‘Co-branding, una asociación basada en la premisa: ¡ganar, ganar y ganar!

POR: RICARDO GAITÁN
ANALISTA DE MARCA
ricardogaitan09@gmail.com

La fórmula ganadora que las empresas implementan para crear valor agregado a sus productos se materializa en alianzas estratégicas que revitalizan la calidad de la oferta.

Las empresas modernas están enfrentando fuertes niveles de presión para atraer y mantener a los consumidores. Para responder a esta circunstancia, las organizaciones han recurrido a la formación de alianzas estratégicas y uniones temporales con socios de mentalidad similar. En este sentido, el cobranding se ha convertido en la herramienta ideal para satisfacer esas aspiraciones.

Las alianzas entre marcas se popularizaron en Estados Unidos en los años 90 y se han extendido por todo el mundo. Aunque la expresión ‘co-branding’ es relativamente nueva en la terminología de los negocios, se ha comenzado a utilizar para definir una gama de actividades de mercadeo en la que dos o más marcas unen esfuerzos para respaldar o impulsar las ventas de sus productos.

La experiencia confirma que cuanto más sólidas sean las marcas, más probabilidad existe para que preserven sus identidades. La base de estas alianzas es crear valor para las marcas, un valor que logre superar al que cada una podría obtener por cuenta propia.

Muchas empresas han identificado el co-branding como un medio propicio para aumentar su influencia, ingresar a nuevos mercados y reducir los costes mediante economías de escala. Lo anterior conlleva unos beneficios para las compañías involucradas, lo que conocemos como creación de valor compartido.

El co-branding se ha convertido en una estrategia de negocios muy utilizada en la industria de bebidas, comidas rápidas, canales minoristas, turismo, autos o dinero de plástico. Alpina y Kellogg’s establecieron hace varios años una alianza para producir una bebida láctea, Bon Yurt, que se distribuye en el mismo empaque con el cereal, para que el consumidor mezcle los productos.

En marzo del 2015, Juan Valdez y Alpina realizaron un co-branding para lanzar al mercado de Estados Unidos una versión de su yogur griego (cuchareable) con sabor a café colombiano. El producto se fabrica únicamente en la planta de Alpina Foods, en Batavia (estado de Nueva York).

En otras ocasiones, el co-branding puede darse entre dos marcas, pero con la diferencia de que una actúa de anfitriona, y la otra, de invitada. Este es el caso de Coca-Cola y NutraSweet, que efectuaron un acuerdo para producir y comercializar la Coca-Cola Dietética.

En febrero del 2011, un caso de co-branding lo protagonizó el popular automóvil italiano Fiat en sus versiones compacto y descapotable, al quedar modificado en el exterior e interior por Gucci, marca italiana dedicada a la moda. La presentación coincidió con la Semana de la Moda de Milán.

En septiembre del 2016, Apple y Nike presentaron el Apple Watch Nike+, un producto diseñado para las personas que corren. El reloj inteligente es fruto de un proyecto en el que Nike y Apple trabajaron durante dos años. Es importante aclarar que este no es el primer co-branding entre las dos compañías. Antes habían establecido otro para producir unas zapatillas inteligentes. Nike y Apple son marcas líderes en sus respectivos sectores y se unen para un gana, gana y gana.

Tipos de ‘co-branding

    • De productos. Cuando dos marcas respaldan un mismo producto o cuando una marca respalda el contenido o parte del contenido de un producto de la marca principal.
    • De dinero de plástico. Es una asociación de una tarjeta de crédito y un socio comercial, como un supermercado. En este caso, el consumidor tiene beneficios concretos: descuentos, reembolsos y bonificaciones, entre otros. Es una de las formas más conocidas del co-branding.
    • De franquicias. Formato en el que cohabitan varios negocios complementarios en un mismo local. Este tipo de co-branding nació como respuesta a la creciente competencia del mercado, que obligó a las empresas franquiciantes a crear nuevas formas para expandir sus negocios.
    • De internet. Este co-branding surge como una manera de publicitar un sitio web de forma económica. En este caso particular, se unen sitios de productos complementarios que apuntan a un mismo segmento de clientes. De esta manera, los sitios agrupados tienen la oportunidad de ampliar su presencia en la red.

El desarrollo de nuevos productos es una tarea costosa y no muchas empresas tienen dinero suficiente para invertir. Empresarios con buena visión han comenzado negocios con otras marcas de categorías diferentes para mejorar la vitalidad de sus ofertas. Los ejemplos de Apple y Nike o Fiat y Gucci son una muestra de lo que la creatividad puede lograr.

No solo las grandes marcas están utilizando esta estrategia para continuar su fortalecimiento. Las pequeñas también lo pueden hacer en la búsqueda de nuevos nichos de mercado para sus productos. El objetivo es constituir una asociación basada en la premisa: ¡Ganar, ganar y ganar!

AppsFlyer se asocia con Adsmovil en América Latina

alianzaBuenos Aires, 14 de septiembre de 2016.- Las agencias de publicidad, las marcas y los desarrolladores de aplicaciones pueden hoy medir las campañas de costo por instalación (CPI) con mayor facilidad y claridad, gracias a una asociación anunciada por AppsFlyer, la compañía líder global de atribución y análisis de publicidad y marketing móvil, y Adsmovil, el líder de publicidad móvil en América Latina y el mercado hispano en Estados Unidos y España.

La asociación integra la solución de atribución de instalación de aplicaciones de AppsFlyer con la plataforma de lado de la demanda (DSP) de Adsmovil.

“La asociación entre AppsFlyer y Adsmovil nos permitirá comprender de manera aún más fácil lo que está sucediendo con nuestras campañas publicitarias móviles”, dijo Ana Botero Posada, directora de comercio electrónico y marketing digital de Seguros SURA. “Estamos muy complacidos con este esfuerzo conjunto, y esperamos continuar nuestro trabajo con ambas compañías”.

Según un estudio realizado por eMarketer en 2015, las inversiones en publicidad móvil en América Latina alcanzaron los $6,82 mil millones ese año, representando un 16,3% de la inversión publicitaria total en la región. Para los profesionales del marketing de aplicaciones móviles, la implementación del SDK de AppsFlyer proveerá mayor información acerca de las sus promociones de instalación de aplicaciones y entregará una medición más precisa del ROI de un usuario. AppsFlyer mide más de $4 mil millones en inversión anual en anuncios publicitarios móviles, y más de 10.000 aplicaciones móviles, marcas, desarrolladores y agencias publicitarias utilizan sus soluciones exclusivas.

“Estamos muy contentos de trabajar con Adsmovil para ofrecer las más sofisticadas herramientas y perspectivas para los mercadólogos y desarrolladores de aplicaciones para su crecimiento en América Latina y otras regiones”, dijo Daniel Junowicz, director administrativo de AppsFlyer para América Latina “Nuestra asociación abre un mundo de posibilidades para los anunciantes a través de la región, proporcionándoles los datos y el análisis que necesitan para invertir con más fuerza y conducir campañas móviles más inteligentes y más eficaces hacia el futuro”.

“Para nosotros es una prioridad siempre ofrecer soluciones de tecnología de punta para nuestros clientes”, dijo Alberto Pardo, director ejecutivo de Adsmovil . “A medida que aumenta la importancia de la medición móvil, integramos la compra de medios con un modelo de atribución a petición de nuestros socios de publicidad. Hoy, ya no es suficiente saber cuántas descargas tiene una aplicación móvil. Nuestros clientes quieren información sobre el valor para toda la vida (Lifetime Value) de los usuarios a fin de optimizar su campaña, invertir y maximizar el retorno sobre la inversión”.