Marketing Jurídico, la apuesta para revolucionar el mercado legal en Colombia

El marketing jurídico, que en países europeos cada vez toma más fuerza, puede impactar potencialmente al mercado legal colombiano, pues significa la redefinición de los bufetes, que permite reconocerlos no como una oficina más, sino como una empresa prestadora de servicios que usa todas las herramientas de gestión y mercadeo para captar y fidelizar clientes, a través del branding y la comunicación, al mismo tiempo que crecen y expanden su negocio rentable y sosteniblemente. 

Si bien el mundo está atravesando una cultura digital cada vez más dinamizada que pretende consolidar ecosistemas empresariales sostenibles, llega a las firmas de abogados el Marketing Jurídico, una tendencia que representa ser el nuevo camino para optimizar las estrategias legales.

Este modelo profesional significa la redefinición de los bufetes, pues permite reconocerlos no como una oficina más, sino como una empresa prestadora de servicios que usa todas las herramientas de gestión y mercadeo para captar y fidelizar clientes, a través del branding y la comunicación, al mismo tiempo que crecen y expanden su negocio rentable y sosteniblemente.

En España y en otros países de Europa, el Marketing Jurídico es una tendencia que cada vez es más demandada en Latinoamérica. Por su parte, en Colombia no es muy conocida y debería ser una oportunidad para modernizar el mercado legal, ya que, según el Centro de Estudios de Justicia de las Américas, se dice que Colombia es un país de abogados y se estima que existen cerca de 280.000 tarjetas profesionales, siendo el segundo país del mundo con 6 más abogados por cada cien mil habitantes, después de Costa Rica.

‘Esta tendencia la podemos asociar como una filosofía empresarial que pretende transformar los despachos tradicionales en marcas de valor para clientes y sus stakeholders. Además, es una herramienta de gestión empresarial que optimiza la toma de decisiones a través de la identidad digital y estrategia de marca’. Asegura David Lizarazo, abogado y socio de la firma Lizarazo & Álvarez.

En este orden de ideas, el Marketing Jurídico se convierte en una estrategia personalizada que además de ofrecer una asesoría y una consultoría jurídica a los clientes, brinda también un plan de comunicación y mercadeo como: acompañamiento y ejecución de eventos, relaciones públicas, publicaciones nacionales e internacionales, auditoría de marca, investigación y recopilación de datos, aumento del valor de la marca, monitorización de datos, entre otras acciones para posicionar y mantener el reconocimiento de la calidad de todos los servicios legales que promete una firma de abogados.

‘‘El Marketing Jurídico se ha ido transformando en un medio para ‘enamorar’ al cliente. Esta nueva tendencia estratégica llega para cambiar la visión del abogado, esta figura profesional ya no puede considerarse sólo como un apoyo para solucionar las coyunturas y adversidades personales o jurídicas, sino como una figura que piensa en satisfacer las necesidades de los clientes a través de una estrategia 360° ‘‘, concluye Lizarazo.

Menos de la tercera parte de los directivos en Colombia tiene presencia oficial en redes sociales

Los directivos colombianos tienen un largo camino para liderar los espacios digitales. Esta es una de las principales conclusiones que puede reflejarse a partir del estudio de identidad digital de los directivos en Colombia, que  desarrolló  LLORENTE & CUENCA, Consultora de gestión de la reputación, la comunicación y los asuntos públicos. Esta investigación mide la presencia, posicionamiento y participación en espacios digitales de los principales líderes de las compañías del país.

El estudio identificó una serie de oportunidades que los directivos colombianos podrían aprovechar para impulsar una mayor transparencia y diálogo directo con sus audiencias en la Red, generar mayor confianza sobre las compañías que lideran y promover una mejor reputación personal y corporativa.

redes_socialesUno de los hallazgos que el estudio registró es la presencia relevante que tienen los directivos colombianos en Google y YouTube. En el primer caso, más del 60% de los líderes cuenta con aproximadamente once resultados que los referencian en las dos primeras páginas del buscador y un 27% tiene  al menos un registro negativo entre sus primeros 20 apariciones en Google.

En YouTube es similar, además del elevado número de registros, la gran mayoría se refiere a la coyuntura mediática de la compañía y a una huella digital que muchas veces tiene rastros negativos por gestiones pasadas.

En Twitter, el espacio de mayor influencia en la red de estos días, la presencia de los directivos colombianos es mínima, pues solo uno de cada diez tiene registro oficial. Del pequeño segmento que está en Twitter (solo 26 de 205 directivos tienen cuenta), el nivel de participación es mínimo o nulo, pues aunque el promedio diario de actualizaciones realizadas durante el 2015 es de dos tuits, 14 de 26 directivos no llega  a una sola actualización por día.

Entre los directivos con mayor influencia en Twitter  se destacan Alfonso Prada Gil, Director del SENA, Ignacio Mantilla de la Universidad Nacional de Colombia, Claudia Restrepo del Metro de Medellín, Alfonso Gómez Palacio de Movistar Colombia y Jesús Guerrero de Servientrega. Sus mensajes alcanzan a una gran audiencia, tienen un alto nivel de engagement y, en la mayoría de los casos, trasladan el discurso corporativo, aportando a la reputación de las compañías que lideran.

Otro hallazgo en la investigación arrojó que, de la muestra analizada, sólo Jesús Guerrero, Gerente de Servientrega, y José Douer, Presidente de Manufacturas Eliot, poseen una web personal o blog. Los resultados evidencian que el uso de páginas web personales aun no es común entre los directivos y no es  técnica para impulsar el diálogo y posicionamiento corporativo en la Red.

Así mismo, se analizaron las páginas web de las compañías que lideran los directivos. Menos de la mitad de ellos tiene presencia en el sitio de la organización. Ésta es otra oportunidad pérdida para dar visibilidad, mejorar la reputación e impulsar la empresa en la Red.

El directivo y su integración con el nuevo contexto digital

twitterHasta hace unos años, la presencia y participación de la principal figura de una compañía en redes era un tema tabú para las organizaciones y para el mismo directivo. Pero los tiempos han cambiado. La participación estratégica del directivo en la Red puede aportar gran valor reputacional a una compañía. Frente a este nuevo escenario, Juan Carlos Llanos, Gerente de Cuentas Digital de LLORENTE & CUENCA, asegura que es “conveniente que las organizaciones colombianas aprovechen el concepto de identidad digital como una herramienta para mejorar la reputación corporativa”.

Según Llanos, los principales beneficios de contar con una identidad digital bien definida y enfocada pasan por la posibilidad de trasladar la misión corporativa de la compañía con una sensibilidad más humana y cálida a los públicos de interés; la oportunidad de inspirar liderazgo y transparencia a los colaboradores y clientes; la facilidad de generar conexiones con comunidades clave que aumenten la visibilidad e interacción del directivo en redes y por último, evidenciar la fidelidad hacia la marca y/o la organización.

Por lo tanto, para gestionar la identidad digital se han identificado seis pasos principales:

-El primero es definir el objetivo, qué se quiere conseguir con una iniciativa de la identidad digital.
-Lo segundo es la estrategia, ya sea de tipo promocional o de protección de la reputación.
-En tercer lugar, definir las herramientas de medición que van a evaluar la influencia y la interacción del directivo en su comunidad.
-En cuarto lugar, se deben seleccionar los activos digitales a través de los cuales se va a desplegar la conversación.
-Quinto, la definición de los protocolos de participación.
-Por último, la escucha activa en la Internet, en aras de participar activamente con las audiencias del directivo y la compañía en las redes.

“Si estos pasos se siguen con rigurosidad, el valor de una estrategia de identidad digital será innegable”, aseguró Llanos,

Sobre el Estudio.

Los datos de este estudio fueron recogidos entre los meses de mayo a julio del año 2015. El análisis y diagnóstico de la identidad digital de cada directivo seleccionado, se realizó durante el mes de julio. Se analizaron dos segmentos específicos: los directivos de las 100 principales empresas en Colombia y los directivos de las 105 primeras empresas de origen colombiano, seleccionados por su importancia a nivel de facturación y visibilidad.