¿Cuáles son las verdaderas preocupaciones de los CEO colombianos?

Los Chief Executive Officers o, como los conocemos en español, directores ejecutivos, presidentes o gerentes generales, quienes velan por cumplir la estrategia, la visión y objetivos corporativos de una empresa, están evidenciando nuevas necesidades y preocupaciones gracias a los cambios inminentes en las estructuras sociales y económicas del país. CEO Colombia de Sinnetic, un estudio continuo de dos años, que analizó a profundidad dos grupos de directivos, en el 2015 con 325 CEO y en el 2016 con 412, demuestra que los principales líderes de las compañías tienen como prioridad solucionar aspectos internos, por lo cual postergan elementos relacionados con la satisfacción del consumidor.

Control de fraude, una preocupación latente

En el 2015, entre los 18 aspectos indagados por Sinnetic, el décimo lugar lo ocupaba la preocupación por el fraude interno, que era una prioridad para el 35 % de los ejecutivos. Esta variable en el 2016 cobijó al 82 % de los entrevistados, ocupando el segundo lugar. La tercera y cuarta posición del listado la ocupan los ataques cibernéticos, también con 82 %, subiendo 10 lugares en el escalafón y el mantenimiento de relaciones con las cuentas clave del negocio, con un 81 %. “El fenómeno de los denominados Panamá Papers y otros asuntos de este tipo preocupan a los ejecutivos por el creciente riesgo de una irrupción ilegal a sus sistemas informáticos o servidores, que entre otros conlleven a la publicación de información interna, como correos electrónicos, secretos industriales y demás activos informáticos vitales para el funcionamiento presente y futuro de los negocios”, analiza Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic.

Mejores precios para los clientes

Con un 91 %, en el primer lugar en el 2016, se encuentra la administración de precios de cara a clientes y consumidores. Este mismo aspecto se encontró durante 2015 en la novena posición, y preocupaba al 45 % de los ejecutivos entrevistados. Se observa un cambio fuerte en la tendencia general en un período corto de apenas meses.

Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic, afirma: “Este cambio puede explicarse debido a la devaluación del peso con relación al dólar, volviendo más costosa la importación de insumos necesarios para producción local, lo que determina la necesidad de las empresas para subir precios, pues el recorte y los ahorros no son suficientes para sostener las metas financieras”. Esto se refleja en la siguiente gráfica:

La administración eficiente de precios también preocupa a los CEO por la posible redistribución de ciertos mercados, por el posible incremento del IVA que se prevé para el siguiente año, pues si bien es un impuesto, los CEO se preocupan por que este costo adicional no se convierta en una barrera de adopción por clientes, usuarios y consumidores.

Mercados cambiantes

Al subir al 75 % este año frente a un 21 % en el 2015 y aumentando 10 lugares en la escala, los entrevistados mostraron amplio interés en la identificación de mercados relevantes, es decir, que el objetivo que tenían originalmente los productos ha traspasado fronteras a otras industrias.

Sinnetic señala que un ejemplo de esto puede ser la cerveza, producto que originalmente se asociaba a fiesta, pero que ahora sirve como acompañamiento de almuerzos o cenas. Igualmente pasa con uno de los productos más característicos de los hogares colombianos: el Tarrito Rojo de JGB, un suplemento alimenticio que se presentaba originalmente como un modificador de la leche y que incluía algunas vitaminas. Ahora es considerado una medicina que incluso viene en presentación de pastilla.

Algo congruente sucede con las Pastillas Vic, que de ser un medicamento para aliviar los dolores de garganta, ahora se vende como una golosina funcional exhibiéndose al lado de las mentas tradicionales.

En otras palabras, una preocupación relevante es la introducción de productos en nuevos escenarios de consumo buscando nuevos usos y rituales de consumo para los productos.

Manejo de empleados

En general, la preocupación de los CEO por el personal de sus compañías varía en diferentes aspectos. Instaurar nuevas formas de trabajo es una constante, pues la implementación del teletrabajo obtuvo la posición 12 dentro del listado, en los dos años de estudio, con un 32 % en el 2015 y un 41 % en el 2016, variando solo un 9 %.

Por otro lado, el 62 % de los CEO entrevistados este año manifestaron preocuparse por la desvinculación de personal, aumentando nueve lugares en la escala, pues comparada con los resultados del 2015, solo el 15 % de los consultados manifestaba preocupación por ello.

En comparación con lo anterior, la retención de talento se ubica en el 2016 como uno de los últimos tres aspectos del listado. En el 2015, el 45 % manifestaba tener dentro de sus prioridades las acciones enfocadas a conservar a sus trabajadores, ocupando el octavo lugar, sin embargo, este año, el 31% de los encuestados declaran estar preocupados por ello, ubicándolo en el lugar 16 de los 18 aspectos evaluados en la encuesta.

Nuevos enfoques de los CEO frente a los cambios en el mercado

En suma, para el 2016 la estructura de prioridades comparada con el 2015 ha cambiado. Actualmente, en primer lugar, se ubica el manejo de precios de cara al consumidor, donde antes se posicionaba propender por la satisfacción de

los clientes. En segundo lugar, está el control de posibles fraudes de los manejadores de dinero, el cual aumentó ocho lugares en la clasificación. En tercer lugar, los ataques cibernéticos, posición en la que se encontraba la implementación de las NIIF.

“Los CEO ahora consideran los riesgos de fraude y la política de precios como ejes de la estrategia, con el fin de mantener sus clientes actuales y sustentar el negocio en el mediano y largo plazo. No obstante, si se considera que la competitividad la dicta el precio del dólar en todo el mundo y que los productos y servicios de las empresas colombianas deben competir de igual a igual en mercados cada vez más difíciles, es urgente un importante cambio de visión”, dice Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic.

Finalmente, concluye: “En momentos de economías retadoras como la actual, los CEO deben orientarse a satisfacer al consumidor, de lo contrario puede iniciarse una espiral descendente de competitividad que terminaría en la agudización de los problemas con los que hoy lidian los distintos sectores económicos”.

Los CEO colombianos ven la disrupción como una oportunidad de crecimiento para su negocio

KPMG Internacional publicó por tercer año consecutivo su estudio Pespectivas Globales del CEO 2017, el cual por primera vez trae un capítulo Latinoamérica basado en entrevistas realizadas a 271 CEO de la región, incluyendo Colombia. Este nuevo capítulo permite realizar una comparación entre los CEO de los 17 paises participantes de América Latina frente a las perspectivas reflejadas a nivel global por los CEO de las compañías más grandes de Europa, Asía y América del Norte.

El 88% de los directores generales colombianos, o CEO por sus siglas en inglés, visualizan las fueras disruptivas como una oportunidad para su negocio y no como una amenaza (71% en América Latina y 65% global). Los CEO también se muestran confiados en las proyecciones de crecimiento de la economía global (63% en Colombia y América Latina, y 65% a nivel global), y el 75% de los CEO colombianos confían en el crecimiento económico del país a 12 meses.

Uno de los resultados más llamativos del estudio es la confianza de los primeros directivos en el crecimiento de sus empresas. Todos los CEO colombianos (100%) y ocho de cada diez a nivel global y en Latinoamérica, confían en las perspectivas de crecimiento de su negocio para los próximos tres años (83% a nivel global, 89% en América Latina).

“Hoy, más que nunca, los CEO colombianos están seguros del crecimiento de sus empresas a corto y mediano plazo, pues identifican la clave del éxito en su capacidad de disrupción; es decir en factores internos más que en externos” opina Jorge Humberto Ríos, Presidente de KPMG en Colombia. “Reflejan un sentimiento positivo donde predomina la confianza en que se están dando los pasos necesarios, en la dirección correcta, para hacer que la propia organización sea la que lidere la disrupción en su sector, en lugar de mantenerse a la expectativa de los cambios que puedan llegar” agrega.

Principales hallazagos

Entre los porcentajes más relevantes del estudio se destacan:

  • Este año, los CEO todavía confían ampliamente en las perspectivas de la economía global (63% en Colombia y América Latina, y 65% a nivel global), pero su optimismo es más modesto que el año pasado (80% a nivel global)
  • Cerca de 9 de cada 10 ejecutivos (88% en Colombia, 71% en América Latina y 65% a nivel global) ven la disrupción tecnológica como una oportunidad, no como una amenaza para su negocio.
  • El 94% de los ejecutivos colombianos (el 78% de los latinoamericanos y el 74% a nivel global) percibe su empresa como disruptiva en su sector.
  • Dentro de su propia empresa, más de ocho de cada diez directores generales (100% en Colombia, 89% en América Latina y 83% a nivel global) confían en las perspectivas de crecimiento de su negocio para los próximos tres años.
  • Ocho de cada 10 (88% en Colombia, 72% en América Latina y 68% a nivel global), dicen que están mejorando sus habilidades y cualidades personales para ser disruptores y encabezar mejor sus negocios
  • A medida que se adoptan tecnologías cognitivas (digitalización laboral, automatización y robotización), las empresas esperan un crecimiento de su plantilla en el corto plazo. En todas las áreas clave para el negocio, un promedio de 58% de los directores generales en el mundo esperan un crecimiento ligero o significativo en números
  • Para el 81% de los CEO colombianos el objetivo principal de las inversiones realizadas en los pasados 12 meses fue acercarse a sus clientes y mejorar su relacionamiento con ellos. A comparación con lo que ocurre a nivel global donde cerca de la mitad (45%) dicen que su visión del cliente se ve obstaculizada por la falta de datos de calidad.
  • Más de la mitad de los primeros ejecutivos (56%) están preocupados por los datos en los que basan sus decisiones.

“Los CEO entienden que la velocidad de llegada al mercado y la innovación son prioridades estratégicas para el crecimiento en condiciones inciertas”, indica John Veihmeyer, Presidente Mundial de KPMG. “Al mismo tiempo, están siendo pragmáticos en la gestión de la incertidumbre, lo que incluye fortalecer sus negocios en los mercados establecidos para proteger su rentabilidad mientras se preparan para aprovechar nuevas oportunidades”.

Un clima geopolítico cambiante

En 2017, los CEO de la muestra global se muestran positivos ante la evolución de la economía global en los próximos doce meses, pero su optimismo es algo más moderado que hace un año; 67% frente a 70% en 2016. Los CEO colombianos son más desconfiados que sus pares latinoamericanos y globales, y solo un 38% se muestran optimistas, pero su confianza se nivela al preguntarles por las perspectivas para los próximos tres años. Esto señala un reconocimiento de la incertidumbre geopolítica que ha caracterizado al 2017 pero igualmente, un optimismo generalizado a largo plazo.

A nivel país pasa lo contrario. La confianza de los CEO colombianos en los prospectos de crecimiento económico de Colombia en los siguientes doce meses es similar a la de los demás primeros ejecutivos en sus respectivos países, pero cae a poco más de la mitad cuando se les pregunta por los próximos tres años. Esto puede relacionarse tanto con aspectos tributarios como geopolíticos.

Listos para acoger la disrupción

“Gestionar y dirigir una empresa hoy en día consiste, más que nunca antes, en ser capaz de cuestionar las ideas establecidas y promover el cambio” comenta Ríos. Tanto, que el 94% de los CEO colombianos encuestados afirman que su empresa está posicionándose activamente como un agente disruptivo en su industria más que como un actor pasivo, a comparación de los resultados de Latam 78% y global con un 74%.

La inversión en diferentes temas como cumplimiento regulatorio, infraestructura digital y física, gobernanza y ciber-seguridad, entre otros, permite a los CEO colombianos tener confianza en sí mismos para marcar la diferencia dentro de sus industrias. Estas acciones les permiten ver la disrupción tecnológica como una oportunidad más que como una amenaza, y la inversión en ciber-seguridad como una fuente de ganancias más que de costos.

El cliente es más relevante

A diferencia de sus contrapartes latinoamericana (51%) y global (70%), que invirtieron para mejorar su ganancia neta, los CEO colombianos (81%) lo hicieron para acercarse a sus clientes y mejorar su nivel de relacionamiento con su organización, y disrumpir a los competidores. Sumado, para el 94% de los directores generales colombianos, sus grupos de interés y clientes están dentro de sus tres primeras prioridades, frente al 78% de Latinoamérica y el 61% de la muestra global. A su vez, el 94% de los CEO es capaz de articular con seguridad cómo su organización crea valor para sus clientes, y el 88% sientan una responsabilidad creciente por representar sus intereses.

Por otro lado, los riesgos que identifican los primeros ejecutivos colombianos también se alinean con sus inversiones. Los CEO colombianos están más preocupados en comparación de los resultados arrojados a nivel Latinoamérica y global por los siguientes aspectos:

  • Necesidades cambiantes de los clientes (44%). En América Latina (19%) y global (22%).
  • Riesgo estratégico (44%). En América Latina (28%) y global (27%).
  • Uno de los cambios más llamativos en la encuesta de este año es el aumento en el número de CEO que citan el riesgo de reputación y marca como una de sus principales preocupaciones a nivel global (28%) y en Latinoamérica (23%).
  • La seguridad cibernética, que ocupó el primer puesto de los riesgos en 2016, ha caído este año a la quinta posición, en parte, reflejando las opiniones de los CEO sobre el progreso que han realizado sus negocios en la gestión del riesgo cibernético. Hoy en día, cuatro de cada diez a nivel global (42%) dicen sentirse adecuadamente preparados para un evento cibernético, frente al 25 por ciento en 2016.Cambios tecnológicos – una batalla de talento  Por su parte, al contrastar las preocupaciones de los primeros ejecutivos colombianos con sus pasadas inversiones, se evidencia que uno de los riesgos que identifican, talento, es el gran ausente en las inversiones realizadas en los últimos doce meses. Coherentemente, el 94% de los CEO colombianos invertirá en reclutamiento en los próximos tres años, sobre un 86% a nivel Latam. La disrupción empieza por los CEO En vista de que ahora operan en un ambiente de negocios cada vez más transparente, tres cuartas partes de los CEO de la muestra global (74%) dicen que su organización otorga mayor importancia a la confianza, los valores y la cultura para mantenerse en el largo plazo.
  • Para ver información adicional sobre este estudio, visite home.kpmg.com/co/ceooutlook2017. También puede seguir la conversación @KPMGenColombia en Twitter usando el hashtag #CEOoutlook.
  • Los CEO están evolucionando sus habilidades y cualidades personales para liderar mejor sus negocios. Cerca de 9 de cada 10 CEO colombianos, el 88%, han hecho un curso o estudiado para una certificación en el pasado año con el objetivo de generar cambios disruptivos desde su rol. A su vez, se evidencia un cambio frente a las nuevas influencias y colaboraciones de parte de terceros ahora más que nunca que en cualquier otro punto de sus carreras (94% Colombia, 71% Latam y 70% global).
  • Contrario a la opinión popular, el 58% de los CEO de la muerta global esperan que las tecnologías cognitivas aumenten su número de colaboradores en 10 tipos de rol clave en el futuro inmediato. Aunque el 32% espera que este crecimiento sea leve, hay una clara expectativa de que se necesitarán más empleados especializados, al menos en el corto plazo. Esto sugiere que la experiencia del cliente, no la reducción de costos, es vista por los CEO como un factor clave en la adopción de tecnologías cognitivas. La atracción de talento altamente calificado – en lugar de la gestión técnica de la tecnología – es vista por los CEO como el principal desafío en la implementación de tecnologías cognitivas.

¿Cuáles son las verdaderas preocupaciones de los CEO colombianos?

Los Chief Executive Officers o, como los conocemos en español, directores ejecutivos, presidentes, o gerentes generales, quienes velan por cumplir la estrategia, la visión y objetivos corporativos de una empresa, están evidenciando nuevas necesidades y preocupaciones gracias a  los cambios inminentes en la estructura social y económica del país.

´CEO Colombia´ de Sinnetic, un estudio continuo de dos años, que analizó a profundidad dos grupos de directivos, en 2015 con 325 CEO y en 2016 con 412, demuestra que los principales líderes de las compañías dan prioridad a solucionar aspectos internos, teniendo que postergar elementos relacionados con la satisfacción del consumidor.

Control de fraude, una preocupación latente

En 2015, entre los 18 aspectos indagados por Sinnetic, el décimo lugar lo ocupaba la preocupación por el fraude interno, que era una prioridad para el 35% de los ejecutivos. Esta variable en 2016 cobijó al 82% de los entrevistados, ocupando el segundo lugar. La tercera y cuarta posición del listado, la ocupan los ataques cibernéticos también con 82%, subiendo 10 lugares en el ranking  y el mantenimiento de relaciones con las cuentas clave del negocio, con un 81%.

“El fenómeno de los denominados Panamá Papers y otros asuntos de su tipo, preocupan a los ejecutivos por el creciente riesgo de una irrupción ilegal a sus sistemas informáticos o sus servidores, que entre otros conlleve a la publicación de información interna, como correos electrónicos, secretos industriales y demás activos informáticos vitales para el funcionamiento presente y futuro de los negocios”, analiza Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic.

Mejores precios para los clientes

Con un 91%, en el primer lugar, en 2016 se encuentra la administración de precios de cara a clientes y consumidores. Este mismo aspecto se encontró durante 2015 en la novena posición, preocupando al 45% de los ejecutivos entrevistados. Se observa un cambio fuerte en la tendencia general en un período corto de apenas meses.

Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic, afirma que “este cambio puede explicarse debido a la devaluación del peso con relación al dólar, volviendo más costosa la importación de insumos necesarios para producción local lo que determina la necesidad de las empresas para subir precios, pues el recorte y los ahorros no son suficientes para sostener las metas financieras” Esto se refleja en la siguiente gráfica:

ceo

La administración eficiente de precios también preocupa a los CEO por la posible redistribución de ciertos mercados bajo la tentativa de incremento en IVA que se prevé para el siguiente año, si bien es un impuesto, los CEO se preocupan por que este costo adicional no se convierta en una barrera de adopción por clientes, usuarios y consumidores.

Mercados cambiantes

A subir hasta 75% este año, frente a un 21% en 2015 y aumentando 10 lugares en la escala, los entrevistados mostraron amplio interés en la identificación de mercados relevantes, es decir, que el objetivo que tenían originalmente los productos, han traspasado fronteras a otras industrias.

Sinnetic identifica que ejemplo de ello puede ser la cerveza, producto que originalmente era asociado a la fiesta y que ahora sirve como acompañamiento de almuerzos o cenas. Igualmente pasa como uno de los productos más característicos de los hogares colombianos: el “Tarrito Rojo” de JGB, un suplemento alimenticio que se presentaba originalmente como un modificador de la leche y que incluía algunas vitaminas ahora es considerado una medicina que incluso viene en presentación de pastilla.

Algo congruente sucede con las “Pastillas Vic”, que de ser un medicamento para aliviar los dolores de garganta, ahora se vende como una golosina funcional exhibiéndose al lado de las mentas tradicionales.

En otras palabras, una preocupación relevante es la introducción de productos en nuevos escenarios de consumo buscando nuevos usos y rituales de consumo para los productos.

Manejo de empleados

En general, la preocupación de los CEO´s por el personal de sus compañías varía en diferentes aspectos. Instaurar nuevas formas de trabajo sigue constante, pues la implementación del teletrabajo obtuvo la posición 12 dentro del listado en los dos años de estudio, con un 32% en 2015 y un 41% en 2016, variando solo un 9%.

Por otro lado, el 62% de los CEO´s entrevistados este año, manifestaron preocuparse por la desvinculación de personal, aumentando 9 lugares en la escala, pues comparado con los resultados del 2015, solo el 15% de los consultados manifestaba preocupación por ello.

En comparación con lo anterior, la retención de talento se ubica en 2016 como uno de los últimos tres aspectos del listado. En 2015 el 45% manifestaba tener dentro de sus prioridades las acciones enfocadas a conservar a sus trabajadores, ocupando el octavo lugar, sin embargo este año, el 31% de los encuestados declaran estar preocupados por ello, ubicándolo en el lugar 16 de los 18 aspectos evaluados en la encuesta.

Nuevos enfoque de los CEO frente a los cambios en el mercado

En suma, para 2016 la estructura de prioridades comparado con 2015 ha cambiado. Actualmente en primer lugar se ubica el manejo de precios de cara al consumidor, dónde antes se posicionaba propender por la satisfacción de los clientes; en segundo lugar está el control de posibles fraudes de los manejadores de dinero, el cual aumentó 8 lugares en la clasificación y en tercer lugar, los ataques cibernéticos, posición dónde se encontraba la implementación de las NIIF.

tabla

“Los CEO ahora consideran los riesgos de fraude y la política de precios como ejes de la estrategia, con el fin de mantener sus clientes actuales y sustentar el negocio en el mediano y largo plazo. No obstante, si se considera que la competitividad la dicta el precio del dólar en todo el mundo y que los productos y servicios de las empresas colombianas deben competir de igual a igual en mercados cada vez más difíciles, es urgente un importante cambio de visión”, analiza Gabriel Contreras, CEO de Sinnetic.

Y concluye que “en momentos de economías retadoras como la actual, los CEO deben orientarse a satisfacer al consumidor, de lo contrario puede iniciarse una espiral descendente de competitividad que termine en la agudización de los problemas con los que hoy lidian los distintos sectores económicos”.

Innovación y reputación, claves en el éxito de un CEO

High Results y AZUL Innovación se complacen en presentar el primer estudio sobre el impacto de la innovación en la reputación, tanto de las empresas del país como de sus líderes: el Coeficiente R/I. Este nuevo estudio se convierte en un aporte importante para que las empresas del país reconozcan cómo mejorar los procesos de divulgación de sus innovaciones con el fin de generar mayor impacto en sus audiencias.

InnovaciónEl estudio Coeficiente R/I es resultado del aprovechamiento de sinergias generadas entre High Results y AZUL Innovación, empresas que dedicaron meses a la recopilación, análisis y delimitación de los resultados evidenciando la visión empresarial, gremial y periodística nacional, teniendo en cuenta que para esta investigación se contactaron presidentes de empresas, directivos gremiales y periodistas de distintos medios.

El Coeficiente R/I reúne las variables de reputación e innovación y permite determinar cómo estas variables se convierten en parte fundamental del valor de los negocios en el presente siglo.

Según Sonia Quesada, directora general de High Results, agencia de comunicaciones de marca, “la reputación es un elemento fundamental para hacer negocios y valores como la ética o la experiencia son sus componentes tradicionales, para generar prestigio ante sus stakeholders”.

La innovación es uno de los factores que con mayor contundencia ha cambiado la historia de la humanidad. Las empresas en Colombia, por su parte, han comenzado a darle mayor importancia a este recurso y sus líderes también reconocen que, en una economía globalizada y con audiencias cada vez mejor informadas y más exigentes, el esfuerzo por innovar incide directamente en la reputación tanto del negocio como de ellos como personas.

Rodrigo Ferro, Socio y gerente de planeación de AZUL Innovación, afirma que “los cambios que viven las empresas son cada vez más acelerados y disruptivos en comparación con sólo hace un par de décadas. Del ritmo de innovación que mantengan en sus negocios dependerá la continuidad de los mismos en el futuro. Colombia aún tiene que asumir con mayor responsabilidad el riesgo de un rezago en este sentido”.

Los resultados:

El estudio cubre a la pequeña, mediana y gran industria del país, así como a exportadores e importadores; entidades de servicios públicos y privados, comerciantes, agricultores, constructores y compañías de consumo masivo. También a medios especializados en negocios tanto en prensa y revistas, como en radio y medios digitales.

Cifras interesantes que aporta el estudio Coeficiente R/I surgen de cómo se perciben estos mismos conceptos. Por ejemplo, los mismos CEO de las empresas estudiadas están indecisos sobre si la innovación aporta a su propia reputación. El 50% de los CEO creen que sí aporta y sólo un 17% considera a la innovación como un factor importante.

De igual manera, 66% de los CEO consideran que su reputación afecta su relación con los stakeholders (sus públicos de interés, entre los que se destacan los accionistas, los aliados de negocios y los consumidores, entre otros), pero no hay consenso sobre cómo tomar acciones.

Sin embargo, el 82% de los CEO consideran como muy importante el papel de la innovación en el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, algo que se convierte en un efecto dominó y que podría impactar a toda la economía nacional.

 

Tres retos como CEO que afronta Pékerman en la Copa América

Tras el inicio de la participación de la Selección Colombia en la Copa América en Chile, y su clasificación a cuartos de final, el director técnico del combinado nacional de mayores, José Pékerman, enfrenta como CEO de la Tricolor tres retos fundamentales: integrar los nuevos talentos al equipo de trabajo, fortalecer el liderazgo al interior del grupo y acentuar la capacidad de pensamiento crítico y visión periférica.

Así lo analiza la firma Lee Hecht Harrison (LHH), líder mundial en soluciones de gestión de cambio, formación de líderes y desarrollo del talento, que comenta que Pékerman ha demostrado ser un líder capaz de construir un proyecto colectivo eficiente, que ha llevado a Colombia a estar en el top cinco del ranking de la FIFA durante los últimos años e implementar un modelo de liderazgo respaldado por los resultados en el certamen de Brasil.

Ahora, en Chile, el reto será integrar los nuevos talentos al equipo de trabajo. El 35 por ciento  de los convocados para la Copa América no estuvo en el Mundial 2014, lo que significa que es vital que Pékerman logre alinear tácticamente a quienes han sido titulares con los nuevos jugadores, para potenciar estas nuevas capacidades y crear nuevas opciones tácticas.

Fotografías corporativas y editoriales; ref.: Retrato Juan Carlos Linares, presidente DBM. Oficinas DBM, Bogotá (Marzo 4 de 2011)

 Juan Carlos Linares, presidente DBM. 

“El líder dentro de una organización es el principal responsable de asegurar la adaptación del equipo con el fin de lograr un alto rendimiento. Los equipos existen para producir resultados, medidos a través de su propia productividad. Sin embargo para sobrevivir en entornos altamente competitivos, es necesario dejar de ser predecibles e innovar continuamente para no perder la ventaja estratégica, como sucedió ante Venezuela y Perú”, dijo Juan Carlos Linares, presidente para Colombia, Ecuador y Costa Rica de LHH.

Además, con los retiros de Mario Alberto Yepes y Farid Mondragón más las ausencias por lesiones de jugadores con influencia en el equipo como Fredy Guarín y Abel Aguilar, Pékerman como CEO debe fortalecer a un nuevo grupo de líderes al interior de la selección. Para ello, cuenta con el regreso de Radamel Falcao y los buenos rendimientos del arquero David Ospina y los volantes James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado.

Para Linares, los líderes estratégicos deben crear músculo organizacional para hacer del cambio una actividad empresarial continua, donde lo que prime sea la velocidad de adaptación y la precisión en la implementación. “Ya no es suficiente que un líder pueda crear una visión de organización lo suficientemente atractiva como para que al ser transmitida a los diferentes niveles logre el total compromiso de los individuos. El nuevo liderazgo no se centra en una persona, es  más bien un liderazgo matricial, distribuido entre todo el equipo”, comentó.

Por último, acentuar la capacidad de pensamiento crítico y visión periférica son algunos de los desafíos del técnico de la Selección; rasgos que muchas veces están ausentes en los líderes actuales que según el reconocido gurú de negocios Paul J.H. Schoemaker, en su estudio reseñado en el Harvard Business Review, son la brecha número uno en el liderazgo moderno.

“El liderazgo de hoy no solo debe enfrentar el cambio. Esto ya no es suficiente. Debe anticiparse, retar, reinterpretar, decidir, alinear y desarrollar músculo organizacional para el aprendizaje continuo”, explicó el presidente de LHH y añadió que de esto se trata el liderazgo estratégico, un nuevo marco de referencia que comprende la interconexión de esas seis habilidades críticas, que hacen de un líder un visionario no solo para su empresa, sino también para la industria y el entorno.