Estudio sobre la generación Z revela: no hemos educado a una generación de robots

Los miembros de la generación Z son expertos en tecnología, pero se preocupan de no tener las habilidades interpersonales necesarias y anhelan tener más interacción humana. Aun así, los profesionales con más experiencia temen que los nativos digitales los desplacen.

La generación Z está llegando a la fuerza de trabajo y trae con ella una mentalidad que da prioridad a la tecnología y que impulsará los negocios aún más hacia la era digital, además de profundizar la división entre cinco generaciones en el lugar de trabajo. Según una investigación global dirigida por Dell Technologies, los miembros de la generación posmilenio, nacidos después de 1996 y conocidos como la generación Z, tienen una comprensión profunda y universal de la tecnología y su potencial para transformar la forma en la que trabajamos y vivimos.

“Es prácticamente un hecho que estos nativos digitales tienen habilidades avanzadas de tecnología y ciencia de datos, pero lo que es sorprendente es el nivel de madurez digital que aportan al lugar de trabajo”, dijo Jenn Saavedra, vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos en Dell Technologies. Ven la tecnología no solo como una herramienta para permitir el progreso humano, sino también como un medio para nivelar el campo de juego. Eso es algo increíblemente visionario”.

La encuesta se realizó a más de 12.000 estudiantes de secundaria y universitarios en 17 países y revela la perspectiva de la generación más joven sobre la tecnología y los futuros empleos. En especial:

  • El 98% ha usado la tecnología como parte de su educación formal.
  • El 91% dice que la tecnología que ofrece un empleador sería un factor determinante para elegir entre ofertas de empleo similares.
  • El 80% desea trabajar con tecnología de punta; de ellos, el 38% se interesa en carreras profesionales de TI, el 39% desea trabajar en ciberseguridad y el 46% aspira a tareas de investigación y desarrollo de tecnología.
  • El 80% cree que la tecnología y la automatización crearán un entorno de trabajo más equitativo, dado que evitarán los prejuicios y la discriminación.

Un abrumador 89% reconoce que estamos entrando en la era de la asociación entre humanos y máquinas. El 51% de los encuestados cree que los humanos y las máquinas trabajarán como equipos integrados, mientras que el 38% ve a las máquinas como herramientas para que las personas las usen según sea necesario.

Los nativos digitales transforman la fuerza de trabajo: el 80% de la generación Z aspira a trabajar con tecnología de punta y más de un tercio se interesa en las carreras profesionales de TI.

Falta de experiencia y posibles desavenencias generacionales

Si bien la mayoría de los miembros de la generación Z confían en su destreza técnica, también se preocupan por tener las habilidades interpersonales y la experiencia que los empleadores buscan. El 73% califica sus conocimientos tecnológicos como buenos o excelentes y el 68% dice que tiene habilidades de codificación por encima del promedio. Un dato aún más revelador es que el 77% está dispuesto a ser el mentor de un compañero de trabajo mayor que tenga menos experiencia con la tecnología. Sin embargo, casi todos los recién graduados (el 94%) tienen algunas inquietudes sobre el futuro empleo.

  • Solo alrededor de la mitad (el 57%) califica su educación como buena o excelente en cuanto a la preparación para su trayectoria profesional.
  • El 52% confía en que tiene las habilidades técnicas que los empleadores buscan, pero no necesariamente las habilidades no técnicas.

Al mismo tiempo, los profesionales de alto nivel están preocupados de que los superen y de que la mayoría de las funciones de liderazgo en el futuro estén a cargo de los nativos digitales. De acuerdo con una investigación anterior de Dell Technologies, el 87% de los líderes de negocios temen que sus organizaciones tengan dificultades para ofrecer igualdad de oportunidades a distintas generaciones.[1]

Actualmente, con hasta cinco generaciones en el lugar de trabajo, los negocios deben ayudar a los trabajadores a encontrar aspectos en común mientras se esfuerzan por crear una cultura que priorice la tecnología digital. Los equipos multidisciplinarios con habilidades complementarias pueden fomentar el intercambio de conocimientos y un nuevo enfoque para la resolución de problemas. Las pasantías, los programas de rotación y otras oportunidades de desarrollo para el inicio de la trayectoria profesional pueden ayudar a los jóvenes profesionales a adquirir experiencia y a desarrollar habilidades interpersonales en el trabajo. Además, los programas de tutoría inversa pueden mejorar las competencias técnicas en toda la organización con el liderazgo de la generación Z.

“En Draper, prosperamos gracias a la colaboración multidisciplinaria. Es normal que reunamos a expertos militares, científicos espaciales y estudiantes de universidades de la zona para resolver algunos de los desafíos más complejos del mundo”, comentó Mike Crones, director de TI de Draper. “En estas situaciones, el estudiante proporciona una perspectiva única para el desarrollo de soluciones. Muchas de las tecnologías en las que trabajamos son altamente interactivas y la generación Z aporta un enfoque curioso, con el usuario como protagonista; una perspectiva que, de otra forma, quizá no consideraríamos”.

Expertos en tecnología, pero preocupados por sus habilidades interpersonales: el 77% de los miembros de la generación Z desean ofrecer ayuda como mentores técnicos en el trabajo; sin embargo, el 94% se preocupa por contar con las habilidades y la experiencia adecuadas.

El factor humano

Aunque han interactuado con los dispositivos electrónicos prácticamente desde que nacieron y han crecido con los medios sociales, los miembros de la generación Z anhelan una mayor interacción humana en el lugar de trabajo.

  • La comunicación en persona (el 43%) es el método preferido para comunicarse con los compañeros de trabajo, seguido por el teléfono (el 21%), las aplicaciones de mensajería y los mensajes de texto en el último lugar.
  • El 75% espera aprender de sus compañeros u otras personas en el trabajo, no en línea.
  • El 82% dice que los medios sociales pueden ser una herramienta valiosa en el lugar de trabajo.
  • Más de la mitad (el 53%) prefiere ir a un lugar de trabajo en lugar de trabajar desde casa, y el 58% prefiere trabajar como parte de un equipo en vez de hacerlo de manera independiente.

“La buena noticia es que no hemos educado a una generación de robots. Estos jóvenes profesionales son brillantes y curiosos, y están ansiosos por interactuar y aprender de los demás. Crecieron en un entorno educativo de colaboración, con frecuencia dirigido por los estudiantes, y llevan esas mismas expectativas al lugar de trabajo”, dijo Maribel Lopez, asesora estratégica y analista del sector tecnológico en Lopez Research. A pesar de que la comunicación en persona no siempre es posible en el lugar de trabajo moderno actual, las tecnologías permiten que las personas colaboren tanto en el mundo físico como en el virtual”.

Cobb agregó: “En última instancia, aquellas organizaciones que creen una fuerza de trabajo en la que se respalde a todas las generaciones prosperarán en la era de las asociaciones entre humanos y máquinas. Una fuerza de trabajo integrada es una fuerza de trabajo empoderada, una que puede ayudar a las organizaciones a transformar y triunfar en el futuro digital”.

Cinco generaciones en el lugar de trabajo: las empresas deben ayudar a los trabajadores a encontrar aspectos en común.

Recursos adicionales


Acerca del estudio

Dell Technologies encargó este estudio y una firma de investigación independiente lo llevó a cabo. De agosto a septiembre de 2018, Dimensional Research realizó una encuesta en línea a los estudiantes que asistían a la escuela secundaria y niveles superiores en 17 países alrededor del mundo. La encuesta se tradujo a 12 idiomas y más de 12.000 personas de entre 16 y 23 años la completaron. El estudio es uno de los más grandes de su tipo y tiene como fin recopilar datos concretos acerca de las actitudes y las opiniones actuales sobre la tecnología y el lugar de trabajo entre los estudiantes de la generación Z que ingresarán a la fuerza de trabajo en los próximos años.

[1] De cara al 2030, Dell Technologies, enero de 2018

Tendencias en comercio electrónico para 2019

Para este año se estiman avances en la compra por voz (Voice Commerce), preferencia que está ganando aprobación. Las cifras a nivel mundial indican que el 20% de las búsquedas utilizan este mecanismo.

PlacetoPay estableció los retos y tendencias de los pagos digitales en Colombia para  2019, en el que esperan procesar más de 16 millones de transacciones y crecer a más 33%, respecto de 2018. La omnicanalidad, las experiencias personalizadas, el comercio inteligente y el “voice commerce”, hacen parte de las novedades de esta industria de cara al año que comienza, según  la plataforma colombiana de transacciones digitales.

“Muchas industrias consolidarán la opción de pagos en línea, de compra de productos por aplicaciones o tiendas virtuales, complementando sus canales tradicionales y también como opción de venta para los emprendedores, es decir ofreciendo a los usuarios ominicanalidad. En 2019, la experiencia del cliente va ser fundamental en el comercio electrónico, allí se centrará la atención desde las marcas y los comercios. Así mismo, una de las tendencias es la compra por voz, hacia allá vamos”, afirmó el director de tecnología de PlacetoPay, Enrique García.

Con la alta penetración de los smartphones en Colombia que sobrepasó el 50% de la población actual (según Asomóvil) y los 3.000 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en el mundo, entre los grandes retos del comercio electrónico se destacan: mejorar la navegación móvil y la forma como se muestra el contenido para continuar dinamizando esta industria. Hoy por ejemplo, del total de transacciones que procesa PlacetoPay, el 27% es a través de móviles, por un valor de $381.000 millones, adicional, el  59% de los usuarios de Internet en Colombia ingresa por dispositivos móviles, de acuerdo con el Observatorio de e-Commerce de 2018.

“Los consumidores están comprando por redes sociales. En Colombia hay 29 millones de usuarios activos en estos canales, donde hay 10 millones en Instagram, que buscan en su mayoría (8.2 millones) contenido de compras y moda, según el Observatorio de e-Commerce de 2018. Los comercios deben trascender y mejorar la experiencia del cliente sin dejar de lado la seguridad en las transacciones. En 2019 serán clave la inteligencia artificial y el machine learning, que con tasas de conversión de venta del 5%, es decir que de cada 100 usuarios que ingresan a la tienda virtual, 5 realizan compras (de acuerdo con transacciones de PlacetoPay); permiten configurar perfiles más completos y ofrecer al cliente lo que necesita de acuerdo con sus preferencias y necesidades”, agregó García.

Por otra parte, el foco del comercio inteligente, según PlacetoPay, es mantener la fidelidad de los compradores y no descuidar la seguridad de la información ni la seguridad transaccional. Según el informe del observatorio eCommerce 2018, el 35% de las empresas en Colombia vende por Internet, por eso es fundamental realizar verificación de datos al momento de pagar por este medio. Para este  tema la plataforma de pagos colombiana, espera la llegada de un sistema de legitimación del comprador, que reducirá aún más el riesgo de fraude a los comercios.

Finalmente, según PlacetoPay, líder en Colombia y con más de 18 años de experiencia, la facilidad, la seguridad, el ahorro y la calidad, seguirá determinando las transacciones, el futuro está en la compra programada más que en la compra por impulso. El e-Commerce creció en 2018, a nivel nacional, el 17%, sumando más de 30 mil millones de dólares en transacciones. Esta industria, como ninguna otra, se continuará transformando de forma permanente y mucha innovación tecnológica.

El 3.6% de los hogares colombianos han hecho compras de la canasta de consumo masivo en línea

En los últimos doce meses hasta junio de 2018, se facturaron 42 mil millones de pesos en compras online para consumo masivo.

El comercio electrónico es un canal emergente en todo el mundo y sigue tomando fuerza a lo largo de los años. Un reciente informe- Statista Digital Market Outlook- sobre el uso del e-commerce mostró los países que más están teniendo ingresos por este motivo. Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, lideran el escalafón mundial; mientras que por Latinoamérica, México y Brasil se ubican en los primeros dos lugares.

Sobre la situación en Colombia, Kantar Worldpanel, experto global en el comportamiento del consumidor, reveló que en el último año móvil hasta junio 2018, se facturaron 42 mil millones de pesos, por motivo de compras en línea de productos de la canasta de consumo masivo. De igual manera, hubo 270 mil compradores colombianos (3.6% de los hogares) que lo hicieron con un gasto promedio de $58.000 mil pesos cada vez que realizan una compra en la canasta de consumo masivo.

Al respecto, Juan Caro, Expert Solution Manager de Kantar Worldpanel resaltó que “el 40% son compradores de mediana edad (35 a 49 años), pertenecientes a familias compuestas por 3 o 4 personas y a los niveles socioeconómicos 3, 4, 5 y 6. De igual manera, el 29% del gasto online fue para alimentos; seguido de lácteos con 28%; cuidado y aseo personal (26%); aseo del hogar 10%; y bebidas 9%”.

Juan Caro, también indicó que entre los hallazgos se encuentran los retos que las marcas deben trabajar para aumentar la confianza en el servicio. El primero es incrementar la rapidez, se deben simplificar los procesos de selección de productos en las plataformas; surtido y promociones exclusivas, donde no se necesite usar efectivo en las adquisiciones; tiempo, impera la necesidad de poder comprar más rápido y en cualquier momento del día o de la noche; y entrega, donde existan diversas opciones de cómo recibir el pedido.

“El país aún está en una etapa emergente del comercio electrónico para el mercado de consumo masivo, por ejemplo, durante el 2017 se vendió 12 millones de dólares en la canasta de consumo masivo. Hay mucho espacio para desarrollar en este canal en Colombia y llegar a niveles como Corea del Sur, el país más avanzado en ecommerce en el mundo.  Haciendo un análisis de la participación del valor global por canal, el e-commerce es el que muestra un crecimiento más grande con 30%” y un peso de 5% de las ventas totales de consumo masivo al año , resaltó Juan Caro.

Comodidad y conveniencia

Hay algunos motivos importantes que hacen que las personas compren a través del ecommerce. El estudio indica que el 47% de las personas, lo hacen porque pueden comprar en cualquier momento; otro 39% porque lo pueden hacer desde la casa; guardar las listas de compra 36%; y acomodar las entregas a horarios convenientes 33%.

Otro de los factores que más interesan a los hogares son los precios y promociones, es así como el 36% de ellos destacan que compran online para acceder a descuentos exclusivos; por no usar dinero en efectivo, 29%; y comprar diferentes marcas y precios, 22%.

¿Qué debe pasar para incrementar las compras de online?

Ante esta pregunta, los hogares creen que se necesita asegurar factores como entrega inmediata, promociones exclusivas y que no se cobre el envío, estos resultarán determinantes.

 

“Entre las motivaciones primordiales a nivel global, encontramos que el 85% de los compradores se guían por comentarios de otros y de la información detallada del producto en línea. En cuanto a las barreras, el 64% aseguran que la accesibilidad es una de ellas, pues no pueden tener sus productos de inmediato o no pueden pagar en efectivo”, Concluyó, Juan Caro.

Para mayor información, por favor visite la página web www.kantarworldpanel.com/co

Cinco de cada diez hogares desconoce la Ley de Financiamiento

Un estudio de Kantar Worldpanel reveló que los niveles socioeconómicos altos se encuentran más informados sobre este tema.

Para nadie es un secreto que la Ley de Financiamiento (Reforma Tributaria) que implementará el Gobierno Nacional trae consigo impactos en el ‘bolsillo’ de los ciudadanos. Un reciente estudio de Kantar Worldpanel, experto global en el comportamiento del consumidor, advierte que la mitad de los hogares del país no tienen conocimientos sobre este tema.

Al respecto, Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel destacó: “El 50% de los hogares colombianos tienen conocimiento de la Ley de Financiamiento, la otra mitad están desentendidos de sus alcances. Bogotá y Medellín son las ciudades en las que se tiene mayor información al respecto”.

Entre los hogares que saben de la ley, la capital de la República (58%) y la de Antioquia (52%), son las regiones donde las personas más conocen respecto, seguidas por Oriente (51%), Atlántico (50%) Centro (47%) y Pacífico (44%).

Por otra parte, al desarrollar el análisis por estratos, se evidencia que los más altos son quienes indican estar mejor informados, frente a un menor porcentaje en estratos bajos, especialmente estrato uno.  De los hogares que saben que está tramitando esta ley, el estrato 6 alcanza 77%, seguido por 64% del estrato cinco y 63% del estrato cuatro. Por su parte, el nivel socioeconómico uno, llega a 37%; el dos, 44%; y el tres, 49%.

De igual manera, de ese 50% de los hogares que conocen sobre la Ley de Financiamiento apenas el 39% está enterado de las propuestas aprobadas en la iniciativa. El informe de Kantar Worldpanel asegura que el 59% de los hogares del país advierten que –en respuesta a la Ley de Financiamiento- estarán muy pendientes de no gastar más de lo presupuestado y otro 18%, afirma que van a priorizar la adquisición de productos que tengan menos aumento de precios; además de un 19% que asegura va a mantener sus hábitos de consumo tal y como están.

Para concluir, Andrés Simon, comentó que “la percepción de los hogares colombianos es que deben estar atentos a los cambios, ellos desean cuidar el ‘bolsillo’ y no sobrepasar los presupuestos destinados a los diferentes rubros, aún más por las incertidumbres de los impactos que se puede generar.