El gran reto de construir marcas a través de publicidad integral

El más reciente estudio de Kantar Millward Brown, evidenció que una campaña integrada es 31% más efectiva y que la personalización al medio mejora el impacto.

De acuerdo con las conclusiones del estudio Ad Reaction, realizado por Kantar Millward Brown en 45 países y enfocado en examinar el estado global de las campañas de publicidad multicanal, la mayoría de los mercadólogos consultados (89%) cree que sus estrategias de campaña están integradas, pero solamente un poco más de la mitad de los consumidores (58%) concuerda con esta idea.

A esto se suma que más de la mitad de los mercadólogos están perdiendo la oportunidad de potenciar la efectividad de la marca en 57% por no hacer sus campañas multicanal de la manera correcta, fenómeno que se debe corregir. El Ad Reaction plantea unos principios generados para superar este reto los cuales sugieren la personalización y segmentación de los contenidos según las características de las campañas para mejorar en este aspecto.

Definidos los retos y compromisos para los generadores de publicidad alrededor del mundo, el estudio estableció los modelos que deberán aplicarse a las estrategias y a las necesidades expuestas de los consumidores a través de los formatos tradicionales y no tradicionales que enfrentan el fenómeno de la fragmentación.

“Por tal motivo, en el Ad Reaction trazamos principios rectores para ayudar a los mercadólogos a integrar mejor las campañas a través de los canales y también para mejorar las prácticas y los elementos creativos que son claves de las campañas que han logrado ser exitosas”, destacó Duncan Southgate, Director Global de Marca, Medios y Digital de Kantar Millward Brown.

En consecuencia, se estableció que los publicistas deben entender que los consumidores esperan que las campañas multicanal les brinden elementos de conexión básicos, como el mismo logotipo o slogan, sin dejar de lado, que los personajes o personalidades constantes son pistas individuales que ayudan a la marca a lograr un impacto diferencial.

Las campañas deberán contar con una idea central fuerte para actuar como tejido conectivo a través de todos los contenidos, y el contenido integrado necesita aportar la pista a esta idea, pues las campañas con una idea central fuerte tienen mejores resultados en todos los indicadores clave de rendimiento (KPI) de la marca (+64%), especialmente las asociaciones de imagen de marca (+91%), así como a través de todos los canales.

La mayoría de los mercadólogos (89%) consultados cree que sus estrategias de campaña están integradas, pero más de la mitad de los consumidores (58%) no concuerda con ello.

Hallazgos puntuales para Colombia

Adicionalmente los publicistas deberán definir los canales que juegan un papel claro en la campaña para garantizar el éxito de la misma, situación que debe analizarse detenidamente según la región en donde se ejecute la estrategia, pues el Ad Reaction registró diferencias en los canales de consumo entre los países que hicieron parte del estudio.

Esto se evidenció a través de un indicador que buscaba determinar la percepción de los consumidores sobre la intrusión de la publicidad a través de diferentes canales. El resultado es claro, la mayoría de los países manifestaron sentir que la publicidad era más intrusiva hoy, y que sus mensajes de campaña era menos claros que en comparación a hace tres años. Para el caso de Colombia, se registró una percepción atípica.

En el país los consumidores coincidieron con la mayoría de los países encuestados, sin embargo, manifestaron que las campañas y sus mensajes sí son claros, generando uno de los porcentajes de aceptación más altos hacia la publicidad (81%), frente a otros países como Argentina, 69%; México, 68%; Francia, 40%; Italia, 54%; y Japón, 40%, entre otros.

En línea con el Ad Reaction, también se destacó que los mercadólogos deben tener claro los canales que pueden aportar en términos de impacto y costo, muestra de ello, es que en Latinoamérica la televisión sigue siendo el formato con más alcance y aceptación dentro de los consumidores. Sin embargo, las redes sociales y videos online, registran un repunte a tener en cuenta, ya que son muy rentables y aportan mediciones desde el conocimiento de marca hasta intenciones de compra.

El estudio planteó los retos que trae enfrentar la
fragmentación de medios y la saturación publicitaria.

En el país, las personas son más positivas a la hora de consumir los diferentes formatos publicitarios en comparación con el promedio mundial, y aunque la televisión también repunta como canal más efectivo para la publicidad con 69% de aceptación, los formatos digitales tienen los porcentajes de crecimiento más altos de toda la región en reproducción de videos pagos con 50%; videos online, 90%; y videos sociales, 89%.

Con el objetivo de orientar debidamente los procesos de integración de las campañas, Ad Reaction sugiere crear un punto ideal entre integración y personalización, teniendo en cuenta que una campaña integrada y fuerte, debe ser lo suficientemente flexible para posibilitar contenido novedoso, complementario, pero al mismo tiempo tiene que ser familiar para vincular estrechamente los elementos clave de la misma.

Al respecto, los resultados del estudio evidenciaron que, aunque los colombianos no son ajenos a la fragmentación de los medios y a la creciente presión e intromisión de los anuncios, también sienten que las campañas se combinan de mejor forma y asimismo cuentan mejores historias.

“Los canales de medios continuarán fragmentándose y evolucionando”, añadió Southgate, “pero los mercadólogos inteligentes detectarán las oportunidades para conectarse de nuevas maneras y significativas con los consumidores. También es muy importante resaltar que sabemos que utilizar más canales de medios puede mejorar la efectividad de las campañas, pero únicamente si los canales trabajan en sinergia”.

 

Sobre AdReaction: el arte de la integración

Kantar Millward Brown encuestó a más de 14,000 personas de entre 16 y 65 años, entre agosto y noviembre de 2017 en 45 países (por lo menos 300 personas por país). Las actitudes de los consumidores citados arriba son el promedio global de todos los países. El aprendizaje sobre efectividad de los medios provino de un nuevo análisis de la base de datos CrossMedia de Kantar Millward Brown, entre 223 campañas que fueron monitoreadas de 2015 a 2017. El aprendizaje creativo fue producto del testing de anuncios de 12 campañas en ocho países.

Esta nueva investigación de AdReaction sobre consumo fue comparada con los resultados del estudio Getting Media Right de septiembre de 2017 de Millward Brown, que incluye los puntos de vista de más de 300 mercadólogos líderes representando publicistas, agencias y compañías de medios alrededor del mundo.

Los estudios AdReaction se han llevado a cabo dese 2001, mostrando nuevas percepciones de los consumidores con respecto a la publicidad, especialmente en formatos digitales.

AdReaction: el arte de la integración aborda las preguntas clave que se plantean los mercadólogos, incluyendo:

  • ¿Cuál es el terreno de juego a nivel global para las campañas multicanal?
  • ¿Cómo deberían integrarse las campañas para maximizar el impacto general?
  • ¿Cómo debería personalizarse el creativo de campañas ser para aprovechar al máximo cada formato de canal individual?

Los post-millennials son ‘adolescentes de mediana edad’, nativos digitales que tienden al pesimismo: M&CSaatchi

El 71% de los Post-Millennials considera importante encontrar un trabajo estable lo antes posible mientras que el 66% de los jóvenes votaría en las elecciones si lo pudiesen hacer a través de Internet.

M&CSaatchi acaba de publicar un estudio socio demográfico sobre la generación Post-Millennial, que desvela sus principales características, actitudes, comportamientos y puntos de vista. Así, se ha encontrado que tienden al pesimismo, son ansiosos, evitan los riesgos y no tienen grandes aspiraciones. Además, esta generación se informa principalmente a través de redes sociales por lo que, en general, tienen una comprensión superficial de la actualidad.

Los adolescentes de la también llamada Generación Z son nativos digitales nacidos desde finales de la década de los 90′ hasta principios de los 2000 (menos de 20 años). Estos jóvenes crecieron viviendo las secuelas del 11 de septiembre, por lo que no han conocido el mundo antes de la guerra contra el terrorismo y han vivido bajo los efectos de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión de 1930. Se han visto moldeados por tres factores clave: la omnipresencia de las redes sociales, la convulsión geopolítica y la recesión económica mundial.

Omnipresencia de las redes sociales

Los Post-Millennials no pueden imaginar una época en la que los smartphones no existían. Y es que 3 de cada 4 tienen un móvil y el 24% están en línea casi constantemente. “Lo que más les importa es cómo viven y cómo los ven los demás en el mundo online. Así, necesitan ser percibidos como personas activas y compartir todo lo que hacen a través de las redes sociales, ya que si no muestran las increíbles experiencias que viven, es como si no hubiesen ocurrido”, comenta Nuria Santacruz, Managing Director de M&C Saatchi España.

A pesar de que estos jóvenes son conscientes de la actualidad informativa gracias a las redes sociales, no cuentan con conocimientos profundos sobre ningún tema y les cuesta diferenciar entre noticias reales y las cada vez más recurrentes Fake News. Es por esto que los mensajes simples y cortos son los que tienen mayor poder al dirigirse a ellos.

Por otra parte, la generación Post-Millennial es, probablemente, la más vanidosa hasta ahora, ya que el físico importa como nunca antes. Y es que los chicos van al gimnasio desde los 13 años para tener unos cuerpos que puedan presumir online; por ejemplo, en EEUU el 35% comienza a consumir proteínas desde los 14 años.

El 44% admite que sería más probable que votasen
si se lo recordasen con un mensaje de texto ese día

Convulsión geopolítica

Dada la coyuntura en la que han crecido, rodeados de asuntos tan complejos como el terrorismo, el cambio climático o la amenaza de una guerra nuclear, los Post-Millennials son seguramente la generación con mayor conciencia política de todos los tiempos, pero, a su vez, se ha evidenciado que son más apáticos a la hora de pasar a la acción, al no tener causas comunes por las que luchar.

“Esta apatía se puede contrarrestar con ideas simples y novedosas que estén directamente relacionadas con su estilo de vida. Aplicando este tipo de métodos, por ejemplo, se podría lograr un mayor índice de participación en unas elecciones, pues el 66% de los jóvenes votaría en las elecciones si lo pudiesen hacer a través de Internet y el 44% admite que sería más probable que votasen si se lo recordasen con un mensaje de texto ese día”, explica Jose Domínguez Gasca, Associate Director de M&C Saatchi PR España.

La recesión mundial

A causa de la recesión, es la primera generación de adolescentes que desde temprana edad se tiene que preocupar por su futuro: ven difícil encontrar trabajo y casa, por lo que no confían en los caminos tradicionales para alcanzar el éxito. Esto les hace ser más competitivos, soñar menos a lo grande y estar preocupados por las consecuencias de sus decisiones.

De esta manera, el 70% cree que tendrá que trabajar más que sus padres para lograr un nivel de vida similar. Asimismo, piensan que deben ser los mejores de la clase y en EEUU muchos de ellos están consumiendo Ritalin. Están convencidos de que cualquier tema o trabajo que no aporte valor a su CV es prescindible, por lo que asignaturas como Historia del Arte, Filosofía o Historia de Antiguas Civilizaciones no les interesan, ya que no son prácticas para la vida moderna.

Sus sueños se limitan a una casa pequeña y un trabajo estable. ¿Por qué soñar con una mansión o un Ferrari cuando lo más probable es que nunca lo vayan a tener? Y es que el 71% considera importante encontrar un trabajo estable lo antes posible.

Los Post-Millennials podrían ser denominados como ‘adolescentes de mediana edad’, ya que priman la seguridad y miden y gestionan los riegos. Ya no hay adolescentes espontáneos, frívolos que cometen errores, como en las generaciones anteriores. Ahora, la Generación Z la forman jóvenes luchadores serios, ansiosos sobre el futuro.

Con este estudio, M&CSaatchi aporta los conocimientos necesarios para que las empresas puedan adaptar sus estrategias de marketing y comunicación a medida que estos adolescentes vayan convirtiéndose en adultos. “Los Post-Millennials son ya un segmento importante en la sociedad, y su relevancia solo puede ir en aumento. Por esta razón, creemos que las compañías deberían estar preocupadas por saber cómo conectar con este nuevo grupo de consumidores. Desde M&CSaatchi, diseñamos para nuestros clientes estrategias adaptadas a todos los canales, soportes y ámbitos en las disciplinas de la comunicación publicitaria, las relaciones públicas y la comunicación digital, a través de M&CSaatchi PR, y la gestión de patrocinios, con M&CSaatchiSponsorship, con el objetivo de conectar con todo tipo de audiencias, incluyendo los nuevos segmentos de consumidores, como la Generación Post-Millennial”, concluye Andrés Martínez, Director Creativo de M&C Saatchi España.

 

¿Por qué los colombianos no ahorran a largo plazo?

El 84% de los encuestados están ahorrando actualmente, de los cuales el 63% prefieren ahorrar a 12 meses. Además para las generaciones X y millennials la prioridad en el ahorro a largo plazo es la vejez, con un promedio de 44%.

Un estudio realizado por la Unidad de Investigación de la cooperativa financiera Confiar a 1.800 personar de 11 subregiones del país (Bogotá, Antioquia, Boyacá, Cauca, Casanare y Pereira, entre otros)  determinó que el 84% de los encuestados (1517) están ahorrando actualmente, sin embargo 63 % prefiere ahorrar solo a 12 meses.

La encuesta fue aplicada en personas entre los estratos 1 y 5, y entre los 18 y los 70 años en promedio.

Según las respuestas de la base social encuestada, la principal motivación para realizar un ahorro programado es estar preparado para el futuro (tranquilidad) información que se resalta en las subregiones Urabá (33%), Pereira (32%), Oriente (31%), Medellín (29%), Capital (32%) y Boyacá (32%); seguido de la cultura del ahorro donde se destacan el Suroeste (33%), Oriente (33%) y Boyacá (30%).

En general, la rentabilidad no es el primer atributo que tienen en cuenta a la hora de realizar un ahorro programado; de ahí la importancia de aprender “a vender el ahorro, no a comprarlo”, en otras palabras la esencia de ahorrar con paciencia y gastar con parsimonia.

De las 1.517 que ahorran, el 63% prefiere ahorrar a 12 meses, seguido de un 19% a 6 meses, lo que demuestra que los ciclos con los que se programan las personas no solo en el ahorro, sino en las actividades cotidianas que comúnmente son trimestrales, semestrales y anuales, relacionados con vacaciones, compras de regalos navideños y útiles escolares.

Este fenómeno, según John Edwin Baena, líder de Investigaciones de la cooperativa financiera Confiar y magíster en comportamiento del consumidor, se da porque “existe una cultura de la inmediatez tal vez no generalizada para todos los públicos, pero según los resultados obtenidos las personas tienden a programar sus metas cada vez en ciclos más cortos, en algunos casos por incertidumbre o por temor a que sus objetivos sean aplazados”.

Ante estos resultados Adriana Sánchez, formadora en cultura y finanzas solidarias de  Confiar, explicó que otra de las posibles causas para este comportamiento cortoplacista está relacionado con la facilidad de las personas para enfocarse en objetivos cercanos, que sean más tangible.

“Cuando se proyecta el ahorro a corto plazo, la persona  funciona mejor y se enfoca mucho más fácil en cumplir con el objetivo, lo que le genera pasión, y nada más motivador que ver los resultados reales con mucha más rapidez. Cuando se inicia el ahorro hay una motivación, porque se quiere algo diferente, algo mejor y se empieza a tener claridad de lo que queremos”.

Se ahorra para estar tranquilo

En contraste con la poca tendencia de ahorrar a plazos mayores de 12 meses, los encuestados señalaron que la principal motivación para un ahorro programado es estar preparado para el futuro (tranquilidad) información que se resalta en las subregiones Urabá (33%), Pereira (32%), Oriente (31%), Medellín (29%), Capital (32%) y Boyacá (32%); seguido de la cultura del ahorro donde se destacan el Suroeste (33%), Oriente (33%) y Boyacá (30%).

Es así como los resultados demuestran que la tranquilidad es el principal destino que tiene el ahorro programado, seguido de la vivienda, las vacaciones y la educación.

Esto valida que durante el 2017 las personas comprendieron la importancia de ahorrar para la tranquilidad y  muestra la necesidad que tienen las personas de sentirse seguras por medio de un respaldo económico o un activo como la vivienda.

Las personas encuestadas manifestaron que estarían dispuestas a realizar un ahorro programado por un período de cinco años en los siguientes casos: vejez (666 personas), educación (289 personas), viajes (264 personas) y vivienda (95 personas).

“Destacando que para las generaciones X y millennials la prioridad en el ahorro a largo plazo es la vejez, con un promedio de 44%. Esto evidencia que estas generaciones son conscientes de las posibles reformas en el sistema pensional del país, que traen consigo cada vez menos posibilidades de lograr una pensión por vejez”, puntualizó John Edwin Baena.

Las principales razones por las que las personas no ahorran son: gastos, bajos ingresos, prioridad en el pago de deudas, inestabilidad laboral, y en general una baja cultura de ahorro.

Las personas que manifestaron no ahorrar, coinciden en la pregunta de elección hipotética de plazos con aquellas que si ahorran; lo que demuestra que las personas prefieren ahorrar en plazos de entre 6 y 12 meses. Sin embargo, estos resultados también evidencian que existe la intención de realizar ahorros a más de 24 meses, abriendo la posibilidad de generar nuevas estrategias con destinos y plazos dirigidos.

Esto  posibilita el hecho de que las entidades financieras continúen desarrollando procesos educativos alrededor del fomento de la cultura del ahorro.

Marcas premium tienen 24% del gasto en los hogares colombianos

En los hogares colombianos las marcas premium cada vez tienen mayor acogida. Según Kantar Worldpanel, empresa global experta en el desarrollo de investigaciones sobre las compras reales de los hogares, este segmento ha logrado un 24% del gasto en los hogares colombianos.

La canasta con mayor presencia de marcas premium es la de cuidado personal con un 51% de participación en valor, seguida de aseo del hogar con 35%; cuidado personal, 30%, alimentos, 24%; lácteos, 15%; y bebidas, 12%. Además la ciudad de Bogotá es la que más tiene el consumo de estas marcas, seguido por Medellín.

Los productos Premium de la canasta de cuidado personal y bebidas fueron los que más tuvieron crecimiento en valor en 2017 comparado con el año anterior. En promedio los productos Premium promocionados representan 13% en valor y las promociones ganan más relevancia para las categorías de cuidado personal.

El perfil de los hogares que consumen marcas premium son:

  • – Niveles socioeconómicos medios como el estrato 4 y altos como 5 y 6.
  • – Familias pequeñas, con 1 o 2 personas, con edad de ama de casa de más de 50 años, generalmente sin hijos o con hijos de hasta 12 años.

“Es interesante ver como las marcas Premium están presentes en los hogares de Colombia, donde el consumidor, al comprar estas categorías, tiene la percepción del que ellas entregan un valor añadido al producto y un beneficio claro en su consumo” dijo Jaime García, Director Comercial de Kantar Worldpanel.

Para conocer mayor información ingresa a www.kantarworldpanel.com/co

 

En 2018 se necesitarán 53.000 profesionales en tecnologías de la información en Colombia

El mundo y en especial los países latinoamericanos han venido transformándose en materia tecnológica. Son innumerables las empresas en la región, en todas las industrias, que buscan, y muchas veces no encuentran, personal calificado en tecnologías de la información.

El campo de las profesiones del desarrollo web y programación de aplicaciones, es uno de los que está demandando más personal calificado. Según un estudio del Observatorio TI del Ministerio de las Telecomunicaciones y la Información, y de la Federación Colombiana de la Industria de Software (Fedesoft), en 2018 harán falta casi 53.000 profesionales en las áreas de tecnologías de la información.

Los salarios de un experto en desarrollo van desde los US$1.000 hasta los US$4.000, según un estudio de la firma de servicios para las industrias creativas en internet, Bunny. Sin embargo, el profesional debe contar además con aptitudes relacionadas con la adaptabilidad al cambio, la disposición de aprendizaje y actualización, además debe saber interpretar las dinámicas del mercado.

Este 15 y hasta el 24 de marzo, Next_U realizará una serie de  webinars gratuitos sobre temas de tecnología para tratar de cerrar la brecha de empleabilidad en Latinoamérica, se trata de #NextUTechWeek, que transmitirá en vivo por Facebook Live.  “5 aspectos que debes cuidar antes de publicar tu sitio en WordPress”; “Aprende a ganar dinero con tus aplicaciones Android”;  “Potencia tu editor de código y optimiza tus horas de trabajo”, son algunos de los temas que se tratarán en las conferencias en vivo. Para saber más de ellas y los horarios puedes consultar aquí: https://www.nextu.com/tech-week/

Existe una ventaja importante a la hora de escoger carrera y certificarse en las carreras digitales con más demanda hoy en latinoamérica, como lo son: desarrollo web; programación en móvil sobre Android y IOS; desarrollo en JavaScript; e-commerce, gestión  de contenidos en CMS; aplicaciones híbridas; diseño responsive; hasta estudio y análisis de Big Data, te llevará a convertirte en el mejor Developer y cumplir tu reto profesional de ser el mejor.

Aquéllos que se certifiquen en profesiones que tienen que ver con las Tecnologías de la Información, el desarrollo de apps y la programación de páginas web, que ofrecen plataformas como Next_U, podrán desarrollar carreras como consultores, programadores, desarrolladores y emprendedores de startups de nuevas tecnologías. Adicionalmente, muchos trabajos en el sector tecnológico permiten flexibilidad horaria o trabajar desde la casa.

“Con Next_U, los profesionales podrán encontrar una plataforma que los forme en competencias y así evitar que las compañías contraten sus operaciones fuera de latinoamérica. Los profesionales de Colombia no pueden perder la oportunidad de devengar mejores salarios o incluso trabajar en otros lugares del mundo”, afirmó Andrés Moreno, CEO de Open English y Next_U.

Una encuesta de Ticjob.co, portal de empleo, arrojó que las empresas colombianas solicitan un mayor número de profesionales que sepan de código y programación en lenguajes como JavaScript, .NET y HTML; un segundo lugar lo obtienen las contrataciones relacionadas con gestión y consultoría de proyectos en diversas plataformas. Es bueno también tener en cuenta que el ecosistema Android genera el 86 por ciento de los empleos en TI, por esto es tan importante entender el lenguaje de programación para este sistema operativo.

No solo tener el conocimiento es suficiente, “las personas que trabajen en desarrollo web y móvil, deben estar actualizadas en materia de tendencias tecnológicas y saber responder con agilidad, ser analíticos y eficaces. Quien contrate servicios de una persona formada en Next_U, podrá contar con un profesional experto en creación, desarrollo, gestión de páginas y aplicaciones responsive”, concluyó Moreno.