Millenials: la nueva cultura laboral y cómo las empresas deben prepararse

Anteriormente, las compañías solían contar con que el ciclo de vida de sus empleados fuera uno de largos años, incluso hasta décadas. Por una parte, los empleadores veían el desarrollo de un trabajador como un proceso de educación alineado los objetivos de la empresa a largo plazo. Y por otra, los empleados sentían que su compromiso de tantos años dentro de la empresa se reflejaría en bonos, incentivos, ascensos, etc. Sin embargo, las relaciones entre ambas partes han cambiado.

Las relaciones con los empleados ya no son igual que en años anteriores, y esto ha provocado que las compañías se encuentren en un proceso de transformación, especialmente a la hora de desarrollar acuerdos y contratos. ¿Por qué? En parte se debe a la nueva fuerza laboral que se une a sus instalaciones, que viene con nuevos conceptos y formas de trabajar que, en consecuencia, traen consigo una redefinición de lo que significa tener un empleo, una carrera y cómo la empresa a la que pertenecen los debe remunerar.

La nueva fuerza laboral, los millenials, serán el 50% de los empleados en 2020 y pasarán de 18-24 meses en la misma posición; lo que nos obliga a pensar en ciclos de años y no décadas. En este sentido, también traen con ellos nuevos conceptos como la transparencia de los grupos gerenciales, oportunidades de aprendizaje continuas y acuerdos laborales basados en una relación de confianza con su empleador. De igual forma, esta generación buscan que su empleo les genere satisfacción y los estimule para encontrar un balance entre su vida personal y laboral. En otras palabras, un empleo es un proyecto y como tal si es poco gratificante, lo cambiarán.

Ahora bien. ¿Cómo pueden las empresas afrontar este nuevo escenario? En primer lugar, las organizaciones deben adoptar una mentalidad de emprendedores y buscar extender su ecosistema con múltiples talentos. Al mismo tiempo, deben pensar en los beneficios a la comunidad como una forma de ofrecerles a los empleados una variedad de posibilidades que respondan a sus prioridades, en constante evolución. Por último, deben otorgarle al empleado un sentido de pertenencia y la posibilidad de reinventarse.

Las compañías deben empezar a ver el mundo como los millenials e impulsar la transparencia y la confianza con sus empleados. De igual forma, deben involucrarlos en los procesos de decisión y someterlos a programas educativos continuos que los estimulen constantemente. Otro aspecto que deben considerar es que los millenials tienen personalidades profundamente conectadas con incontables redes profesionales, toda oferta laboral debe honrar esta identidad en red, mientras que busca agregar a ella actuando como un conector útil para otras valiosas redes cerradas y abiertas.

Finalmente, parte de las nuevas ofertas que los empleadores deben tener en cuenta es crear una estrategia de recompensas que impulse formar parte de una comunidad de aprendizaje vibrante y auto dirigida que sostenga un ecosistema de talento que inspire lealtad. Las organizaciones que lo entiendan estarán preparadas para la nueva realidad. Aquellos que no lo hacen serán propensos a convertirse en anacronismos, volviéndose parte del pasado.

Empresas replantean sus estrategias de reclutamiento en la era digital

broadsoftLa era digital se ha posicionado en todos los ámbitos de la vida. El sector laboral es uno de los más involucrados. Es evidente que la gestión del conocimiento está obligando a los departamentos de Recursos Humanos a replantear sus funciones y la escogencia de personal en un mundo de constante evolución

Las empresas necesitan nuevos procesos para diferenciar su organización y para que los profesionales target conozcan sus bondades. Los departamentos de Recursos Humanos deben pensar desde una perspectiva de marketing, creando y plasmando ideas innovadoras que atraigan a la próxima generación de empleados.

Una de las estrategias más efectivas que ayuda a atraer talento en la era digital es solicitar a las organizaciones que consideren alianzas con proveedores de terceros que pueden ofrecer conocimientos específicos: así como las empresas cambian las  tácticas para responder a los cambios en las expectativas de los consumidores;  las oficinas de recursos humanos  también deberían hacerlo, pero en función del cambio de perspectivas de los empleados.

El sector laboral, hoy día, necesita personas con habilidades para satisfacer las necesidades de una fuerza de trabajo en constante evolución. Esta elección no es sencilla, menos en los campos técnicos y emergentes, pues los nuevos trabajadores están modificando el negocio y quieren ganar una cuota en el mercado existente.

Por ello es un desafío particular el efecto del ingreso de  empresas en nuevos sectores industriales, donde todos buscan el mismo grupo de talento; que consiste en aquellos candidatos con conocimientos especializados en la economía digital de hoy

Un informe reciente- hecho con la contribución de más de 5.200 líderes de nivel C de todo el mundo, con un enfoque concreto de  600 directores de Recursos Humanos (Chief Human Resource Officers-CHRO)- concluyó que las principales preocupaciones entre muchos de los líderes de Recursos Humanos son: La evolución natural del trabajo en sí mismo,  la creciente demanda de talento con habilidades digitales y la obsolescencia de ciertas habilidades pues la tecnología transforma el trabajo.

Los empleadores, además, deben considerar nuevas inversiones en la formación y desarrollo de liderazgo. Esta es una idea que la empresa de comunicaciones unificadas Broadsoft ha venido llevando a cabo con su personal.

Estos programas tienen el objetivo de mejorar el compromiso y la productividad de los empleados a la vez que les proporcionan la oportunidad de adquirir algunas de las nuevas habilidades digitales más demandadas en la actualidad laboral. Broadsoft también ofrece a las empresas sistemas de analítica que ayudan a los departamentos de Recursos Humanos a realizar un seguimiento de los esfuerzos de reclutamiento y retención, evaluar las nuevas tecnologías y probar nuevos métodos innovadores para estos procesos.