Productividad y rentabilidad, beneficios de políticas de equidad de género en los negocios

En P&G, el 53% de la fuerza laboral son mujeres y el 70% del equipo de liderazgo es representado por ellas, lo que permite tener una visión global y equitativa del negocio.

A lo largo de los años, Procter & Gamble (P&G) se ha destacado por promover la equidad de género en Colombia y los países donde opera, una de sus principales áreas de enfoque como ciudadano corporativo, a nivel interno y externo de la compañía.

De esta forma, se encarga de construir inclusión día a día como una estrategia de negocio y no solo como una estrategia de responsabilidad social. A su vez, entiende que promover la equidad de género incentiva a la discusión de la problemática en el país, para disminuir la brecha entre hombres y mujeres y, a su vez, aporta grandes beneficios para el negocio.

“Al implementar políticas de diversidad e inclusión que le apuntan, entre otros aspectos, a la equidad de género, aumenta la productividad y la rentabilidad del negocio, permite tener una visión más equitativa y entender a los consumidores”, explica Gustavo Castellanos, Gerente General de P&G Colombia.

Lo anterior, es respaldado por estudios frente al tema como el más reciente realizado por Gallup que destaca que los ambientes de trabajo inclusivos aumentan el 22% de su productividad, el 27% de su rentabilidad y en un 39% la satisfacción de sus clientes.

A su vez, la equidad de género en las compañías debe ir de la mano con el liderazgo, teniendo en cuenta que a partir del 30% de mujeres en este tipo de posiciones comienza a aumentar la rentabilidad de las compañías desde un 15% hasta un 26%, según el Instituto Petersen de Economía.

Este es un aspecto que ha entendido P&G pues en Colombia, durante el último año del 100% del talento reclutado, más del 60%fueron mujeres universitarias que después de ingresar y crecer dentro de la compañía, se volverán las líderes. Adicionalmente, el 53% de la fuerza laboral son mujeres y el 70% del equipo de liderazgo es representado por ellas. Esto permite tener una visión global y equitativa del negocio y ser más innovadores.

“Estamos continuamente mejorando nuestra cultura por medio de políticas, entrenamientos y sistemas de apoyo a los colaboradores para satisfacer las necesidades de nuestra fuerza de trabajo. Nos comprometemos con lograr una representación del 50-50 de mujeres y hombres en todas las áreas y los niveles. Para permitir que las personas de P&G estén y den lo mejor de sí mismas, continuamos innovando en el área de licencia parental y flexibilidad laboral de los empleados, como brindarles a los padres más tiempo y el espacio que necesitan para que sean los mejores padres que puedan ser. Sabemos que cuando tenemos una cultura diversa e incluyente, somos capaces de alcanzar nuestro máximo potencial”, explica Castellanos.

Además del desarrollo de acciones dentro de la compañía para promover la equidad de género, P&G entiende que al ser uno de los mayores anunciantes a nivel mundial, su compromiso debe ser también en el ámbito externo.

“Aprovechamos nuestra voz en la publicidad y los medios para hacer frente a prejuicios de género pues consideramos que tenemos la responsabilidad de usar la voz de nuestras marcas para generar conciencia, cambiar actitudes y comportamientos. Nuestro objetivo es mostrar una realidad diferente, para provocar una conversación y establecer nuevas expectativas y al hacerlo, cambiar mentalidades, mientras construimos nuestras marcas”, explica Mónica Fernández de Soto, Gerente de Comunicaciones y Asuntos Gubernamentales de P&G Colombia.

Unísono, una empresa donde lideran las mujeres

Seis de los siete cargos del Comité de Dirección están ocupados por mujeres: la dirección general, finanzas, recursos humanos, marketing y operaciones.

La inclusión por parte del gobierno dentro del plan nacional de desarrollo (PND) del capítulo Pacto por la Equidad de las Mujeres y el fortalecimiento de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer (CPEM), fue resaltado por Fernando Rodríguez, gerente de Unísono Colombia como algo positivo en la lucha por la equidad de género.

El ejecutivo afirmó que son los hechos los que cambian la realidad, por lo cual es necesario que el trabajo para lograr la equidad se dé sin pausa desde todos los sectores en una época en la que se hace cada vez más necesario un cambio que es ineludible.

Con presencia en España, Reino Unido, Colombia y Chile, Unísono, compañía multinacional española enfocada en la mejora de la experiencia de clientes por medio de contact center multicanal (BPS) y consultoría, es un ejemplo de dicho cambio y una evidencia de que la equidad laboral de la mujer es una buena decisión en las organizaciones cuando se trata de alcanzar una administración eficiente y resultados positivos.

Con presencia en España, Reino Unido, Colombia y Chile, de sus 6.800 empleados a nivel global, el 70% de la plantilla total son mujeres.

Seis de los siete cargos del comité de dirección de Grupo Unísono están ocupados por mujeres: la Presidencia, la Dirección General, Finanzas, Recursos Humanos, Marketing y Operaciones. Solo la posición de CIO está en cabeza de un hombre. De sus 6.800 empleados a nivel global, el 70% de la plantilla total son mujeres. En Colombia, las posiciones directivas están divididas en partes iguales y las mujeres representan el 58% de los cerca de 1200 colaboradores.

“Para tener equidad debe haber imparcialidad en el trato y en las oportunidades para mujeres y hombres conforme a sus necesidades y nos aseguramos que así sea y haga parte de la realidad de la empresa” puntualizó Rodríguez.

Unísono tuvo una facturación de global de 125 MM de Euros en 2018 y para María Del Pino Velázquez, presidente del Grupo Unísono, el reto para la compañía en 2019 es “Transformar digitalmente e innovar en las operaciones de nuestros clientes consiguiendo mejorar la satisfacción de los clientes finales, mejorar la eficiencia operativa y alcanzar nuevos ingresos en los contactos con los clientes.”

La compañía presentó en Colombia un crecimiento a doble dígito, lo cual es coherente con el crecimiento del sector, que según datos de la Asociación Colombiana de Contact Center y BPO, en el país alcanzó un valor de COP 8.730 mil millones (USD 2.969 millones) en 2017, tras un crecimiento acumulado de 11,5% desde 2013 con un incremento del 8,9% en el último año.

En Colombia, las posiciones directivas están divididas en partes iguales y las mujeres representan el 58% de los cerca de 1200 colaboradores.