta una de estas descripciones, el cliente se sentirá insatisfecho o desconfiado y buscará otra opción”, asegura Londoño.

Por último, Londoño sugiere que las empresas colombianas sin importar su tamaño aprovechen el liderazgo en conectividad de Colombia y mejoren su oferta y visibilidad online. “Es importante que las industrias de consumo masivo en Colombia aprovechen que estamos tan bien conectados para aumentar las compras online y adapten los portales de venta a los teléfonos inteligentes para facilitarle a los consumidores sus compras y que las hagan en cualquier momento y lugar, de forma rápida y con formas de pago seguras. Estas son las claves para entrar con firmeza y determinación en la onda del e-commerce”, concluye Felipe Londoño, Gerente de Cuentas de Kantar Wolrdpanel.

El estudio:

Kantar Worldpanel, lanza su estudio “Consumer Watch 2016 E-commerce” en el que fueron consultadas 10.000 personas en las 10 principales ciudades de Latinoamérica de países como Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela, México, CAM y Ecuador, para conocer la interacción con el canal del futuro: e-commerce.

Marcas colombianas siguen siendo las preferidas entre los hogares del país, según Brand Footprint

Kantar Worldpanel lanza por cuarto año consecutivo el ranking de marcas de consumo más elegidas a nivel mundial así como el Ranking de Colombia que proporciona  información sobre el comportamiento real del consumidor en lugar de su actitud.  El estudio usa una métrica exclusiva- Consumer Reach Points (CRP) – para descubrir cuántas veces una marca fue elegida por los consumidores en el transcurso de un año donde se combina el universo de hogares del país, la penetración de la marca y la frecuencia con la que es comprada.

Tanto en el mundo como en Latinoamérica y en Colombia, las marcas locales siguen dominando el mercado: mientras que el valor total de consumo masivo en Latinoamérica creció 1.4 por ciento en 2015, las marcas locales crecieron 3.3%. En comparación, las marcas globales se mantuvieron sin crecimiento (-0.1 %).

Las marcas locales son especialmente dominantes en Latinoamérica, sobre todo en Colombia y Centroamérica donde éstas localmente comprenden el 62% y 58% de las decisiones de los compradores.

Marcas Locales vs Globales en Latinoamérica

marcas

Las marcas más consumidas en Colombia

Por cuarto año las marcas de lácteos en Colombia son las que lideran el ranking, este año la marca Colanta logró aumentar su frecuencia de compra, con lo cual obtiene el primer puesto .En segundo lugar, se ubicó Alquería, y en quinto lugar la marca Alpina.

Según Andres Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel “Tres marcas de lácteos están en el Top 10, lo cual responde al gran número de hogares en Colombia que consumen lácteos con una alta frecuencia de compra, particularmente de leche fluida. Asimismo, es una categoría en donde algunos fabricantes han logrado crecer por medio de nuevos lanzamientos y por el desarrollo de nuevas ocasiones de consumo”.

En tercer lugar, por tercer año consecutivo, está la marca Coca-Cola, quien es la #1 en el ranking Latam; esta marca sigue sumando hogares a su base de consumidores, ganando 3.6 puntos de penetración en un año en Latinoamérica y 1.3 puntos en Colombia, aumentando también su frecuencia de compra de 20 a 21,6 en un año.

Por otro lado, marcas de alimentos como Arroz Diana, quien se mantiene en el puesto # 4 aumentó un 3,9 su base de hogares por presentar innovaciones con este producto básico del menú colombiano,  la marca Maggi, en el puesto # 8 logró aumentar su frecuencia de compra y Fruco que ocupa el puesto # 9 amplió su base de hogares compradores.

Marcas de aseo personal y cuidado personal, también están presentes en el Top 10 de marcas más elegidas por los hogares colombianos. Familia, una marca local, se ubicó en el puesto # 6,  llegando al 91% de hogares en Colombia y Colgate, ubicada en el puesto # 7, llega al 97% de los hogares y es comprado diez  veces durante el año.

A continuación el Top 10 de las marcas más elegidas en Colombia:

top_marcas

Marcas locales vs globales.

En el mundo el gasto en marcas locales ha aumentado un 6.2%. Los jugadores locales crecieron $41 mil millones en 2015, superando a las marcas globales y en Colombia no es la excepción pues, 15 marcas dentro del Top 20 son locales y en promedio logran llegar al 72% de los hogares colombianos, siendo compradas cada 23 días.

Aquí encontramos dentro del Top 20 de marcas más elegidas ejemplos como: Colanta, Alquería, Arroz Diana, Familia, Fruco, Suntea, Saltín Noel, Doria, Roa, Coolechera, Postobon, Aromatel, Zenú y Colcafé. Según el Country Manager de Kantar Worldpanel, la única firma que realiza más de 200 mil visitas en los 4.127 hogares que visitan al año, afirma que Es interesante ver que no solo en Colombia hemos visto este crecimiento de marcas locales. Esto es una tendencia que hemos encontrado en la mayoría de los países del mundo donde realizamos esta medición, lo cual demuestra que a pesar de vivir en un mundo cada vez más globalizado, no se puede dejar de entender al shopper local y accionar sobre una realidad particular.

Finalmente, este ranking de marcas más  elegidas por los hogares,  permite a los fabricantes de  consumo masivo medir sus ventas y el volumen de sus categorías a nivel global, pues las marcas tienen que expandir su base de consumidores y fortalecer su lealtad para crecer: el indicador de Consumer Reach Points les ayuda a medir cómo lo están haciendo o identificar áreas de oportunidad, pues es indispensable que las empresas tomen acciones para aumentar la penetración, que logren que los hogares las prefieran con mayor frecuencia y hagan un seguimiento continuo de los shoppers  buscando adaptarse a sus necesidades y seducirlos con sus mensajes y comunicación.

Para acceder a los rankings por sectores globales, regionales y locales, por favor visita la página www.brandfootprint-ranking.com o www.kantarworldpanel.com/co

Metodología de Brand Footprint

El estudio de Brand Footprint de Kantar Worldpanel se basa en el análisis del universo, multiplicado, por la frecuencia de compra y la penetración de una marca, durante un año completo, dando como resultado el indicador de Consumer Reach Points (puntos de contacto), esto marca la diferencia con otros rankings de marca al proporcionar información sobre el comportamiento real del consumidor en lugar de actitud. El ranking completo analiza 15.000 marcas, 200 categorías de consumo masivo,  y 3 mil millones de decisiones de compra.

Kantar Worldpanel monitorea 200 categorías de FMCG alrededor del mundo a través de los sectores de bebidas, alimentos, salud y belleza, cuidado del hogar, bebidas alcohólicas, productos de confitería y pañales.

Marca #1 en los países de la región:

america_latina