El consumidor digital en Colombia

¿Recuerda la última vez que olvidó su celular en la casa? Sintió que estaba desconectado del resto del mundo. ¿Y cuándo se cayó el servicio de internet? Llamó furioso a la empresa prestadora del servicio para exigir una solución inmediata. Así es cómo hoy internet se ha integrado a los aspectos más pequeños de su vida.

Por: Marco Osuna
@ma_osuna7

Fuente: Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

En diciembre de 2017, Colombia superó el umbral de los 30 millones de conexiones a internet de banda ancha, lo que representó un crecimiento del 6,4% frente a lo registrado al cierre de 2016 (28,4 millones).

Aunque esta cifra evidencia el buen momento que atraviesa el país en conectividad, revela muy poco de la forma en que los colombianos hacen uso del ciberespacio.

Para responder a este interrogante, el Centro Nacional de Consultoría (CNC), con apoyo del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, las universidades EAN, Javeriana y Politécnico Grancolombiano, las organizaciones Colombia Digital, Interactive Advertising Bureau (IAB), Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT) y PayU, entre otros, realizaron el estudio Apropiación Digital 3.0, que desveló los comportamientos y actitudes de los ciudadanos en relación con el mundo digital.

En total fueron 3.505 entrevistados mayores de 12 años en seis regiones del país y 60 municipios, incluidas las 10 principales ciudades, quienes integraron la muestra del estudio que hoy confirma que, en Colombia, los mayores niveles de apropiación digital están concentrados en personas entre 18 y 24 años, con formación universitaria y que residen en Bogotá.

En Colombia, los mayores niveles de apropiación digital están concentrados en personas entre 18 y 24 años, con formación universitaria y que residen en Bogotá.

¿Para qué usan internet?

El estudio mostró que los colombianos usan internet para desarrollar siete actividades básicas, la mayoría de ellas de forma simultánea: enviar y recibir correos electrónicos (72%), chatear (70%), revisar las redes sociales (69%), ver videos musicales (66%), compartir contenidos (64%), escuchar y descargar música (60%) y buscar información (54%).

“Si los internautas quieren encontrarse con un familiar, amigo o alguien a quien dejaron de ver hace tiempo, es común que se conecten entre las ocho y 10 de la noche porque más de la mitad de los usuarios de internet (52,6%) se encuentra allí en dicha franja”, explica Fabricio Alarcón, vicepresidente de Marca y Medios del CNC.

Esto evidencia que las actividades realizadas en el ciberespacio se armonizan con las familiares y otras de entretenimiento nocturnas. Además, son complementarias de las ejecutadas durante la mañana y tarde.

Celular para la vida social

La creciente demanda de los dispositivos móviles también ha impactado en los hábitos digitales de los colombianos. “Hoy los ciudadanos utilizan cuatro horas al día su celular y 3,4 horas las invierten en navegar por internet”, precisa Alarcón.

Los momentos del día más utilizados para revisar el celular son antes de acostarse (77%), al despertar (75%), mirando televisión (54%), en el trabajo o estudio (49%), de camino al trabajo (42%) y durante el almuerzo (39%).

De acuerdo con los resultados, los encuestados navegan para llevar su vida social (63%), hacer búsquedas de información (59%), mantenerse actualizados (41%), ver películas y videos (23%), teletrabajo (20%), juegos (18%), salud y cuidado personal (16%), educación (12%) y transporte y movilidad (10%).

Adicional, el 56% dijo comunicarse a través de aplicaciones móviles mientras que el 43% afirmó hacerlo a través de llamadas de voz y mensajes de texto. “Las aplicaciones más utilizadas para este fin son WhatsApp con un 93%, Facebook con un 41%, Gmail con 11%, Facebook Messenger con 10%, YouTube e Instagram con 8%”, puntualiza el exeperto.

Sobre la cercanía emocional, el informe del CNC destaca que un 56% considera que el uso del celular fortalece su vínculo familiar.

Los colombianos usan internet para: enviar y recibir correos electrónicos (72%), chatear (70%), revisar las redes sociales (69%), ver videos musicales (66%), compartir contenidos (64%), escuchar y descargar música (60%) y buscar información (54%).

Fuente: Ministerio de Educación Nacional

Universidad por internet

En Colombia existen tres formas de acceder a la educación superior: presencial, en la que el estudiante va a una planta física en horarios asignados; a distancia, que mezcla la asistencia a clases con el trabajo en plataformas tecnológicas; y virtual, que brinda la posibilidad de estudiar a través de internet en su totalidad.

Esta última, según el Ministerio de Educación Nacional, muestra una tasa de crecimiento en el número de matrículas desde el 2011 (13,6%) hasta el 2014 (90%). Aunque en 2015 se moderó, en 2016 volvió a repuntar hasta llegar al 98,9%.

De acuerdo con el estudio del CNC, el principal motivo por el que los colombianos cursan un programa virtual de educación superior es que tienen mayor disponibilidad de tiempo para atender responsabilidades laborales (47%) y familiares (22%), seguidos por un menor costo en la matrícula (14%) y que les permite estudiar desde su municipio sin necesidad de trasladarse (12%).

Bancarización virtual

El temor a ser víctimas de los ciberdelincuentes sigue siendo uno de los mayores obstáculos para que los colombianos utilicen la banca móvil. Así lo confirma el estudio Apropiación Digital 3.0, que advierte que cinco de cada 10 ciudadanos han usado este canal en los últimos seis meses, pero solo para revisar el saldo de sus cuentas. En cuanto a transacciones, apenas dos de cada 10 consultados realizan transferencias de dinero a través del celular.

No obstante, ocho de cada 10 ciudadanos estarían dispuestos a usar más la banca móvil en el futuro. “Lo harían motivados por las aplicaciones para hacer pagos desde cualquier equipo electrónico y los mecanismos para obtener créditos al instante”, puntualiza Fabricio Alarcón, del CNC.

Otro factor que impacta el uso de la banca móvil es la educación. “La probabilidad de que una persona con estudios universitarios acceda a este canal duplica a la de otra que tan solo cuenta con estudios básicos. La bancarización virtual también crece con el nivel de renta, pero disminuye con la edad (a partir de los 35 años)”, comenta el especialista.

El estudio Apropiación Digital 3.0 advierte que cinco de cada 10 ciudadanos han usado banca móvil en los últimos seis meses, pero solo para revisar el saldo de sus cuentas.

Compras por internet

La compra y venta de productos y servicios a través de internet es otra tendencia que crece en el mundo y en Colombia no es la excepción. Hoy el comercio electrónico representa el 2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Al respecto, el estudio del CNC confirma que la categoría favorita de los colombianos es ‘Entretenimiento, turismo y esparcimiento’. “Les gusta comparar los costos de servicios como tiquetes aéreos, planes turísticos, entradas a cine y eventos. Además, consumen más productos de entretenimiento por el auge de Netflix y servicios como Fox Play, HBO Go o Direct TV Play”, ejemplifica Alarcón.

Entre los aspectos que contribuyen a la consolidación del comercio electrónico, están la variedad y seguridad en los medios de pago, los precios especiales y promociones (ocho de cada 10 personas respondieron que era uno de los aspectos más valorados), los envíos, la logística inversa y la atención post-venta.

Del otro lado, entre las barreras a superar están la desconfianza para hacer transacciones de forma segura a través de internet, la necesidad de mayores avances en materia de bancarización y una mayor educación en términos de compras virtuales.