Las tecnologías que revolucionarán la industria de viajes

Por Claudia Tellez, Regional Manager Cono Sur KAYAK

Las nuevas tecnologías han acelerado el cambio en el mundo que vivimos. La transformación digital ha permeado todas las organizaciones y parte del trabajo hacia afuera con el consumidor es acompañar la adopción tecnológica, para que la verdadera transformación se lleve a cabo.

La explosión del entorno digital ha cambiado nuestra forma de trabajar, convivir y viajar, donde Internet se ha convertido en el gran aliado de nuestro día a día. Un dispositivo móvil y conexión a la red es todo lo que hoy se necesita para planear un viaje y llevarlo a cabo. Internet es un centro comercial abierto 7×24 donde encontramos y comparamos ofertas para llevar adelante nuestra próxima aventura descubriendo un nuevo destino. Pero hoy la tarea de armar un viaje va mucho más allá. Las tecnologías permiten a los viajeros poder elegir entre miles de experiencias, para vivir algo más personalizado, gracias al desarrollo de tecnologías de Business Intelligence, de voz y/o de realidad aumentada, tres pilares que los jugadores de la industria turística deben tener muy en cuenta al desarrollar sus productos y/o servicios, sus estrategias de marketing y branding.

Ya no se trata de ahorrar dinero, sino de tomar decisiones inteligentes con base a la información disponible y vivir experiencias únicas. El consumidor invierte en “experiencias”. Según Thomas Gilovich, psicólogo e investigador de la Universidad de Cornwell (Estados Unidos), así como autor de varios trabajos relacionados con la felicidad, lo mejor que podemos hacer con nuestros ahorros es invertirlos en experiencias y no en cosas. Él y su equipo descubrieron que el mero hecho de pensar en pagar por experiencias (viajes o tickets para un concierto) ya ofrecía al consumidor mayores niveles de disfrute que hacerlo en adquirir cosas.

Nos toca entonces reflexionar sobre ¿qué tecnologías tenemos disponibles para brindar al consumidor una experiencia memorable? Actualmente la industria del turismo está en un momento de ultra personalización, por eso me atrevo a afirmar sin duda que este año las tecnologías que continuarán revolucionando la industria turística son: el desarrollo y profundización de software y herramientas de realidad aumentada (AR), la búsqueda por voz que también llega a la industria turística, según Comscore, el 50 por ciento de todas las búsquedas serán por voz en 2020; personalización, es clave crear experiencias únicas y personalizadas al perfil de cada consumidor; Apps y asistentes virtuales con diseño intuitivo y fácil de navegar; Business Intelligence, la capacidad de gestionar datos para brindar información oportuna a un consumidor cada vez más exigente en un entorno digital creciente. Estas tecnologías se asemejan hoy al efecto que las tecnologías móviles comenzaron a tener con la masificación de Internet, solo que hoy el escenario es otro y la adopción es más rápida y robusta. El viajero está hiperconectado y se vale de las Redes Sociales para consultar opiniones y recomendaciones, recolectar tips e información para planear un viaje de forma inteligente. Sin duda hoy Instagram se ha convertido en una fuente de consulta e influencia para los millones de viajeros que hay en el mundo. Es por eso que la tecnología siempre hay que pensarla dentro de cada contexto y mercado, sin perder de vista todos los jugadores involucrados.

El big data en KAYAK es parte de nuestro ADN, siempre está buscando maneras de facilitar aún más la planificación y gestión de viajes, por lo que ofrecemos una variedad de herramientas y funciones que inspiran a nuestros usuarios hacia dónde ir de viaje. Para esto es importante analizar las millones de búsquedas que recibimos. Tenemos en cuenta el entorno digital en cada mercado y trabajamos bajo la premisa de la innovación, esforzándonos día a día en desarrollar herramientas, con las que a través del uso correcto de datos, combinándolos con información en tiempo real, seamos capaces de ayudar a millones de viajeros de todo el mundo a tomar las mejores decisiones a la hora de planificar sus viajes. Los invito a reflexionar sobre qué otras tecnologías y prácticas podemos llevar adelante para continuar fortaleciendo esta industria que tiene mucha capacidad de seguir creciendo, aprendiendo y madurando de la mano de la tecnología y el consumidor digital.

Twitter, el Focus Group de la era 3.0

En una era en que la conectividad forma parte de nuestra vida diaria permitiéndonos mantener una videollamada con un contacto al otro lado del mundo, encontrar información en solo segundos sobre productos y servicios o incluso hallar el amor con el deslizar de un dedo, las marcas enfrentan un gran desafío: escuchar activamente a su audiencia.

La variedad de plataformas digitales permite que las audiencias se expresen cada vez con mayor regularidad, sin embargo, la gran cuestión es: ¿las marcas están realmente escuchándolas?

De acuerdo con el estudio de “We Are Social” (2018), 64% de los internautas cuenta con un perfil social, lo que convierte a las redes en el canal ideal para que las marcas interactúen con su público, escuchando activamente lo que opinan de sus productos y servicios. El Social Listening recopila la información y datos de las redes sociales públicas y abiertas, y permite obtener datos más orgánicos, ya que las personas en plataformas sociales tienden a expresarse con mayor autenticidad. Twitter no es la excepción; las personas tienen una mayor predisposición a buscar información y son más receptivas a descubrir contenido, lo que puede incluir a tu marca o producto.

La conclusión es clara: Twitter es el Focus Group más grande y accesible, que permite seguir el pulso del minuto a minuto. Por su inmediatez y facilidad de uso, los usuarios vuelcan continuamente su opinión –en tiempo real y de forma natural– sobre lo que ocurre a su alrededor, lo que hace de Twitter el principal barómetro de las conversaciones digitales.

Escuchar activamente es importante, ya que los indicadores de medición evolucionan cada vez más rápidamente, así que ¿cómo medir el impacto? Más allá de la participación de los usuarios, las marcas deben aprender a medir el impacto de las conversaciones y saber que el engagement está directamente relacionado con la decisión del usuario tras consumir el mensaje: ¿compró el producto? ¿compartió el contenido? Además deben definir qué es mejor según su estrategia digital: ¿el número de impresiones o que el mensaje llegue a la audiencia correcta?

Las personas están en Twitter para saber qué sucede ahora: es una plataforma en la que la opinión e información son prioridad. Por eso, aconsejamos a las marcas pensar en una estrategia que no esté centrada en el crecimiento de la cantidad de seguidores, sino en entender cómo se comportan, qué buscan y lo más importante, que emociona los corazones y detiene los pulgares de sus followers.

El rol de la mujer en la industria digital

En las últimas décadas las mujeres hemos incursionado en todos los sectores laborales con éxito. Nuestro liderazgo es asertivo, basado en el conocimiento y humano ante todo. Poco a poco hemos ido escalando lugares en industrias en las que antes nuestro porcentaje de participación era menor o casi nulo y hemos demostrado en franca lid, que tenemos las mismas capacidades que cualquier hombre para desempeñar afrontar el reto que tengamos fuerte y ser parte activa de la economía del país.

La rapidez con la que las tecnologías han evolucionado, produce cambios mucho más acelerados en la sociedad; la adopción tecnológica y la transformación digital tienen injerencia en la educación y en las empresas, dando lugar  a nuevas profesiones y roles. La economía digital ha generado cambios en los paradigmas acerca de qué hacer y cómo utilizar la información y ha dado lugar a un sinfín de oportunidades.

La capacidad que tenemos las mujeres de adaptarnos al entorno, superarnos y crear, se ve reflejado cada vez más en el liderazgo de muchas en la industria tecnológica y digital, donde hemos encontrado nuestra más reciente conquista. Por ello debemos entender la digitalización no solo desde el punto de vista económico sino también en la capacidad que nos brinda para influir en la sociedad. Más importante aún, es nuestra responsabilidad liderar a las nuevas generaciones de mujeres para que puedan estar preparadas y entren con fuerza en esta nueva economía digital.

Hoy en día hay mujeres en la industria digital que se destacan, aunque no son los ejemplos que abundan según la investigación “Elevando a las mujeres al liderazgo”, realizada en Estados Unidos en 2017 por la consultora en Recursos Humanos Lee Hecht Harrison con HR People and Strategy, señala que en la mayoría de las empresas la alta gerencia sigue dominada por los hombres, e inclusive es difícil que las mujeres sean visualizadas como materia prima para llegar a la cúpula.

Una vez vamos escalando posiciones, debemos asegurarnos que exista igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, con pagos equitativos y la misma oportunidad para desarrollar sus carreras.

Los invito a reflexionar sobre el liderazgo desde el rol que ocupamos dentro de cada organización. Creo en el liderazgo al servicio de un equipo, donde toda idea es tomada en cuenta y todos están al servicio de la creatividad e innovación. El liderazgo en donde cada miembro del equipo desempeña un trabajo importante y, es así como en mi rol actual, intento inspirar para lograr el cambio.

En la era digital o la 4R como se reconoce a nivel mundial, la invitación más clara es a capacitarnos y sobretodo, creer que somos capaces de lograr el éxito a través de metas claras y mucho trabajo.

Cinco retos que trae la inteligencia artificial al mundo de los negocios

Por: Pedro Poveda
Vicepresidente Comercial SQL Software

La revolución digital está haciendo que industrias enteras tengan que reinventarse y pensar en nuevas formas de entender el negocio y el talento humano. El acelerado ritmo de los cambios tecnológicos en el mundo laboral, trae consigo grandes desafíos a las organizaciones que deberán anticiparse y estar preparadas para reinventar sus negocios, es el caso de la inteligencia artificial (IA), considerado por muchos expertos como el mayor reto tecnológico de la historia; cada vez más usada para desarrollar herramientas sofisticadas que puedan pensar, planificar y adaptarse en formas que imitan el cerebro humano.

Este contexto, por supuesto, implica para las empresas grandes retos, pero también grandes oportunidades si logran utilizar la IA a su favor, conectando al talento humano con las nuevas herramientas tecnológicas. De acuerdo con datos de la firma de consultoría Accenture, las compañías que utilicen inteligencia artificial y colaboren en conjunto con su personal, podrán aumentar sus ingresos hasta un 38% y el empleo en un 10% de aquí al 2022. Por tanto, las empresas no pueden ser ajenas a este nuevo escenario y necesitan ir de la mano de las nuevas tecnologías para evolucionar en sus negocios y en una nueva gestión de las personas.

Desde SQL software, presentamos cinco  retos principales que trae la IA en la gestión del capital humano:

  1. 1. Una nueva concepción del análisis clásico del ajuste persona-puesto:

Con la inteligencia artificial se podrán realizar ajustes predictivos de mayor precisión, en la medida en que se manejen más datos del empleado/a. Mediante algoritmos establecidos según el contexto de la propia organización y su cultura, el sistema es capaz de calcular un “valor del empleado/a” a través del que se puede monitorizar y gestionar el talento de un modo sin precedentes, comparándolo con los requisitos de cualquier otro puesto o con los resultados de otras personas tanto de adentro (colaboradores) como fuera de la organización (candidatos). El reto para las empresas es poder hacer la transición a esta nueva concepción de análisis para lograr predicciones más fiables, exactas y con un mayor ajuste.

  1. 2. Estructuras dinámicas orientadas a la gestión eficaz de proyectos:

Las empresas necesitan que el conocimiento se transfiera rápidamente de unas personas a otras, donde se maximice la productividad, se potencie el talento, se favorezca la colaboración sin límites entre personas de distintos puestos y la información relevante fluya por canales rápidos y accesibles compartiendo buenas prácticas, experiencias o inquietudes, por lo que es necesario que su estructura organizacional sea lo suficientemente flexible, dinámica, eficaz y fiable con múltiples vías de canalización para lograr una comunicación transparente con los colaboradores.

  1. 3. Interacciones sociales y su monitorización:

La tecnología permite favorecer la cantidad y calidad de las interacciones sociales, su monitorización y análisis es un gran reto para calcular en tiempo real el valor de las personas, y acompañarlas al éxito en el futuro, que será también el éxito de la empresa.

  1. 4. Gestión del desempeño y el talento:

Las compañías tienen que mantenerse en un ambiente creativo, potenciar el desarrollo de los mejores empleados y reducir la burocracia. Empresas como Netflix le apuntan por atraer a los mejores, pagar mejor que el mercado, manteniendo un nivel de exigencia muy alto en cuanto a resultados. La tendencia actual es a la evaluación multifuente, más que las tradicionales evaluaciones del desempeño.

  1. 5. Análisis del absentismo laboral:

Con la gestión de los datos que hace la inteligencia artificial, también puede tener aplicaciones para analizar el absentismo laboral y cuándo es más predecible que se dé, para tener en marcha un plan de mejora y así mitigar los efectos del mismo. La inteligencia artificial está suponiendo una auténtica revolución, permitiendo a las compañías centrarse en lo esencial, liberando recursos para ejercer un rol más estratégico.

La diversidad no es cliché: es una estrategia de crecimiento

Por Eva García Luna, Consultora de Soluciones para Zendesk

Género, raza, credo, origen, visión política y cultura. En los últimos años, la diversidad humana ha sido abordada desde varios puntos de vista. No por casualidad, hoy forma parte de la agenda del mundo corporativo e impacta de forma significativa la política de contratación de las empresas.

En un mercado que apuesta cada vez más a organizaciones disruptivas, la cultura de diversidad ha mostrado no ser solamente un intento de fortalecimiento de imagen de las compañías, sino una estrategia fundamental para el crecimiento y la innovación.

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultora McKinsey and Co., las empresas que apuestan a la diversidad de géneros tienen un 21% más de probabilidades de presentar crecimiento por encima de la media del mercado. Si se trata de diversidad étnica y cultural, el índice es aún más impresionante, el crecimiento en este caso es de 33%.

De acuerdo con el estudio anual que realiza Women in Business de Grant Thornton, en México, 75% de las empresas nacionales cuentan con al menos una mujer en puestos de alta dirección y otro 34% ocupa cargos senior dando paso a un equilibrio de crecimiento y competencia dentro de las organizaciones.

Para Zendesk la diversidad marca la diferencia. Tenemos el mismo número de mujeres y hombres en el boarding de la empresa y las mujeres ocupan posiciones de liderazgo en operaciones nacionales, marketing continental y finanzas globales, entre otras. Además, cuenta con funcionarios de todo el mundo ocupando tanto su HQ en San Francisco como sus otras 14 oficinas alrededor del mundo. Como empresa, confiamos en distintos orígenes, perspectivas e identidades para crear una fuerza que impulse la innovación, fomente la creatividad y oriente nuestras tácticas de negocios. Es fundamental el aporte que nos brindan las múltiples voces para llevar adelante nuevas ideas, servicios, productos y, de hecho, tener un pensamiento multiplataforma.

Eva García Luna, Consultora de Soluciones para Zendesk

Muchos de nuestros colaboradores son Millennials. En nuestro equipo, 69% pertenece a este grupo de edad y comparte nuestra visión de innovación y trabajo como medio de realización personal. Reconocemos además la necesidad de la experiencia, abriendo espacio para la Generación X, que compone el 28% de nuestra organización y también para los Baby Boomers.

Es importante citar que diversidad e inclusión son factores interconectados. Ambos son complementarios y son parte de las prácticas de negocio de las organizaciones. La inclusión crea el escenario para la diversidad y para el reconocimiento de su valor. Para su éxito, es necesario que este no sea solamente un sentimiento de participación, sino contar con el verdadero entusiasmo de pertenecer a aquel ambiente.

La nueva era del mundo corporativo valora las relaciones humanas en todos los ámbitos; ya sea en la relación con el cliente, como centro del negocio, y el dar más valor a sus intereses, o en la formación de un equipo que contemple diferentes perspectivas. La tecnología, dondequiera que ella nazca y sea aplicada, es un aliado fundamental para los cambios en nuestra sociedad. La humanidad, sin embargo, siempre tendrá tres factores que jamás podrán ser automatizados: creatividad, comunidad y empatía.