Cinco formas como los SMS pueden ayudar a un negocio a crecer

Por: Marko Erkic, Gerente de Infobip Colombia

Existen más de 4,57 mil millones de suscriptores de telefonía móvil en el mundo  que envían y reciben SMS a diario, pero el potencial de la mensajería SMS va más allá de  los mensajes de persona a persona (P2P). Las soluciones SMS de Aplicación-a-Persona (A2P) pueden convertirse en aliadas de las campañas de marketing al proporcionar nuevos niveles de servicio al cliente gracias a los SMS de dos vías.  Aquí les presentamos cinco formas como este tipo de mensajes pueden ayudar a su negocio a crecer.

1. La verificación del usuario: asegúrese que sus usuarios sean personas

Aunque es tan solo el principio, la verificación del usuario es el paso clave para conectarse de forma confiable con los clientes. El principal objetivo de la verificación es asegurarse de que su usuario tiene un teléfono inteligente y es una persona real. Al tener esta información confirmada, usted sabrá que el SMS funcionará cuando otros métodos de comunicación fallen.

La forma más sencilla de verificar a los usuarios es enviarles un código único a través del SMS el cual el usuario deberá introducir de nuevo en la aplicación. El teléfono móvil será verificado una única vez y los clientes podrán optar por recibir notificaciones adicionales y mensajes de marketing.

2. Autenticación de dos factores: ofrezca tranquilidad a sus usuarios

Todas las semanas encontramos empresas que son víctimas de fraudes virtuales haciendo que sus usuarios se vean forzados a cambiar sus contraseñas. La autenticación de dos factores (2FA) a través de SMS es una buena medida de seguridad.

3. Notificaciones y actualizaciones: cuando el factor tiempo juega un rol fundamental

Los viajes, por ejemplo, están llenos de imprevistos como los cambios de puerta a última hora, vuelos atrasados o pérdidas de equipajes. ¿Cómo preferiría usted enterarse de estas novedades: por mail o SMS? Los mensajes SMS llegarán siempre que esté conectado a la red celular. Y hay más: las tasas de apertura SMS son ocho veces más altas que las del correo electrónico. Los SMS son una opción de mensajería simple que reduce dolores de cabeza durante los viajes.

Las notificaciones y alertas de texto funcionan para casi todos los escenarios imaginables: mensajes de emergencia, entregas de paquetes, recordatorios de citas o reservas en un restaurante, por mencionar algunos ejemplos.

4. Promociones móviles: cautive a sus clientes en el momento adecuado para comprar

Los  SMS son el complemento perfecto para los canales digitales existentes y son especialmente eficaces para las ofertas comerciales y en tiempo real. Los SMS apalancan a otros canales y ofrecen a los clientes la elección sobre cómo, cuándo y dónde se enteran de las novedades de las empresas.

Los hoteles, por ejemplo,pueden enviar un SMS a un huésped para enviar una oferta especial o un resumen de los cargos por el registro de salida. El huésped puede fácilmente aceptar o rechazar cualquiera de las ofertas, preguntar de nuevo a la recepción, o incluso empezar a registrar el check out a través de SMS de dos vías.

5. Servicio y respaldo al cliente: encante a sus clientes

La atención al cliente siempre es un reto. Es una buena idea facilitar a sus clientes y a los agentes de soporte conectar a través de SMS de dos vías dando respuestas rápidas a preguntas sencillas. Igualmente, si en su compañía el servicio al cliente utiliza principalmente las llamadas,  lo que puede hacer después de la sesión de soporte es enviar una encuesta a su cliente mediante SMS para comprobar su satisfacción con el servicio. Darle a la gente la opción de comunicarse en sus términos, hace que aprecien la flexibilidad y esfuerzo.

La mensajería SMS se integra con cualquier entorno de comunicación lo que la hace una excelente herramienta para generar estrategias exitosas de mercadeo y mejorar la oferta que la empresa le puede ofrecer a su cliente.

Cuatro barreras que afrontar en una estrategia OmniCommerce

Estas son las 4 barreras que todo empresario que esté desarrollando un proceso de migración hacia las plataformas digitales deberán tener en cuenta para afrontar una estrategia OmniCommerce. 

En los pasados eventos del eCommerce Summit y el eShow Colombia 2018 que tuvieron lugar en Bogotá, expertos analizaron la posición del eCommerce hoy, y los retos que se deben enfrentar para un futuro mucho más exitoso. Aunque la industria ya ha avanzado significativamente en el desarrollo de un ecosistema eficiente de comercio electrónico, aún falta mucho por trabajar.

El comercio electrónico está llegando nivel en el que la omnicanalidad comienza a pasar de ser una teoría a una realidad. Una experiencia en la que convergen simultáneamente diferentes canales como las tiendas físicas, las plataformas de eCommerce, el marketplace y los aplicativos móviles. Son lugares comunes desde los cuales el consumidor puede consultar información y adquirir todo tipo de productos. Aunque puede ser una transición que en un principio puede ser un poco traumática, al final del ejercicio los resultados serán más que satisfactorios.

“En una dinámica comercial en constante evolución es importante contemplar y desarrollar una estrategia que permita el desarrollo de plataformas de eCommerce desde las cuales los clientes pueden adquirir productos de forma eficiente y segura. Para esto, todos los empresarios deberán buscar alternativas que permitan escalar el negocio y aumentar su rentabilidad” afirma Diego Reinoso, fundador de TotalCode.

Frente este gran reto, es importante que todos los empresarios que están desarrollando un proceso de migración hacia las plataformas digitales deberán tener en cuenta las siguientes pautas. Estos son los pilares sobre los que se construye una estrategia de eCommerce que responda a las necesidades de sus clientes.

  1. 1. Buscar la ubicuidad. Las empresas muchas veces cuentan con lugares como marketplaces, plataformas de eCommerce y tiendas físicas desde donde se comercializan los productos. El OmniCommerce ayuda a gestionar y centralizar el inventario, los precios, los productos, las imágenes e incluso, tener el control de la distribución en un solo lugar.

    Una gestión que impactará positivamente la rentabilidad del negocio si se tiene en cuenta que permite optimizar el presupuesto, mejora el control de los pedidos, ventas, inventarios y el servicio al cliente. Simplificar la administración y el control de la operación en un solo lugar es un paso trascendental para la escalabilidad del negocio.

  2. 2. Contar con un mix adecuado de canales. La inversión en comercio electrónico y marketing digital requieren de un mayor enfoque y priorización. Algunos expertos coinciden que aunque internet es un medio que permite dar un gran alcance y visibilidad de la marca, lograr conversiones es una acción que requiere más atención y detalle.

    En EE.UU la mayoría de las compras minoristas en la mayorìa de categorías comienzan en línea y terminan cerrándose en tiendas físicas, pues existe una gran influencia digital cuando una marca tiene un eCommerce y tienda física a la vez. Todavía existe la mentalidad de que el futuro está en internet, detrás de una pantalla, pero el consumidor aún busca experiencias y lugares físicos para realizar sus transacciones.

  3. 3. Vencer el factor cultural. La inseguridad transaccional es uno de los factores que inciden en la selección del canal de compra del consumidor. Este es un elemento determinante en la intención de compra de los clientes, quienes al final optan por adquirir productos en tiendas de alto reconocimiento y trayectoria.

    Esto, muy a pesar de que un país como Colombia ya tiene un alto cubrimiento de internet, desde donde los potenciales clientes pueden acceder a información de marcas y portafolios competitivos y con características y precios similares. Este es un llamado a emprendedores quienes deben establecer mejores conexiones de servicio al cliente, seguimiento y estrategia de post-venta.

  4. 4. Entregar experiencias y facilidad. Los empresarios deben partir de la premisa de que los clientes buscan experiencias y soluciones que les permitan comprar con facilidad y simplicidad. Un proceso que continúa con la entrega, seguimiento y servicio postventa los cuales se convierten en diferenciales que permitirán transformar y consolidar negocios con un alto nivel de confianza, personalizados y con un alto respaldo.

    El futuro del OmniCommerce no será uniforme. Aquellas marcas con propuestas de valor sólidas y económicamente convincentes utilizarán el liderazgo y la estrategia centrada al cliente para entregar una experiencia sólida y sin fricción para ampliar su posición competitividad.

TotalCode está rompiendo los límites a través de su modelo SaaS (Software as a Service) desde el que cualquier empresario puede comenzar explorar los beneficios de la herramienta. “Ayudamos a nuestros clientes a tener un pensamiento hacia el Omnicommerce, aunque solo tengan una tienda física o un Marketplace. Con nuestra herramienta pueden optimizar sus procesos hoy, y prepararse para el futuro”, agrega Reinoso.

Contar con el control total del negocio de forma centralizada no debería ser una opción para aquellos empresarios que día a día buscan consolidar su negocio y llevarlo a un nuevo nivel.

En el 2017, transacciones de comercio electrónico representaron un 5.6% del PIB nacional

Por tercer año consecutivo BlackSip, en alianza con jugadores importantes del sector, lanza Reporte de industria: el e-commerce en Colombia 2018, con el objetivo de exponer cifras y análisis sobre el estado de este sector en el país.

El pasado jueves 14 de septiembre en las oficinas de PayU, empresarios del sector público y privado fueron participes del lanzamiento oficial de la tercera versión del Reporte de industria: el e-commerce en Colombia 2018. El reporte fue creado por BlackSip, con el apoyo Google, Nielsen, Geodis, PayU, VTEX, Creceri.com, Dafiti, Merqueo, Mercado Libre, la Cámara de Comercio Electrónico y MinTic.

Cuota de Mercado del Comercio Electrónico en Latinoamérica por países

El reporte cuenta con 6 capítulos relacionados con el comercio electrónico en Colombia: 1, el crecimiento del eCommerce en Colombia (y Latam); 2, las grandes industrias del eCommerce en Colombia; 3, las tendencias y hábitos de consumo en el eCommerce; 4, los factores que determinan la lealtad en el comercio electrónico; 5, el impacto del eCommerce para las MiPymes colombianas; 6, el crecimiento del mercado B2B en el comercio electrónico global y su efecto en Colombia

El reporte presenta datos y análisis acerca de cómo ha evolucionado hasta ahora y qué se prevé en los próximos años sobre el ecommerce en el país. Por ejemplo el reporte analiza elementos como el incremento del porcentaje de ecommerce en el PIB del país, que ha crecido de la siguiente manera: 2013, 2,19%; 2014, 2,62%; 2015, 4,08%; 2016, 4,79%; 2017, 5,6%.

De igual forma, en la investigación se hace evidente cómo la adopción de las tecnologías digitales y móviles en Latinoamérica ha cambiado la manera en que los consumidores interactúan con las marcas y productos. Tanto así que se indica que se espera que en el 2019 las compras totales de comercio electrónico en Latinoamérica lleguen los $79,700 millones de dólares.

La investigación arrojó mucho datos relevantes, estos son alguno de los más destacados:

  • • Mientras en el 2013 se realizaban 12.53 millones de transacciones que equivalen a USD $5.390 millones, en el 2017 se realizaron 87 millones de transacciones que equivalen a USD $17.850 millones.
  • • El 70% de personas en Colombia que navegan en su plataforma actualmente lo hacen a través de smartphones.
  • En Colombia el comercio a través de dispositivos móviles tiene una muy alta penetración ya que cuenta con 25,7 millones de smartphones activos en el país finalizando 2017.
  • • La población en Internet del país es de 31 millones de usuarios.
  • • Statista prevé que en 2021 se alcanzarán ventas superiores a USD $26.073 millones en Colombia.
  • • El porcentaje del PIB de Colombia en transacciones de comercio electrónico fue de 5.6%
  • • Según cifras oficiales de PayU, más del 80% de los comercios en el país han integrado su plataforma de pagos.
  • • Los consumidores ven las transacciones desde móviles como un canal de compra complementario; y los vendedores se están dando cuenta de esto: están adaptándose a los grandes cambios culturales y a las demandas omnicanales de los consumidores colombianos.
  • • Nielsen arrojó que el 76% de los colombianos tiene un teléfono móvil inteligente.
  • • En Pereira y Bogotá hay más compradores con tablets que en las demás ciudades, mientras que en Cartagena y Cali encontramos las más elevadas concentraciones de shoppers que cuentan con un smartphone.
  • • Nielsen sostiene que los computadores o laptops son los aparatos que más se utilizan para realizar compras digitales, seguido, eso sí, por los smartphones.
  • • Según Google, 7 de cada 10 colombianos que compran tecnología investigan en Internet antes de adquirir el artículo en una tienda física.
  • • 8 de 10 internautas colombianos compara precios antes de comprar
  • • 6 de 10 colombianos confía más en medios online a la hora de tomar una decisión de compra.
  • • En los dos días en que transcurrió el Cyberlunes 2017, se recibieron más de 1,5 millones de visitas en el sitio, lo que significó un incremento del 47,93% con respecto a la edición anterior en 2016.
  • • La seguridad cibernética sigue siendo la principal barrera por la que los colombianos aún no compran de forma online.
  • • En 2017, Shopify mostró que el comercio entre empresas y clientes llegó a 2,3 billones de dólares, mientras que las transacciones online entre negocios superó los 7,7 billones en todo el mundo.

Si quiere conocer todo el contenido de este Reporte de Industria: el e-commerce en Colombia 2018, lo puede descargar gratuitamente de la biblioteca virtual de BlackSip.

El consumidor colombiano se volvió ‘omnicanal’

Siete de cada 10 internautas colombianos que compran tecnología primero buscan en línea. Las consultas en línea con intención de compra han aumentado un 69%.

La forma de realizar compras de todo tipo ha evolucionado en los últimos años de la mano de los avances tecnológicos, y hoy los colombianos combinan consultas en línea, vía telefónica y visitas a tiendas físicas a la hora de tomar sus decisiones de consumo. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio que tomó en cuenta las tendencias de más de 1.100 internautas colombianos entre 2017 y 2018, a través de YouTube y Google Surveys, una solución de Google Analytics 360 que ofrece insights de consumidores.

Ya no todo gira alrededor de la tienda física, como solía suceder. Las consultas en línea con intención de compra aumentaron un 69% en los últimos cuatro años. Además, los teléfonos móviles siguen ganando terreno como una de las principales herramientas para resolver las necesidades de información de los usuarios: en 2018, el 70% de las búsquedas con intención de compra se hicieron desde celulares.

Esto se enmarca en una creciente tendencia hacia la complementariedad entre métodos de consulta y de pago virtuales y físicos. Con lo cual, los compradores colombianos cada vez reflejan mayores rasgos de omnicanalidad, un concepto que tiene además implicaciones en servicio al cliente, definiciones de inventarios y estrategias de marketing, entre otros.

Si bien aumentan las indagaciones de productos y servicios en Internet, no todas las compras terminan siendo en línea. Los canales virtuales se proyectan como potenciadores para la experiencia de comercio físico: en general, siete de cada 10 colombianos que compran productos de tecnología, como celulares, televisores, computadores y tablets, primero realizan sus consultas en línea.

El 46% de los compradores de tecnología investigó primero en internet y luego adquirió su producto directamente en un establecimiento físico.

Las ventas en tiendas asistidas por plataformas digitales son una tendencia que también se extiende a otros segmentos. El 31% de los compradores de neveras y lavadoras indagó primero en línea y luego compró por los canales tradicionales. De igual manera, el 31% de compradores de muebles, y el 22% de los compradores de colchones, primero buscaron en línea y luego compraron en una tienda.

Esto puede verse incluso en el segmento de ropa y calzado. A pesar de que se trata de productos que requieren “prueba”, para el 38% de los consumidores internet hace parte del proceso de compra.

Otro indicador de la creciente relevancia que cobra lo digital como fuente de información y respaldo para asegurar una transacción, señala que 6 de cada 10 colombianos confía más en los medios online que en otros canales a la hora de tomar su decisión de compra.

El informe también revela características del perfil de los consumidores colombianos y la adaptación de prácticas tradicionales: Ocho de cada 10 colombianos se dedica a comparar precios en línea antes de comprar. Pero el criterio más importante para su decisión final no es el precio, sino la calidad; es lo primero que buscan, por encima incluso de la marca.

Cada vez es más evidente que los consumidores ya no reconocen fronteras entre canales a la hora de buscar la mejor oferta. De la mano de la tecnología el consumo evoluciona y se mueve hacia la omnicanalidad, con la red como pieza crucial de referencia a la hora de adquirir algún producto, sea que se termine comprando en línea o en la tienda física.

Sobre el estudio

El estudio comprendió sondeos de opinión en la red de Publishers de Google, y para el análisis tuvo en cuenta el poder de la intención de búsquedas en Google, las tendencias de la plataforma #1 de video en Colombia, YouTube, y Google Surveys. La audiencia objetivo fueron internautas mayores de 18 años, el 44% hombres y el 56% mujeres. Los rangos de edad de los participantes fueron: el 32% entre los 18 y 24 años; el 45% entre los 25 y 35 años; el 12% entre los 35 y 44 años, y un 11% mayores de 45 años.

Tendencias de Movilidad para 2016 en América Latina

Por: André Felippa
VP de Marketing y Producto para América Latina
ALCATEL ONETOUCH

América Latina enfrenta grandes retos: la desaceleración de la economía mundial ha permeado en las economías de nuestra región, afectando con ello el mercado de los dispositivos móviles. Como referencia, según datos de la consultoría IDC, el crecimiento de ventas de smartphones en América Latina (en unidades) fue de un 35% en 2014 versus 2013, pero bajó a tan solo 4% en 2015 versus 2014.

Y es que a pesar de que la penetración del uso del teléfono móvil se ha incrementado en América Latina para dejar de ser un artículo de lujo y transformarse en una herramienta de uso común, el efecto de la desaceleración económica global afecta en la tasa de renovación de smartphones por parte de los consumidores. La tendencia muestra en general que las personas promedio reemplazan su teléfono móvil cada uno o dos años;  sin embargo, y debido a la condicionante económica mundial, el consumidor final ha alargado el periodo de tiempo de esta tendencia.

Aún y con este contexto, 2016 presenta un interesante escenario para la industria, cuando se espera que se reactive la renovación de equipos. La desaceleración no paraliza los ciclos de innovación de los fabricantes, por el contrario, los avances tecnológicos y la innovación en smartphones siguen avanzando a pasos agigantados. Lo percibimos todos los días: el público ha visto el lanzamiento de nuevas tecnologías en pantallas y cámaras, mayor almacenaje de memoria y mejoras en casi todas las funcionalidades de los smartphones. Gracias a la misma tecnología, la gente está al tanto de todos estos avances y notan el momento en que su equipo queda rezagado, por lo que se genera la necesidad de cambio. Así, se forma una tensión de actualización tecnológica que finalmente impulsa la compra.

movilidadVivimos en una era en la cual los smartphones se han convertido en dispositivos móviles indispensables, los preferidos por los usuarios ante la mejora en la experiencia de uso, así como en el incremento en los servicios y aplicaciones que proveen. Actualmente estos han logrado desplazar a los features phones, liderando los mercados. Basta considerar que durante este año cada hora se venden más de dieciséis mil teléfonos inteligentes en América Latina y tan solo este mercado registró un 82% de participación en el rubro de smartphones durante Q3 de 2015. Incluso, esta cifra llega a ser mayor de 90% en algunos países de la Región1.

El usuario móvil demanda dispositivos que se ajusten a sus necesidades inmediatas, de esta forma va siendo cada vez más selectivo ante la variedad de modelos que se le presentan. En cuanto a esto se percibe una clara tendencia por la predilección por equipos con pantallas de mayor tamaño cuando anteriormente existía una barrera psicológica con los teléfonos de mayor formato, porque se consideraba poco operativo e incómodo sujetar un smartphone grande que permitiera hablar y más aún, para guardarlo en la bolsa o en el bolsillo.

Aunado al paulatino incremento en el tamaño de pantalla de los smartphones, se observa un fenómeno interesante ya que los jóvenes también buscan adquirirlos debido al aumento en la cantidad y calidad de contenidos móviles consumidos al ver películas, juegos e imágenes en este tipo de pantallas. Pese a esto, un segmento importante se establecerá en los smartphones con pantallas entre 5 y 5,5 pulgadas, porque estos modelos aún entran en el bolsillo o bolso y brindan una muy buena calidad de imagen.

Paralelamente a equipos de mayor tamaño, el consumidor exige rapidez en conexión, navegación y respuestas de los equipos en menor tiempo. Las últimas generaciones de dispositivos móviles incorporan procesadores más rápidos con núcleos Quadcore, Octacore y prontamente Decacore; que procesan más volumen de contenidos simultáneos y responden a la necesidad de mayor velocidad. Adicionalmente se percibe la demanda de mayor almacenaje de memoria así como de mejores cámaras que logren ángulos más amplios e incluyan flash para optimizar la calidad de la foto para las selfies -que llegaron para quedarse.

Como consecuencia de la cantidad de funciones y componentes que los smartphones tienen, se plantea el desafío para el desarrollo de baterías que permitan un alto consumo de contenido. Sin embargo, todavía se percibe una evolución un poco más lenta en esta área, por esto la industria móvil ya tiene considerado el lanzamiento de cada vez más baterías con corto tiempo de recarga.

Pero los smartphones no son los únicos dispositivos móviles que actualmente marcan la preferencia de los usuarios, también las tablets y los wearables (vestibles) se han incorporado con gran aceptación en la vida móvil.

En cuanto a las tablets, aunque ya no veamos más un crecimiento del segmento en América Latina, todavía es un mercado interesante para consumo de todo tipo de contenido, tanto para el ámbito laboral como de entretenimiento; brindando al mismo tiempo un nivel de portabilidad que una laptop no tiene. Hacia adelante, vemos una tendencia de que las tablets 2 en 1 (con teclado destacable) son las que cada vez más cautivarán al usuario móvil por su practicidad

Ahora entramos al segmento de los wearables, con los cuales hace un tiempo experimentamos la primera ola de esta tendencia con modelos más grandes, pesados y difíciles de manejar por sus interfaces poco amigables. Estos primeros relojes estaban orientados a usuarios más tecnológicos y principalmente hombres. Hace casi un año, llegó la segunda ola con los smartwatches con el estilo y diseño de un reloj tradicional que incluían pulseras reemplazables de colores para personalizarlos, monitoreo de funciones diarias y oscilaciones de emociones, entre otras características.

Hoy estos relojes inteligentes están de moda, imprimen un estilo moderno y de vanguardia a sus usuarios quienes comparan modelos y funcionalidades. Si durante la primera ola el desafío era atraer a usuarias mujeres; ahora, su uso es más homogéneo. Son más simples, finos y para uso cotidiano.

Ya sea a través de smartphones, tablets o relojes inteligentes, la movilidad es parte de nuestras vidas. En ALCATEL ONETOUCH estamos enfocados en el análisis continuo de las tendencias móviles para crear diferentes productos que respondan a las necesidades de valor, beneficios, y sobre todo de innovación de los consumidores. Gracias a esto hemos construido una empresa que en el Q3 del 2015, ocupa el segundo lugar de cuota de mercado para equipos móviles2 y la tercera posición en smartphones en nuestra Región3. Asimismo, nos hemos consolidado como un gran fabricante que diseña y desarrolla tabletas y wearables con la más alta tecnología e innovación en América Latina; por todo lo anterior sabemos que hay mucho por hacer y siempre es tiempo de renovación.