Robo y reventa de cuentas de correo electrónico continúa en aumento a nivel mundial

Más de 1.900 millones de cuentas con su respectiva contraseña se encuentran a la venta en el mercado negro.

El correo electrónico continúa siendo una de las herramientas preferidas tanto por trabajadores como por personas naturales para comunicarse, realizar todo tipo de transacciones e incluso, guardar información personal y laboral. Por esto, diferentes hackers y cibercriminales se encuentran robando y/o secuestrando cuentas de correo electrónico ya que este es el mecanismo más efectivo para controlar la vida en línea de una persona y acceder a otras cuentas privadas como redes sociales, accesos bancarios, plataformas de compra o venta de artículos y otros servicios online.

El panorama a nivel mundial es preocupante, de acuerdo con Google, cada semana son robadas 250.000 cuentas de correo electrónico de las cuales 235.000 son ‘hackeadas’ (sus contraseñas son descifradas por terceros) y las restantes 15.000 son obtenidas por medio de ‘keylogger’, un programa que registra las pulsaciones realizadas en un teclado, las memoriza y las envía a través de internet. El estudio también revela que más de 1.900 millones de cuentas de correo -con su respectiva contraseña- se encuentran a la venta en el mercado negro.

En ese sentido, y de acuerdo al tipo de la cuenta hurtada, los cibercriminales utilizan diferentes métodos para obtener beneficios. Uno de estos es extorsionar a las víctimas y cobrar dinero a cambio de recuperar su cuenta. Otro mecanismo utilizado es ofrecer las cuentas en el mercado negro con sus respectivas contraseñas para que otras personas le saquen provecho a la información personal obtenida (contraseñas, accesos bancarios, entre otros).

De acuerdo con un estudio realizado por Symantec, en la actualidad el valor de las cuentas de correo oscila entre US$0,50 y US$10 para paquetes que contienen hasta 1.000 cuentas robadas, una cifra que ha caído sustancialmente teniendo en cuenta que para 2007 el valor de estas en el mercado negro oscilaba entre US$4 y US$30. Lo que indica una gran oferta y suministro abundante de datos robados disponibles, por lo que los costos se han reducido.

Para Gerardo Aristizábal, gerente de Mi.com.co “la seguridad en las cuentas de correo electrónico es un asunto muy serio ya que estás son la puerta de entrada o interconexión para acceder a otros servicios online en los que se pueden suplantar o robar identidades, realizar extorsiones, enviar mensajes de difamación o robar accesos bancarios, entre otros”. A su vez resalta que “gran parte de la sociedad e incluso muchas empresas no protegen adecuadamente sus datos ya que gestionan toda su información a través de correos gratuitos que los exponen constantemente a ser víctimas de este tipo de delitos”.   

Por tal motivo, y debido a las alarmantes cifras, Mi.com.co, primera empresa colombiana en desarrollar una plataforma de correo electrónico corporativo y quien actualmente administra más de 38.500 buzones, realiza una serie de recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de robos:

  • – Utilice contraseñas alfanuméricas y con símbolos, cámbielas periódicamente.
  • – No ingrese a su cuenta de correo en lugares desconocidos o de poca confianza (café Internet o equipos ajenos).
  • – Envíe todas sus comunicaciones empresariales únicamente a través de correo corporativo.
  • – Si debe registrarse en sitios web que no son de su total confianza, use otra cuenta de correo.
  • – Evite responder los correos spam, el creador de este email utilizará la información para confirmar la validez de la cuenta.
  • – No envíe cadenas de correo electrónico. Estás se utilizan para captar correos válidos que le facilitan la tarea al ciberdelincuente.
  • – Procure no conectarse a redes wifi abiertas si utiliza un ordenador que no sea de su confianza.
  • – No comparta datos sensibles a través de correos electrónicos.

El correo electrónico es la clave de los hackers para robar la vida online de las personas y teniendo en cuenta que en el mundo hay 2.600 millones de usuarios de correo, es necesario que tanto personas naturales como trabajadores, empresas, Pymes o emprendedores, estén totalmente protegidos para evitar que se realicen operaciones criminales en su nombre a través de su cuenta de email.

Analítica y el sector público: aliados para el cambio

En la actualidad, grandes industrias y empresas toman decisiones con el análisis inteligente de los datos, una técnica que les permite identificar información valiosa para guiar las estrategias de negocio hacia el cumplimiento de sus objetivos. Las organizaciones del sector privado encuentran en Big Data un aliado para sus procesos; es momento de llevar este potencial al sector público para impulsar el desarrollo del país.

La necesidad de incorporar el análisis de datos en el sector público es inminente, pues contribuye al desarrollo tecnológico del país, automatizar procesos, mejorar los temas críticos de la sociedad colombiana y optimizar el manejo de recursos económicos.

Colombia es un país que se enfrenta diariamente a retos en distintos frentes como atención y distribución de recursos en salud, combatir la pobreza, optimizar el sistema, mejorar la movilidad de las urbes y combatir la corrupción. El uso de la analítica abre un gran panorama de oportunidades para el sector público desde manejar de manera adecuada los recursos asignados, mejorar el rendimiento de las instituciones y optimizar procesos como reportes, análisis y trámites.

El principal beneficio de esta tendencia es aprovechar el gran activo de datos del sector gubernamental, con el soporte de una infraestructura tecnológica potente , para analizar grandes volúmenes de datos que lleven a construir estrategias efectivas para proteger la economía del país, mejorar en el ámbito social evaluando y fortaleciendo políticas públicas que satisfagan las necesidades de los ciudadanos.

Claro está, el éxito del análisis de datos no radica en acumular grandes cantidades de información, sino en convertirlos en insumos para generar decisiones y acciones efectivas.

 

 

Las tres V del Big Data que fidelizarán a sus clientes

Por Alexandre Paixao, Director de Analytics de Digitex.

Mucho se ha hablado y se hablará del Big Data. Hay quienes preferimos hablar de Analytics, debido a que el término “big” puede resultar poco preciso. La realidad es que, en la actualidad, las empresas poseen una cantidad enorme de datos no estructurados de sus clientes que no son objeto de análisis, y por tanto son inútiles y consumen recursos.

La correcta transformación de los datos en información permite a las empresas conocer con exactitud lo que sus clientes están pensando ahora y lo que van a pensar en el futuro. La previsión y la anticipación son clave en el mundo empresarial actual y puede llevar a una marca a lograr hasta tres puntos más de Net Promoter Score, NPS por sus siglas en inglés, herramienta que mide la lealtad de los clientes basándose en las recomendaciones.

Sin embargo, para llegar a alcanzar ese conocimiento profundo del cliente y lograr su fidelización es necesario conocer las magnitudes que dan forma a este concepto de Analytics, Big Data o cualquier nombre que se le quiera dar. Una de las teorías con más alcance que define el Big Data habla de variedad, volumen y velocidad, pero ¿qué significa para la empresa?

Al hablar de variedad nos referimos a la riqueza de fuentes y tipos de datos que podemos integrar en Big Data. Los clientes manifiestan su voluntad por muchas vías más allá de nuestros CRM, lo cual se traduce en una gran cantidad de información en nuestros puntos de atención, social media, aplicaciones móviles, etc. La multicanalidad y un cliente cada vez más informado nos obliga a escuchar su voz sea cual sea la forma en que la manifieste.

El volumen significa tamaño, gran tamaño. Las muestras han perdido protagonismo debido a la evolución de los sistemas informáticos y el aumento de su capacidad a la ahora del análisis de datos. Nuestros clientes quieren que estemos atentos a la más mínima aportación de información y eso significa procesar absolutamente todo.

Por supuesto, ninguna de las dos anteriores encuentra sentido sin la velocidad. Si se cambia en el 2017 lo que los clientes demandaban en el 2016 se pierde su confianza. La velocidad determina que todo el volumen y variedad de información sea procesada en tiempo real, permitiendo una visión periférica del momento y el entorno. En pocas palabras, saber lo que quiere mi cliente en el mismo momento que lo quiere.

Para concluir, no podemos dejar de mencionar dos uves más, vender mejor y ofrecer valor al cliente. Nada de lo anterior tiene sentido empresarial y de creación de valor sin estas dos últimas.

Soy consciente de que la teoría es necesaria para poder poner en práctica métodos avanzados de análisis de los datos de nuestros clientes, pero su aplicación real en los servicios y operaciones es lo que nuestros clientes realmente esperan de nosotros.

La publicidad sigue creciendo en los medios de comunicación tradicionales

Los anunciantes saben de la efectividad que tiene la publicidad en los consumidores, así lo demuestra estudio realizado por Kantar IBOPE Media, el cual reveló que durante el primer semestre de 2017 la inversión publicitaria en medios tradicionales tuvo un incremento del 9% en comparación con el mismo periodo de 2016. El análisis tuvo en cuenta un total de 27 sectores.

Las categorías con más crecimiento entre enero y junio de este año son: hogar, electrodomésticos y gasodomésticos, con (40%); droguerías (26%); servicios (22%); loterías, sorteos y juegos (18%); cosméticos (15%); agropecuaria (15%); bebidas (6%) y cerrando se encuentra alimentos y golosinas (4%).

El detalle de cómo están pautando los anunciantes en los diferentes medios de comunicación tradicionales, reflejan que la televisión abierta tuvo un crecimiento de 8% en comparación con el primer semestre de 2016, mientras que la televisión por suscripción presentó un incremento en inversión de 27%, lo que equivale 8.7 puntos porcentuales al que tuvo en 2016.

La considerable ampliación de pauta en la TV por suscripción, le permitió posicionarse como el segundo medio con más inversión en el primer semestre del año y fue gracias a los anunciantes de los sectores de cosméticos, droguerías e industria y construcción.

Puntualizando sobre los medios de comunicación donde los anunciantes hacen más inversión, encontramos que la televisión abierta lidera con 30,5%; televisión por suscripción 26,3%; radio 23,4%; prensa 11,7%; televisión regional 3,3% y publicidad exterior 2,3%.

La televisión en datos

Teniendo en cuenta que la televisión tanto abierta como por suscripción son las que más dinero reciben por publicidad, hay algunos hechos relevantes para destacar sobre estos dos medios. Durante el periodo enero – junio de 2017, las personas invirtieron en promedio 4 horas y 36 segundos en ver televisión de manera diaria, esto significa que con relación al año 2016, en Colombia las personas vieron cerca de 6 minutos más de tv en el primer semestre del año del año en curso.

Durante los primeros seis meses de este año, el género Reinado, es en el que los colombianos invirtieron más tiempo, con un promedio de 33 minutos y 45 segundos. Hablando concretamente del mes de junio, los formatos más vistos fueron dramatizados, con 22 minutos y 40 segundos; telenovelas, 20 minutos y 59 segundos; magazín, 18 minutos y 24 segundos; finalizando con realitys, 18 minutos.

Destacado

Infoanálisis es un estudio de inversión publicitaria de KANTAR IBOPE MEDIA COLOMBIA S.A.S., que monitorea 14 canales de televisión nacional, regional y local, 38 canales de televisión por subscripción, 120 emisoras radiales, 51 periódicos, 145 revistas y más de 90 corredores viales de publicidad exterior visual; estima la inversión con base en tarifas brutas publicadas y en la ocupación publicitaria de cada uno de los medios. Esta información no corresponde a las transacciones que finalmente se realizan en el mercado, por cuanto son estimaciones antes de descuentos y de las negociaciones propias de la industria.

 

Un 46.7% de empresas en Colombia sufrió algún incidente de seguridad informática el último año

Una de cada dos empresas en la región han sido objeto de malware en el último año, mientras que un 46,7% de empresas en Colombia sufrieron algún tipo de incidente relacionado con seguridad informática, reveló este martes el ESET Security Report 2017.

El informe dado a conocer por ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, se basó en datos obtenidos de una encuesta realizada a más de 4.000 profesionales de distintas organizaciones, cifras que muestran el estado de la seguridad informática en Latinoamérica.

Uno de los datos más relevantes del estudio señala que el ransomware, código malicioso que se dedica a secuestrar información digital, se posicionó en el segundo lugar de incidentes, con un 16% desplazando al phishing hacia la tercera posición con un 15%.

Una de las posibles razones por las cuales las categorías de incidentes han reducido sus porcentajes (a excepción del malware) es que los ciberdelincuentes han encon­trado en los códigos maliciosos y especialmente en el ransomware, un negocio muy lucrativo que genera réditos económicos con mayor rapidez.

“La principal solución que están encontrando las empresas para este tipo de amenazas es el pago, y cuando se paga, se promueve el éxito de este tipo de amenazas”, señaló Camilo Gutiérrez, jefe de Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica. “Una solución de back-up instalada ayudaría a recuperar de manera más rápida la información, sin pagar el rescate a los ciberdelincuentes”, agregó.

Los datos del reporte muestran que para el 56% de los entrevistados la mayor preocupación en materia de seguridad son precisamente códigos maliciosos, seguido por el 52% que dijo estar preocupado por las vulnerabilidades de software y de sistemas y el tercer puesto, con el 27% lo ocupa el phishing. El ransomware se abre paso como una nueva preocupación, para el 32% de los consultados.

Otro de los datos de interés es que los teléfonos inteligentes son cada vez más afectados por estas amenazas, e incluso se pronostica que más dispositivos puedan verse comprometi­dos con el denominado Ransomware de las Cosas (RoT).

Finalmente, en cuanto a la realización de actividades de educación y concientización en materia de Seguridad de la Información, aunque el porcentaje de empresas que promueve ac­tividades de concientización periódicamente sigue siendo menor que en 2014, una mayor cantidad de organizaciones lo hace ocasionalmente o planea hacerlo, lo cual proyecta un mejor escenario para este año.

“Si bien el reto no es sencillo, podemos lograr grandes cambios en la gestión de segu­ridad con la implementación de pequeñas medidas como la educación a todos los empleados de la empresa. La respuesta para mejorar nuestros niveles de seguridad está en ver la gestión de la seguridad como un sistema, el cual abarca desde los empleados de todos los niveles y jerarquías, hasta la implementación de tecnología y procesos de gestión”, concluyó Gutiérrez.