25 mujeres a juntas directivas

En el país, el 17,5% de los puestos en juntas directivas son ocupados por ellas, sin embargo la homosociabilidad, uno de los obstáculos que hay que atacar.

25 mujeres del primer, segundo y tercer nivel de las organizaciones de las que forman parte inician una capacitación para apuntalar habilidades que las lleven a integrar juntas directivas.

Se trata del escenario dispuesto por varias organizaciones aliadas, que tendrá lugar en el CESA -Colegio de Estudios Superiores de Administración-, y que reconoce no solo el talento de las mujeres para llegar a posiciones de liderazgo, ganado a pulso durante los últimos años, sino la pertinencia de su participación en el primer órgano de gobierno de la empresa.

Es así como los días 1 y 2 de marzo, y 15 y 16 del mismo mes, este grupo de mujeres, de organizaciones pertenecientes a distintos  sectores, se formará en tres áreas esenciales para integrar estos cuerpos de gobierno: liderazgo, liderazgo femenino y gobierno corporativo.

Y es que lo que han arrojado las investigaciones del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo (CEGC) del CESA, líder en el país en el tema, es que por múltiples factores las mujeres encuentran dificultades para llegar a las juntas directivas y a sus posiciones de liderazgo. Uno de ellos es la homosociabilidad, caracterizada por el dominio de un género en determinados espacios, lo cual hace complejo la conquista del mismo por el género opuesto, tornando la situación en un hecho habitual o común, y por ende aceptado. “Se produce y reproduce una cultura solo masculina, donde hasta las bromas o comentarios que trascienden son la regla entre los hombres, lo que inclina la composición de estos órganos de gobierno hacia un mismo género”, explica Alexander Guzmán, docente investigador del CESA y uno de los miembros fundadores del Instituto Colombiano de Gobierno Corporativo (ICGC).

En el mundo, solo el 12% de los miembros de junta directiva son mujeres, pese a que estudios han arrojado beneficios de mayor productividad de compañías con mujeres en posiciones de liderazgo.

Las investigaciones del CEGC dan cuenta que dentro de las empresas del país, el 17,5 % de los puestos en junta directiva son ocupados por mujeres. Aunque está por encima del porcentaje mundial, en la mayoría de las juntas de estas empresas en Colombia, esa presencia está jalonada por un parentesco o vínculo con la familia empresaria o fundadora. En otras palabras, para la mujer que no tiene dichos vínculos le es muy difícil llegar, muy a pesar de la buena formación que pueda tener (el llamado techo de cristal).

Si bien está claro que no es el género sino el talento el determinante para ocupar un cargo, este último se relaciona no solo con la capacidad de estudiar y prepararse, sino también con la experiencia y trayectoria en posiciones específicas. Por tanto, “si logramos que las mujeres tengan experiencia en juntas directivas, promoveremos una mayor acumulación de capital humano para que ellas se desempeñen cada vez más en estos escenarios en el futuro”, subraya María Andrea Trujillo, directora de investigación del CESA, e igualmente miembro fundador del ICGC.

El diseño del programa está encabezado por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo y el Centro de Liderazgo del CESA; y está apoyado por entidades aliadas como el ICGC, la ANDI, Aequales, y la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, IFC.

Tras la capacitación de estas 25 mujeres (VP o gerentes de departamentos, bilingües y con nivel de funciones extremadamente importantes), empresas pueden contar con el concurso de ellas o bien para que sean miembros de sus juntas directivas, o bien para que funjan como asesoras externas de este órgano de gobierno.

El capítulo liderazgo femenino estará a cargo de Aequales, organización que desde hace tres años realiza el único ranking de equidad de género de las empresas en el país.

Liderazgo estará a cargo del economista Daniel López, consultor en liderazgo y estrategia vinculado al Centro de Liderazgo del CESA; y gobierno corporativo, a cargo de los profesores investigadores del CESA Alexander Guzmán Vásquez y María Andrea Trujillo, y Francisco Prada, Oficial de Gobierno Corporativo para América Latina y el Caribe, de IFC, Grupo Banco Mundial.

Dado que las mujeres capacitadas hacen parte de empresas de diversos sectores y se desempeñan en múltiples áreas, las organizaciones interesadas en vincularlas a sus juntas tendrán un muy importante abanico de opciones de perfil, para que los aportes de ellas generen valor. Además, durante dos años luego de esta formación, las mujeres contarán con el apoyo del Instituto Colombiano de Gobierno Corporativo. Su directora, Catalina Zea, hará seguimiento personalmente al desempeño de las mujeres en sus posiciones, y generará espacios de fortalecimiento de capacidades y habilidades blandas, con el acompañamiento de las entidades aliadas.

“Para el 2040 solamente un 1% del sector tecnológico estaría compuesto por mujeres”

Según la organización Liverpool Girl Geeks, si no hay intervenciones en el corto plazo, para el año 2040 solamente un 1% del sector tecnológico estará compuesto por mujeres. Es por eso que varios organismos nacionales e internacionales están llevando a cabo actividades inclusivas para mujeres que quieren entrar en el sector de la tecnología.

El internet está al alcance de todos, esta es una ventaja y un riesgo, dado que el uso no adecuado de las herramientas a nivel virtual facilita crímenes que afectan la privacidad de la ciudadanía en general siendo las mujeres y los niños la población más vulnerable a temas de acoso, chantaje e intimidación.

Así, las mujeres participan cada vez más en el ámbito tecnológico, realizando trabajos que en el pasado eran “de hombres”. Si bien ahora vemos muchas más chicas uniéndose a estas carreras en las universidades, pero todavía hay un enorme camino por recorrer.

“Emprender en el mundo de la tecnología no es un viaje fácil, en realidad, es un gran desafío, especialmente como mujer porque todavía es difícil desarmar el paradigma del hombre / mujer.”, afirma Andrea de la Zerda consultora de Cloud Solutions LATAM.

De manera que, para Zoho, así como la IA es innovadora ahora, el futuro de la tecnología
abre una puerta nueva a estas empresarias como Andrea que,
inspiran a la próxima generación de visionarias de ser sus propios agentes de cambio.

Incluso hoy, en el mundo, la mayoría de los clientes de negocios que se reúnen con un consultor de TI esperan estar hablando con un hombre. Pero cuando aparece una mujer en su lugar, demuestra que las mujeres pueden superar las expectativas de la sociedad en todos los aspectos. Esas mujeres (Andrea las llama “Chicas en la nube”) no deberían temer emprender nuevos desafíos. Deben comprender su poder para influir en un cambio mayor en las vidas de innumerables mujeres aspirantes.

Según la organización Liverpool Girl Geeks, si no hay intervenciones en el corto plazo, para el año 2040 solamente un 1% del sector tecnológico estará compuesto por mujeres. Es por eso que varios organismos nacionales e internacionales están llevando a cabo actividades inclusivas para mujeres que quieren entrar en el sector de la tecnología.

A su vez, iniciativas creadas por entidades como la Secretaría Distrital de la Mujer y proyectos globales como takebackthetech minimizan los riesgos e instruyen códigos realizados por mujeres de buenas prácticas para perfeccionar el uso de las tecnologías de la información.

La Secretaría Distrital de la Mujer dispone de cursos virtuales y presenciales en modalidades básica y avanzada en las distintas localidades de Bogotá con módulos de información sobre cambios en contraseñas de redes sociales, creación de ficheros de claves cifradas con seguridad en sus páginas personales, buenas prácticas del email, entre otras.

Según datos del Centro de Investigaciones Pew, las mujeres representan alrededor de 40% de la fuerza de trabajo en más de 80 países, En Colombia, las mujeres representan el 32 por ciento de egresadas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática en Colombia, según cifras de la Unesco en 2015.

De manera que, para Zoho, así como la IA es innovadora ahora, el futuro de la tecnología abre una puerta nueva a estas empresarias como Andrea que, inspiran a la próxima generación de visionarias de ser sus propios agentes de cambio.