‘Dropshipping’ tercerizar o no tercerizar, esa es la cuestión

Cada vez que se piensa en montar un modelo de negocio digital se asume como principal premisa el diseñar una estrategia de mercadeo que permita tener tráfico, un diseño ameno, una plataforma fácil de utilizar, un modelo de negocio que permita vender o promocionar productos o marcas; invertimos dinero en adwords, planteamos estrategias donde podamos obtener comisión por ventas, nos devanamos los sesos pensando en como potencializar las ventas en la web y olvidamos una parte esencial del proceso, la logística.

Cómo vamos hacer para importar si es el caso, empaquetar, almacenar y distribuir los productos que hemos ofrecido, cómo vamos a cumplir con los tiempos prometidos, cómo ajustamos los gastos de estos procesos al costo final, cómo reducimos costos y nos hacemos competitivos. Para muchos la respuesta se puede resumir en una palabra, dropshipping. 

Esta modalidad, significa la tercerización de la logística del negocio digital: la tienda online se encarga de gestionar la atención al cliente, la facturación y la generación de bases de datos, mientras que la empresa mayorista almacena, empaqueta y envía los artículos. Ahora bien ¿hasta qué medida dejar la logistica de su empresa en manos de terceros?

La reputación en cualquier negocio es vital en la construcción de una marca, pero si hablamos de plataformas digitales esta premisa redobla su trascendencia. Ahora bien, el dropshipping supone perder el control sobre la logística, así que sus tiempos de entrega, las condiciones de cuidado del producto, la distribución efectiva dependerán ahora de un tercero y esta parte del proceso es la que al final de cuentas hace que los clientes confíen en una plataforma digital.

Pero no se asuste, tercerizar no implica necesariamente un detrimento en la calidad del servicio, muchas plataformas como Amazon lo hacen, el secreto está en encontrar un socio logístico ideal, tener contratos claros que especifiquen los compromisos, los estándares de calidad, los tiempos de entrega y las cláusulas de castigo por incumplimiento.

El dropshipping puede ser fundamental si el negocio está empezando y no tiene un gran músculo financiero, los costos logísticos disminuyen cuando hay eficiencia y cantidad, si el volumen es corto los precios aumentan y el producto pierde competitividad, además una cosa es diseñar y crear estrategias de venta, otra muy distinta almacenar empaquetar y transportar.

La regla entonces es sencilla, hay que analizar que suple una tercerización, si esta genera valor y complementa la oferta o si por el contrario lo único que hace es deshacerse de la operación logística, ahora bien existe también la posibilidad de hacer una operación hibrida, tercerizar una parte y la otra hacerla in house, eso podría minimizar los riesgos. Al igual es recomendable tener varios proveedores de manera que se pueda tener disponibilidad permanente, recuerde siempre que la efectividad de la estrategia no depende de la misma si no de las circunstancias en que se emplee.

Daniel Fernando Polanía Castro
Comunicador Social y Magíster en Historia
EDITOR REVISTA M2M
daniel.polania@legis.com.co
Danielpolania.wordpress.com
@danielfpolania

Publicado en Opinión y etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *