¿Cómo consumen los colombianos en época navideña?

La cena de nochebuena es una de las celebraciones más tradicionales de las familias colombianas, lo que conlleva al aumento en el consumo de algunos productos para cocinar como bases y salsas, aceites entre otros.

La época decembrina siempre aumenta las expectativas para mejorar el comercio y la economía colombiana. Kantar Worldpanel, experto global en el comportamiento del consumidor, creó una “canasta navideña” con los productos que generalmente más se consumen en esta época del año, en donde se evidenció que en la Navidad de 2017, el consumo de algunas categorías no tuvieron un crecimiento en volumen, debido principalmente a las diferentes incertidumbres económicas como la aplicación del incremento del IVA a inicios de ese año.

“Otro de los aspectos que impactó el consumo en esa época fue el índice de confianza del consumidor, el cual se encontraba en niveles negativos, y solo desde abril de este año alcanzó niveles positivos”, informó Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Simon agregó que las canastas de alimentos para cocinar que sí tuvieron un incremento en la Navidad de 2017 fueron: bases y salsas de cocina, salsa de tomate, galletas dulces, aceites, tortillas, mantequilla y mayonesa. En cuanto a bebidas, el agua embotellada también aumentó, pero cervezas y jugos no lograron un buen desempeño. Así mismo, el ticket promedio con artículos de la “canasta navideña” fue de $10.400 pesos.

Otros productos utilizados en la casa como servilletas, toallas de cocina y ambientadores, tuvieron consumo representativo por parte de los hogares colombianos, dado que son elementos clave en el hogar para la realización de actividades familiares y las reuniones que se acostumbran a realizar.

“Se espera que en esta Navidad haya un repunte en el consumo de la “canasta navideña”, los índices de confianza durante algunos meses de 2018 han sido positivos o mucho mejores que los presentados durante los meses finales de 2017. Además el volumen total del consumo masivo en el país durante este 2018 se ha mantenido estable.  De acuerdo con nuestras cifras,  se espera que a cierre de año la canasta cierre con un volumen estable”, concluyó Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Lenta reactivación de la economía en Latam no le cierra oportunidades al consumo

En Colombia los tres canales emergentes continúan su desarrollo: hiperbodegas, canales de descuento y droguerías.

Latinoamérica ha venido experimentado grandes cambios en los últimos 18 meses en la estructura de los canales debido al clima económico, lo que ha impactado en los volúmenes del consumo masivo. La reactivación –lenta- de la economía de la región, abre oportunidades para las marcas y al consumo en sí mismo. Así lo revela Kantar Worldpanel en su más reciente edición de Consumer Insights Latam.

El ritmo del crecimiento de la región continúa siendo lento: en los últimos 12 meses con cierre en marzo 2018, el consumo creció -en volumen- un 0,8% comparado con el 1,7% del año 2017. Entre los indicadores clave del análisis, se señala que el gasto promedio de hogar es de 1.534 dólares por año, la frecuencia anual de compra es de 162 y el tamaño medio de hogar, es de cuatro personas.

“Kantar Worldpanel reafirmó su proyección de crecimiento de la canasta de consumo masivo para Latam en 2018, no excedería el 2%. No obstante, en el primer trimestre de este año hubo un aumento de 3.1%, siendo una cifra muy positiva. Por otro lado, es muy importante resaltar que los retailers y las marcas, continúan encontrando oportunidades. Existen espacios de crecimiento para las marcas propias, en provincias del interior y para nuevos formatos del retail”, informó Virginia Caravaglia, Directora de Marketing Latam de Kantar Worldpanel.

Asimismo, Caravaglia, agregó que hay un cambio en el mix de marcas elegidas por los compradores latinos. Prevalece el low cost, las marcas más económicas ganan participación– tanto las propias como las marcas secundarias – gracias a que los hogares buscan controlar su presupuesto.

Analizando el comportamiento por países, el consumo aumentó, de manera más notable, en Brasil (4%) y Bolivia (2.3%). En cuanto a contracciones Venezuela –por su situación compleja- tocó fondo y se ven cifras bajas con -24% en el primer trimestre del año.

Las marcas propias ganan relevancia gracias a la coyuntura económica y se abren un espacio en los hogares del país.

¿Cómo están los canales?

En Latam los nuevos formatos siguen avanzando; mayoristas, canales de descuento y farmacias siguen sumando adeptos. Las ferias y distribuidoras, hacen lo propio en Chile, mientras que en Venezuela el 8% del consumo masivo se transacciona vía trueque u obsequio (de familiares, amigos o vecinos). Los niveles socio-económicos bajos en México priorizan los Tianguis, un formato típico de este país.

“En Colombia, además el consumo en casa se fortalece y las categorías asociadas a cocinar ganan cada vez más relevancia. Los canales tradicionales llegan a su mínimo histórico, pero los emergentes continúan su desarrollo: hiperbodegas, tiendas de descuento y droguerías. Sin embargo, vemos una recuperación del minimercado (región Pacifico) y estabilización del canal de descuento en el primer trimestre. En Medellín hubo un mal inicio en volumen principalmente por la canasta de lácteos, que tuvo una migración de leche pasteurizada a larga vida”, explicó Miguel de La Torre, Director de Nuevos Negocios de Kantar Worldpanel.

Gen Z, la generación de compradores online que busca experiencias personalizadas

Estudio de Criteo analiza los hábitos de consumo de los jóvenes nacidos entre 1994 y 2002 Entregar experiencias de compra impulsadas por la tecnología en las tiendas físicas, la clave para conquistar a este grupo de consumidores.

Después de los Millenials, la Generación Z comienza a despertar el interés de las marcas y minoristas. De acuerdo con el estudio Gen Z de Criteo, la compañía líder en Commerce Marketing, los individuos nacidos entre 1994 y 2002 ya se perfilan como un influyente y poderoso grupo de consumidores.

La investigación, la cual analiza el comportamiento de compra de miles de jóvenes en Brasil, Estados Unidos, Francia, Alemania, Japón y Reino Unido, destaca el poder de compra de este grupo de consumidores y revela que la personalización y las experiencias son la clave para conquistarlos. Según los resultados, la Generación Z es la más adepta al uso de los dispositivos móviles y, a pesar de tener preferencia por las compras online, le da mucho valor a las experiencias de compra en las tiendas físicas cuando son potenciadas por la tecnología.

De acuerdo a la investigación, esta generación valora el poder experimentar los productos a través de tecnologías innovadoras en las tiendas físicas, tales como self-checkout a través de sus teléfonos móviles, pantallas táctiles interactivas y experimentación virtual, todo ello sin descuidar una excelente atención al cliente.

“La Generación Z lidera la revolución del comercio móvil y representa una oportunidad clave para los especialistas en Marketing ya que es un grupo de compradores que tiende a desarrollar vínculos más fuertes y una mayor fidelidad hacia las marcas”, afirma Alessander Firmino, director general de Criteo para América Latina. “Si bien es cierto que los hábitos de compra pueden variar según el consumidor, la Generación Z es omnishopper por naturaleza y, aunque disfrutan las visitas a las tiendas físicas tradicionales, prefieren realizar sus compras a través de la web. Para poder entregarles una experiencia relevante y satisfactoria a lo largo de todo el proceso de compra, las marcas y los minoristas deben emplear una estrategia de datos sólida que les permita conectar a los compradores con productos únicos de última tendencia”.

La Generación Z es joven, móvil y valora la novedad y la experiencia. Las marcas y minoristas que representan los valores de esta generación y que gozan de su lealtad ofrecen experiencias personalizadas, productos de edición limitada, tiendas físicas atractivas y auténticas historias de marcas.

Los principales hallazgos del estudio incluyen:

  • Poder de compra significativo: Tanto online como offline, el promedio de gasto de la Generación Z es relativamente elevado, principalmente en dispositivos electrónicos, en los cuales gastan una media de 182 dólares online y 125 dólares offline cada seis meses.
  • Preferencia por dispositivos móviles: Los consumidores Z pasan más tiempo en sus dispositivos móviles que cualquier otra generación, registrando 11 horas por semana (sin contar el trabajo y el correo electrónico).
  • Redes sociales: Los compradores Gen Z más jóvenes son amantes de las redes sociales, sobre todo de las nuevas plataformas como Instagram y Snapchat, aunque la gran mayoría sigue usando Facebook: Facebook (55%), Snapchat (52%), Instagram (52%) y Twitter (23%).
  • Consumidores digitales: A la Generación Z le encanta usar Internet para ver vídeos, programas de televisión, películas y escuchar podcasts. En promedio, consumen 23 horas de contenido online por semana.
  • Experiencia de compra tradicional: La Generación Z disfruta las compras en tiendas tradicionales por la novedad y experiencia que representan. A pesar de que el 75% prefiere realizar sus compras online tanto como sea posible, el 80% destaca que disfruta comprar en las tiendas tradicionales cuando tiene tiempo.
  • Webs y app, las más influyentes: Más del 50% de los encuestados revela que los sitios web y las apps juegan un papel más importante en el proceso de compra que las búsquedas online, los anuncios de televisión o la publicidad en Internet. Las redes sociales se perfilan como el segundo canal más influyente.
  • Consciencia de compra: La Generación Z es propensa a explorar los productos en la tienda física y acabar comprándolos en Internet, pero muestra menos predisposición a la opción de comprar los productos online y recogerlos en la tienda física. Además el 34% de los entrevistados llevan a cabo la práctica del webrooming (buscar online y comprar en la tienda), mientras que el 18% es partidario del showrooming (experimentar en la tienda y comprar online).
  • Personalización total: La Generación Z quiere que todo sea totalmente personalizado, incluso los anuncios. Un 62% destaca que le gusta recibir anuncios que proporcionen valor, especialmente si se trata de descuentos.

Metodología de estudio

El informe Gen Z es un estudio derivado del estudio The Shopper Story 2017 y encuestó a miles de miembros de la Generación Z en Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Brasil y Japón para conocer sus hábitos de compra.

 

Los meses en que los colombianos se endeudan más

En el mes de enero, el gasto de los hogares colombianos creció en un 7,2 por ciento, según  la firma de consumo, Raddar.  Para los expertos, esto representa un panorama alentador ya que hay una mayor confianza en la economía, mejores ingresos o más acceso a fuentes de financiación.

A pesar de que el panorama es positivo, muchas veces los gastos superan las necesidades que se van presentando mes a mes, estas emergencias de índole familiar o personal hacen que diferentes tipos de consumidor acudan a la modalidad de un préstamo de bajo monto.

Según cifras de Lineru, experta en créditos online las mujeres se endeudan en un 55% en relación con los hombres, con un 45%. El perfil en su mayoría son personas solteras o que viven en unión libre y este tipo de préstamos de bajo monto son utilizados en su mayoría para pago de gastos inesperados y reuniones como cumpleaños.

Los meses  en que los consumidores hacen mayor solicitud de créditos son enero, julio y diciembre. En este punto crecen en un 20% las solicitudes mientras que en junio y diciembre, se presenta un menor movimiento en el que se puede observar un decrecimiento del 5%. “Durante el 2017, más de medio millón de personas solicitaron créditos con más de 300.000 desembolsos, para 2018 esperamos incrementar nuestras cifras al 200% con presencia en líneas digitales y mercados financieros”. Puntualiza Héctor Aponte, Director de Mercadeo y Servicio al Cliente de Lineru.

Es importante evidenciar la manera en que los colombianos hacen uso de su dinero, pues según estudios de Addeco, las personas destinan alrededor del 30% de su salario a alimentación seguido del 20% para cubrir gastos básicos y solo el 10% del salario en sus deudas, esto demuestra que falta camino por recorrer en cuanto a educación financiera.

En cuanto a ciudades, los bogotanos son los que más se endeudan pues encabezan la lista de mayor compra de créditos seguida de Medellín, Cali y Barranquilla. Los principales hábitos de compra se vinculan a la compra de indumentaria y experiencias.

Las personas que ya cuentan con una deuda pueden tener posibilidades de pago con entidades financieras para renegociar su crédito, ampliar el plazo de su deuda o bajar el monto de las cuotas.

Cifras del Gobierno Nacional indican que se benefician de esta posibilidad de negociación aproximadamente 594.000 familias sin tener que verse afectadas por las centrales de riesgo.

Tendencias que marcarán el futuro de la industria de consumo masivo en América Latina

El ritmo del cambio está acelerándose, ya que en la actualidad muchas organizaciones están trabajando en imaginar cómo será su futuro en los próximos diez años. Los detonadores del cambio pueden venir de cualquier lado: desde la legislación local hasta la tecnología. Pero está en manos de las organizaciones comenzar estas conversaciones enfocadas en cómo el futuro de sus empresas será impactado por estos grandes detonadores en el panorama minorista y de los consumidores.

Únete a Fabiola de la Portilla, Directora de Thought Leadership Knowledge Management para los Mercados de Growth de Nielsen en América Latina mientras comparte sus puntos de vista sobre cómo se desarrollarán estos impulsores de cambio, lo que significan para tu negocio y cuáles son las herramientas que puedes aprovechar de cara a los retos que enfrentarán las organizaciones en su futuro operativo.

EN ESTE WEBINAR DESTACAMOS:

  • El entendimiento de cómo estos impulsores de cambio pueden ser una guía para una planeación de negocio de mediano y largo plazo
  • Usar estos impulsores de cambio como una aportación para desarrollar una dirección estratégica
  • Mostrar cómo las herramientas del futuro pueden ser utilizadas para  enfrentar el entorno empresarial de mañana.

¡Regístrate ahora para asegurar tu lugar!