Regular el uso de las redes sociales, ¿censura o protección?

A raíz de la renuncia de Ignacio Greiffenstein, funcionario de la Casa de Nariño, tras publicar mensajes ofensivos hacia las mujeres seguidoras del excandidato presidencial y ahora senador de la República, Gustavo Petro, por medio de su cuenta de Twitter, se ha revivido la discusión sobre las limitaciones para el uso de las redes sociales en el país.

Según cifras del Ministerio de TIC, Colombia es uno de los 20 países con más usuarios en Twitter, llegando a tener alrededor de 15 millones de usuarios, de los cuales 6.5 millones se encuentran en la ciudad de Bogotá. La cifra, por si sola, parece intrascendente; sin embargo, estudios han demostrado que, en Colombia, el uso de las redes sociales ha tenido un sinnúmero de fenómenos como la creación de cuentas falsas por parte de los partidos políticos, la generación de mensajes discriminatorios y el acoso.

Pero esto no es algo solo de Colombia. A nivel mundial se han presentado una serie de fenómenos de acoso a las mujeres, quienes son atacadas de manera silenciosa y sistemática. En Colombia, por ejemplo, el 59% de las víctimas de violencia intrafamiliar son mujeres, fenómeno que se traslada a las redes sociales. A pesar de que no hay cifras exactas que puedan medir esta problemática, es claro que estas conductas necesitan ser denunciadas y controladas.

Frente a la discusión, en relación a la regulación en el uso de las redes sociales, Andrés Guzmán, gerente de Adalid, firma especializada en seguridad informática, habla de los mecanismos que tienen estas redes sociales para denunciar los casos de acoso, discriminación, ciberbullying y difamación, debido a que las redes cuentan con las herramientas de denunciar cuentas y contenidos para que las plataformas busquen las soluciones más adecuadas como suspensión de cuentas e, incluso, participación en procesos legales.

Aparte de los mecanismos ofrecidos por las redes, según Guzmán, también aparecen las acciones tutelares legales, cuando se ataca el derecho a la honra y el buen nombre; según el experto no es una regulación al uso de las redes sino una protección a la integridad y la imagen de las personas. Una de las problemáticas que se podrían generar, a partir de la regulación en el uso de estas redes, puede ser la noción de censura y limitaciones a la libertad de expresión por parte de los usuarios, es por esto que Andrés manifiesta su interés por proteger el buen nombre y combatir estos fenómenos sin necesidad de censurar o prohibir, de cualquier manera, el uso de las redes.

El caso Greiffestein no es más que la muestra del peligro que puede acarrear el uso de las redes digitales en manos equivocadas, como herramienta fomentadora de odio, discriminación, maltrato y acoso. Las redes sociales aparecen como la manera de hacer el mundo más pequeño y más interconectado; no obstante, es necesario tomar con seriedad los fenómenos que allí ocurren, proteger tanto el buen nombre, como los derechos fundamentales de los usuarios y generar libertad de opinión, en el marco del respeto y la tolerancia.

El dominio .CO y su uso por parte los colombianos

En el año 2009 cambió la historia del dominio .CO cuando el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones comenzó a administrar el manejo del dominio en el país que antes estaba bajo la dirección de La Universidad de los Andes.

En ese momento se calcula que había algo así como 28,000 dominios bajo la administración de la Universidad. Para registrar un dominio era necesario enviar una declaración juramentada, tener una empresa constituida y realizar un pago en efectivo, por ventanilla, en un banco. En ese entonces, solo estaban disponibles las terminaciones .com.co, net.co, .org.co, .gov.co, .mil.co y .nom.co.

Hoy por hoy, se calcula que a nivel mundial existen más de 2 millones de dominios terminados .co registrados. Otra cosa que cambió con respecto a hace 10 años, es que se puede solicitar un dominio en cuestión de minutos a través de una red internacional de registradores, liderada por la empresa Go Daddy de Estados Unidos y por parte de las locales, por Mi.com.co. (Se calcula que Go Daddy registra más del 60% de los dominios del país.) Además de esto, cualquier persona (natural o jurídica) puede registrar un dominio con terminación .co.

A nivel local, la empresa Mi.com.co, de la mano del administrador de la extensión y de otras entidades que han apoyado el desarrollo del dominio del país, ha realizado talleres en diversas ciudades para dar a conocer los beneficios del dominio de nuestro país y fomentar la adopción de una presencia en Internet por parte de pequeños empresarios y emprendedores. Así, han llevado talleres educativos a ciudades como Tunja, Bucaramanga, Leticia, Cali, Barranquilla entre otras. A estos talleres han asistido más de 2000 empresarios e independientes que buscan establecer su presencia en Internet.

Sin embargo, el registrador colombiano menciona que hay una tarea muy importante pendiente, pues los nacionales todavía no utilizan el dominio local para sus empresas y negocios. Según cifras no oficiales, hay un poco más de 200,000 dominios .co (incluye también .com.co, .net.co etc.) registrados en el país, algo así como 4 dominios por cada mil habitantes. Esto nos pone por delante de un país como Perú, a quien se le calculan unos 3 dominios por cada mil habitantes, pero muy distantes de México que cuenta con alrededor de 8 dominios por cada mil habitantes y aún más de Brasil y Chile que cuentan en este momento con casi 16 y 30 dominios por cada mil habitantes respectivamente.

Según directivos de Mi.com.co, estudios calculan que de todas las empresas de Brasil que tienen un dominio de Internet, el 93% cuenta con un dominio .br. Una cifra a la que Colombia le debería apuntar. Para esto hay que continuar con la educación, la comunicación y la apropiación del .co como identidad del país en Internet. Según el registrador colombiano, en el 2019 continuarán los esfuerzos de educación y promoción para avanzar por ese camino.

Si bien el crecimiento del dominio .co ha sido un gran proceso para el país en los últimos años, aún hace falta trabajar por construir una identidad local en Internet. Con el discurso del nuevo Gobierno, es probable que Colombia se empiece a acercar a los países que están a la vanguardia y así fortalecer la apropiación tecnológica en el país.

VeriTran lanza en el MWC 2019 su Low Code Platform para acelerar la Transformación Digital

La compañía expande su liderazgo de más de una década de innovación en la banca al resto de las industrias para que las empresas puedan crear sus apps de negocio en tiempo récord sin necesidad de programar.

VeriTran, compañía que revoluciona la transformación digital, lanza su Low Code Platform para agilizar la creación, despliegue y evolución de las aplicaciones digitales durante el Mobile World Congress 2019 que se llevará a cabo en Barcelona del 25 al 28 de febrero.

La compañía disponibiliza su plataforma en la nube y permite que empresas de cualquier tamaño e industria, accedan a un modelo PaaS (Platform as a Service) desde cualquier geografía. Crear una app con VeriTran Low Code Platform es muy rápido y sencillo. No es necesario tener conocimientos técnicos (Programación, Seguridad, Diseño Gráfico, User Experience) para acercar aplicaciones world class a las manos de los usuarios finales.

Además, VeriTran Low Code Platform no requiere construir desde cero. “Hoy en día, el 70% del código que se crea en el mundo sirve para solucionar problemas ya resueltos. Un ejemplo concreto es preguntarnos ¿Cuántas veces se desarrolló un log-in? VeriTran acerca un modelo abierto a través del cual los clientes pueden integrar componentes preconstruidos, ya sean propios o de proveedores externos, para responder a esta problemática y salir rápidamente al mercado con sus aplicaciones” sostiene Marcelo González, CEO de VeriTran.

Para alimentar la plataforma y ampliar la oferta de aceleradores preconstruidos, la compañía creó un Marketplace, que funciona como una tienda digital donde los clientes pueden descubrir, probar y comprar componentes, plantillas o servicios tanto de VeriTran como de una Comunidad de Empresas dedicadas a resolver las necesidades de diversas industrias.

VeriTran Marketplace facilita el encuentro entre proveedores tecnológicos y empresas que se están transformando digitalmente. Los proveedores pueden cargar su oferta de productos y servicios en nuestra tienda digital para que aquel que quiera armar una app y los requiera, pueda fácilmente encontrarlos, adquirirlos e integrarlos. Esto se traduce en mayor visibilidad de la innovación, y también simplifica los procesos de comercialización de los innovadores”, explica González.

Durante el MWC 2019, VeriTran estará en el Hall 8.1 Stand 8.1B15, donde mostrará cómo a través de su Low Code Platform cualquier compañía puede construir sus aplicaciones de manera rápida, fácil y segura, sin escribir una sola línea de código.

Tendencias en comercio electrónico para 2019

Para este año se estiman avances en la compra por voz (Voice Commerce), preferencia que está ganando aprobación. Las cifras a nivel mundial indican que el 20% de las búsquedas utilizan este mecanismo.

PlacetoPay estableció los retos y tendencias de los pagos digitales en Colombia para  2019, en el que esperan procesar más de 16 millones de transacciones y crecer a más 33%, respecto de 2018. La omnicanalidad, las experiencias personalizadas, el comercio inteligente y el “voice commerce”, hacen parte de las novedades de esta industria de cara al año que comienza, según  la plataforma colombiana de transacciones digitales.

“Muchas industrias consolidarán la opción de pagos en línea, de compra de productos por aplicaciones o tiendas virtuales, complementando sus canales tradicionales y también como opción de venta para los emprendedores, es decir ofreciendo a los usuarios ominicanalidad. En 2019, la experiencia del cliente va ser fundamental en el comercio electrónico, allí se centrará la atención desde las marcas y los comercios. Así mismo, una de las tendencias es la compra por voz, hacia allá vamos”, afirmó el director de tecnología de PlacetoPay, Enrique García.

Con la alta penetración de los smartphones en Colombia que sobrepasó el 50% de la población actual (según Asomóvil) y los 3.000 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en el mundo, entre los grandes retos del comercio electrónico se destacan: mejorar la navegación móvil y la forma como se muestra el contenido para continuar dinamizando esta industria. Hoy por ejemplo, del total de transacciones que procesa PlacetoPay, el 27% es a través de móviles, por un valor de $381.000 millones, adicional, el  59% de los usuarios de Internet en Colombia ingresa por dispositivos móviles, de acuerdo con el Observatorio de e-Commerce de 2018.

“Los consumidores están comprando por redes sociales. En Colombia hay 29 millones de usuarios activos en estos canales, donde hay 10 millones en Instagram, que buscan en su mayoría (8.2 millones) contenido de compras y moda, según el Observatorio de e-Commerce de 2018. Los comercios deben trascender y mejorar la experiencia del cliente sin dejar de lado la seguridad en las transacciones. En 2019 serán clave la inteligencia artificial y el machine learning, que con tasas de conversión de venta del 5%, es decir que de cada 100 usuarios que ingresan a la tienda virtual, 5 realizan compras (de acuerdo con transacciones de PlacetoPay); permiten configurar perfiles más completos y ofrecer al cliente lo que necesita de acuerdo con sus preferencias y necesidades”, agregó García.

Por otra parte, el foco del comercio inteligente, según PlacetoPay, es mantener la fidelidad de los compradores y no descuidar la seguridad de la información ni la seguridad transaccional. Según el informe del observatorio eCommerce 2018, el 35% de las empresas en Colombia vende por Internet, por eso es fundamental realizar verificación de datos al momento de pagar por este medio. Para este  tema la plataforma de pagos colombiana, espera la llegada de un sistema de legitimación del comprador, que reducirá aún más el riesgo de fraude a los comercios.

Finalmente, según PlacetoPay, líder en Colombia y con más de 18 años de experiencia, la facilidad, la seguridad, el ahorro y la calidad, seguirá determinando las transacciones, el futuro está en la compra programada más que en la compra por impulso. El e-Commerce creció en 2018, a nivel nacional, el 17%, sumando más de 30 mil millones de dólares en transacciones. Esta industria, como ninguna otra, se continuará transformando de forma permanente y mucha innovación tecnológica.

Mastercard evoluciona su marca hacia una identidad icónica

La compañía global de pagos digitales se adapta al entorno digital en un movimiento para convertirse en una marca simbólica.

Mastercard anunció que elimina su nombre de su icónico logotipo en determinados contextos. Los círculos rojo y amarillo entrelazados, bien conocidos como el símbolo de Mastercard, ahora se sostendrán por si solos con los colores rojo y amarillo, tanto en el mundo digital como en el físico y las principales propiedades de patrocinios. A medida que la perspectiva del consumidor y de los comercios va evolucionando, el símbolo de Mastercard representa a la compañía mejor de lo que una palabra podría hacerlo y su diseño moderno y flexible le permitirá funcionar sin problema en el entorno digital.

“Reinventarse en la era digital exige una simplicidad moderna,” comentó Raja Rajamannar, Vicepresidente Global de Marketing y Comunicación de Mastercard. “Con más del 80 por ciento de personas que reconocen el logotipo de forma espontánea sin la palabra ‘Mastercard’, nos sentimos listos para dar el siguiente paso en la evolución de nuestra marca y nos entusiasma ver los círculos icónicos que conforman nuestro logo por su cuenta.”

Los círculos rojo y amarillo entrelazados han sido el sello distintivo de la marca Mastercard por más de 50 años y simbolizan la promesa de la marca de conectar a las personas con posibilidades que no tienen precio. Los círculos reconocibles instantáneamente son un símbolo poderoso que acerca a las personas a sus pasiones y les brinda confianza de saber que sus transacciones son seguras.

“Vivimos en una época en la que, cada vez más, nos comunicamos a través de íconos y símbolos y no a través de las palabras. “Mastercard ha tenido la fortuna de estar representada por dos círculos entrelazados, uno rojo y uno amarillo, desde su fundación en 1966,” comentó Michael Bierut, Socio de Pentagram; la firma de diseño que lideró el desarrollo del nuevo símbolo Mastercard. “Ahora al permitir que este símbolo brille por sí solo, Mastercard ingresa a un grupo de marcas élite que están representadas no por su nombre sino por un símbolo: una manzana, una letra M en color amarillo o una ficha de dominó. Los dos círculos interconectados de Mastercard siempre han representado su compromiso de conectar a las personas; ahora a ese compromiso se le otorga mayor presencia por el status de Mastercard como una empresa simbólica.”