Diversidad e inclusión, pilares de una estrategia de negocio globalizada

Implementar este tipo de políticas mejora la rentabilidad de una compañía, el ambiente laboral, incrementa el compromiso y la productividad.

Una compañía que contrata colaboradores sin importar género, edad, raza, orientación sexual, religión, nacionalidad, discapacidad, color de piel, entre otras características, es una empresa diversa. Una compañía que garantiza que todos estos colaboradores se sientan valorados, crezcan dentro de la compañía y puedan desarrollar su máximo potencial es además una empresa inclusiva.

En Colombia aún hay mucho trabajo por hacer en este aspecto pues, de acuerdo con los resultados del Ranking Par 2018, que desarrolla la firma consultora Aequales. Solo el 46% de las empresas tienen una política de equidad de diversidad.

Para que este tipo de políticas se vuelvan un pilar en las compañías, es necesario entender que implementarlas trae numerosos beneficios para el negocio. Así lo demuestra un estudio reciente de Gallup, en la que se destaca que los ambientes de trabajo inclusivos aumentan el 22% de su productividad, el 27% de su rentabilidad y en un 39% la satisfacción de sus clientes.

Lo anterior es algo que compañías como Procter & Gamble (P&G) han entendido desde hace muchos años y sobre lo cual se encargan de construir inclusión día a día como una estrategia de negocio rentable y no solo como una estrategia de responsabilidad social.

“Estamos continuamente mejorando nuestra cultura por medio de políticas, capacitación y sistemas de apoyo a los colaboradores para satisfacer las necesidades de nuestra fuerza de trabajo. Nos comprometemos a lograr una representación del 50-50 de mujeres y hombres en todas las áreas de nuestra compañía. Para permitir que las personas de P&G estén y den lo mejor de sí mismas, continuamos innovando en el área de licencia parental y flexibilidad laboral de los empleados, como brindarles a los padres más tiempo y el espacio que necesitan para que sean los mejores padres que puedan ser. Sabemos que cuando tenemos una cultura diversa e incluyente, somos capaces de alcanzar nuestro máximo potencial”, explica Gustavo Castellanos, Gerente General de P&G Colombia.

Asimismo, promover la inclusión y la diversidad en las compañías aporta diferentes puntos de vista, mejora el ambiente laboral, incrementa el compromiso hacia la organización e incrementa la productividad, según el Fondo Monetario Internacional. Si esto se cumple, la estrategia del negocio también lo hace y de una forma más efectiva.

“El vínculo con la diversidad y la inclusión proviene del compromiso de nuestros equipos de trabajo con personas que piensan de manera diferente. Por esto, creamos oportunidades para las personas con discapacidades, avanzamos en la inclusión LGBT e impulsamos el empoderamiento de las mujeres (por ejemplo, en Colombia, 57% de la fuerza laboral son mujeres y 70% del equipo de liderazgo es representado por ellas). Este compromiso no solo se refleja internamente sino a través de nuestra voz externa a través de la publicidad y nuestras macas; en resumen, en esfuerzos concretos que permiten un mundo más diverso, inclusivo y mejor para todos”, agrega Castellanos.