Copyright

Los derechos de autor en el comercio electrónico

Copyright Tesis: la validez jurídica de la protección y el uso de los derechos de autor en el comercio electrónico consiste en un balance de los derechos y deberes de la empresa o sujeto titular de las obras (contenidos digitales) con los de los usuarios que interactúan con dichas creaciones.

Desarrollo: Los derechos de autor son un área del derecho que se encarga de la protección, uso y gestión de las obras artísticas, científicas y literarias.
Lo que protegen específicamente es la forma en que se concreta una idea (ej.: Dos personas pueden pensar en hacer un retrato, pero cada uno lo va a dibujar de manera distinta, e incluso en un soporte distinto -el primero en papel y el segundo en óleo- causando dos obras distintas).

Para que dicha protección y promoción de los derechos de autor sea válida se debe lograr que en cada modelo exista una equilibrada relación entre la comunidad y el titular de tales obras (bien sea una empresa o una persona natural) para que se promueva y genere un continuo desarrollo de la creatividad e innovación en el país y a la vez se respete el derecho de acceso e interacción con tales obras.

Las categorías de los derechos de autor son:

a). Derechos morales: Protegen la relación de paternidad del artista con su obra, siendo entonces los derechos morales de autor un reconocimiento al creador y un mecanismo de protección a la obra. Su término de aplicación es ilimitado dado que salvaguarda la relación de intimidad, investigación, producción y titularidad del autor con su obra. Los derechos morales de autor son los siguientes:

– Integridad de la obra: Hace referencia al derecho a la no alteración del contenido y/o al buen nombre y prestigio de la obra.

– Paternidad de la obra: Hace referencia al derecho a que el nombre del autor de la obra sea citado al interior de la misma (o a que no sea citado si el autor desea una obra anónima).

– Divulgación de la obra: Hace referencia al derecho a publicar, o a no publicar, una obra a un grupo de receptores.

– Retracto o arrepentimiento de la puesta en circulación de la obra: Hace referencia al derecho a sacar de publicación una obra si el autor así lo desea (claro está sin perjuicio de indemnizar los daños que cause a los afectados con el ejercicio de este derecho).

b). Derechos patrimoniales: Permiten la comercialización de la obra. Su término de aplicación es limitado, durante la vida del artista y 80 años más (protección post morte). Los derechos patrimoniales de autor son:

– La reproducción de las obras: Hace referencia al derecho de gestión reprográfica de la obra con ánimo de lucro o sin el, según la clase de licencia o cesión de derechos para la reproducción.

– La comunicación pública: Hace referencia al derecho de exteriorización de la obra a un grupo determinado o indeterminado de personas con un ánimo de lucro o sin el, según el contexto en el cual se comunique públicamente y según las medidas de protección y remuneración que sobre la obra desee el autor en el ejercicio de este derecho.

– La distribución de la obra: Hace referencia al derecho de compartición de la obra con un ánimo de lucro o sin ánimo de lucro, según la clase de licencia de la distribución.

– La transformación de la obra: Hace referencia al derecho de modificación parcial de la obra o a la generación de obras derivadas de la obra con un ánimo de lucro o sin el, según la clase de licencia o cesión de derechos que medie en el ejercicio de este derecho.
Además de estas 2 clases de derechos de autor existe un régimen de excepciones y limitaciones a los derechos de autor. La generación de este régimen de excepciones y limitaciones surge como respuesta a la función social de la propiedad. Las principales excepciones y limitaciones al derecho de autor son:

– Derecho de cita de cierta porción de la obra para fines académicos y científicos (no lucrativos).

– Derecho a la información sobre elementos esenciales y/o de interés general de la obra.

– Uso personal de la obra para fines domésticos (no lucrativos).
Con lo anterior cada proyecto de comercio electrónico debe balancear los derechos de autor morales y patrimoniales de cada una de las obras que estén presentes con los derechos de la comunidad concretados en el régimen de excepciones y limitaciones a dichos derechos.

Esto se hace diseñando manuales, políticas, instrumentos y modelos de buenas prácticas jurídicas donde se clasifiquen todas y cada una de las obras presentes en un entorno digital para así saber sobre cuales se puede restringir o condicionar su acceso y sobre cuales no hay lugar a ello.

Lo anterior complementado y asegurado a través de medidas y estrategias técnicas tales como: aplicaciones y herramientas para que el usuario observe, escuche e interactúe con las obras de interés general; controles de acceso sobre las obras no públicas; y recuadros, infografías, gráficas, mapas, audios, videos, etc., que indiquen las políticas y buenas prácticas presentes en la plataforma donde se comunique clara, visible, válida, atractiva y oportunamente al usuario el modelo de derecho preventivo que aplica en la plataforma.

Conclusiones:
• La filosofía de la propiedad intelectual es el adecuado, justo, seguro y legítimo equilibrio entre los derechos de protección y promoción de los creadores y los derechos de acceso del conocimiento por parte de la comunidad. En la sociedad de la información los modelos regulatorios y autorregulatorios de la propiedad intelectual deben atender a este equilibrio, pues de lo contrario los sistemas de convivencia social que ha desarrollado el derecho con el paso del tiempo se afectarán, aún más, y ya no estaremos dentro de un Estado de Derecho (actualmente conceptualizado y formalizado en la Constitución Política de Colombia como un Estado Social de Derecho) sino en un contexto de mayor incertidumbre y arbitrariedad.

• Los derechos de autor no solo se han creado para proteger y gestionar obras tradicionales (en átomos), sino cualquier clase de obra (como son las digitales -parciales o plenas-).

• La creatividad humana y las bondades de la tecnología permiten que dicho equilibrio se logre de una manera adecuada, válida, estratégica y atractiva.

• Los derechos de autor no son un bloqueo, son toda una filosofía y un conjunto mecanismos para que se fomente la creatividad, los derechos de la comunidad, y la generación de calidad de vida (este es el punto más importante; el trasfondo humanitario, estratégico, legítimo, sociológico y político de los derechos de autor).

Por: Camilo Alfonso Escobar Mora©
Gerente General de Jurídia, Empresa de Derecho Preventivo para las TIC www.juridia.co Contacto: gerencia@juridia.co