La labor para conquistar la mirada perdida de algún comprador sumergido en un mar de publicidad

Diseño a pulso

La tecnología nunca se detiene. Es por eso que algunos desarrolladores de herramientas tecnológicas generan sistemas especializados en lograr que la imaginación y creatividad pueda ser plasmada en su máxima expresión.

La labor para conquistar la mirada perdida de algún comprador sumergido en un mar de publicidad, hace que cada día se intensifique la búsqueda de nuevos medios e instrumentos, o la optimización de los mismos, que permitan realizar diseños más ágiles y dinámicos que impacten con un solo vistazo a su público objetivo.

La labor para conquistar la mirada perdida de algún comprador sumergido en un mar de publicidad

Como mecanismo de respuesta a este tipo de necesidades, se desarrollaron las tablas digitalizadoras: aparatos periféricos que funcionan por medio de un tejido de alambres vertical y horizontal que reciben y envían la señal, aproximadamente cada 20 microsegundos. De ahí, la malla es activada por un lápiz electrónico, que emite las coordenadas y presión con las que se hace algún esbozo. La energía del lapicero es proporcionada por la tableta, esto en el caso de las tabletas Wacom, en las desarrolladas por otros operadores manejan un sistema diferente al de la malla, y en algunos casos el lápiz tiene una fuente de energía interna.

Gracias a su diseño y confort estas herramientas son frecuentemente utilizadas para crear ilustraciones en computador y trabajos artísticos digitales, eso no quiere decir que no puedan implementarse en otros usos, para eso los creadores de estas, las clasifican en tres tipos: las de gama alta, que son utilizadas para trabajos de gran precisión y profesionalismo; las de gama media, que fusionan componentes de las de alta, y las de gama baja, que cumplen con funciones básicas que permiten el uso de todo tipo de usuario.

Una ayuda para la industria gráfica


Los diseñadores gráficos, ilustradores y algunos publicistas son parte del target que emplea las tablas de gama alta, debido a que “un lápiz representa la forma más natural de expresar conceptos creativos y combina las ventajas de hacer rápidamente bosquejos manuales con los beneficios del flujo de trabajo digital. Los diseñadores pueden bosquejar conceptos digitales con el lápiz sobre una tableta o un display interactivo, en una experiencia natural e Por Redacción M2M intuitiva muy similar a la del trabajo hecho con el lápiz y el papel”, aseguró la gerente de producto de Wacom, Martha Sofía Cortes.

Así mismo, al realizar sus trabajos manuales, digitalmente se evita pasos por medio de escáneres, la dificultad de repetir absolutamente el recuadro, solamente es cuestión de borrar esa parte y continuar, además del uso de distintas capas.

El futuro del diseño dirigido por la tecnología


Las industrias que desarrollan estos periféricos continúan en la búsqueda de nuevas alternativas que permitan sentir una experiencia más práctica, cómoda y amigable para las personas.

Para lograr este objetivo Diego León, Country Manager de Genius, explicó que, “necesitamos educar mucho mas al consumidor final de esta clase de productos, ya que existe un desconocimiento bastante amplio respecto a todas las aplicaciones que se pueden desarrollar con esta clase de periféricos y bueno resaltar que no es un producto exclusivamente para los profesionales del diseño, sino que al contrario, con las aplicaciones que incluyen las tablas puede llegar a ser un dispositivo importante para el hogar”. Otro propósito de la industria es desarrollar sistemas que combinen el tacto y la pluma para crear una experiencia más natural, frente a esta máxima la iniciativa corre por el lado de convertir las herramientas en algo más táctil, es decir en utilizar los dedos en la navegación de su ordenador.

Campañas

Nombre de la campaña: El Reto Brisa: 2 litros de agua Brisa al día

Agencias que participaron: (PR + Medios + Publicidad): Ogilvy, Starcom, Guiomar Jaramill o Comunicaciones, Endorfina

Nombre de la gerente de Marca: Maria Isabel Forero

Brisa es la marca líder en la categoría de aguas y con esa credencial el objetivo fue en torno al reto Brisa

Brisa es la marca líder en la categoría de aguas y con esa credencial el objetivo fue en torno al reto Brisa, hablar de vitalidad para invitar a todos los colombianos para que se unieran al reto de tomar diariamente los 2 litros de agua que el cuerpo necesita para su funcionamiento.

Nombre de la campaña: destapa la felicidad con coca-cola

Agencias que participaron: (PR + Medios + Publicidad): Ogilvy, Starcom, Guiomar Jaramill o Comunicaciones, Imagen & Marca

Nombre de la gerente de Marca: Ana María Aguirre

“Destapa la Felicidad” es una campaña mundial de Coca-Cola con un mensaje de optimismo para todos los colombianos

“Destapa la Felicidad” es una campaña mundial de Coca-Cola con un mensaje de optimismo para todos los colombianos. La nueva campaña muestra que a pesar de las dificultades actuales, se pueden encontrar oportunidades y disfrutar con los pequeños detalles que hacen disfrutar de la vida, recordándonos que hemos nacido para ser felices. “Destapa la Felicidad”, llega para evolucionar “El lado Coca-Cola de la vida”, y continúa invitando a las personas a hacer cosas que las hagan felices, a ser positivos, optimistas y divertidos a través de un mensaje creativo y motivador. En Colombia el 25% de los encuestados declararon que Coca-Cola es la marca que más asocian con la felicidad.

Nombre de la campaña: Manantial agua de Origen

Agencias que participaron: Ogilvy, Starcom, Guiomar Jaramill o Comunicaciones, Endorfina

Nombre de la gerente de Marca: Maria Isabel Forero (Gerente de Marca en Coca-Cola Servicios de Colombia)

Manantial es única porque se recoge directamente de su nacimiento

Manantial es única porque se recoge directamente de su nacimiento. Queremos que el consumidor prefiera tomar Manantial, que perciba su calidad y sabor superior, y que entienda que es así porque es 100% diseñada por la naturaleza, baja en minerales y sales, lo cual ayuda a eliminar mejor las impurezas del cuerpo.

Son las campañas más recordadas, esas en las que una marca se mete directamente con su competencia en anuncios publicitarios

Rivalidades memorables de marcas

Por: Alejandro Pino

Son las campañas más recordadas, esas en las que una marca se mete directamente con su competencia en anuncios publicitarios memorables que definen toda una estrategia de marketing que, generalmente, tiene respuesta. Estas son las 10 grandes guerras publicitarias del mundo.

Son las campañas más recordadas, esas en las que una marca se mete directamente con su competencia en anuncios publicitarios

La guerra de las colas


Nadie le puede discutir a Coca-Cola que su marca es una de las más famosas del mundo, y que en cada país las otras gaseosas suelen estar a su sombra. Sin embargo, a comienzos de los 80 una empresa rival pero con ventas inferiores, Pepsi, le apostó a la publicidad para declararle la guerra al gigante, y la pelea ha sido simplemente espectacular.

Pepsi comenzó contratando como imagen en ese entonces nada más y nada menos que a Michael Jackson. Esa fue la primera de una larguísima constelación de estrellas, entre deportistas, actores y cantantes, con la que el rival de Coca-Cola logró posicionarse internacionalmente con una campaña que buscó desde el comienzo apelar a la diferencia y la juventud, pero además la campaña se consolidó con spots directos en los que atacaba a la competencia. ¿Quién puede olvidar ese anuncio en el que un niño compra una Coca-Cola en lata sólo para poder pararse sobre ella y comprar una Pepsi, o ese en el que un chimpancé bebe la primera y otro la segunda con increíbles resultados? Ante esto Coca-Cola no ha respondido de forma directa, pero sí con campañas más emocionales y sensibles que tratan de rescatar actitudes positivas y las vinculan a la marca.

Mac vs. PC


Todo empezó con la que es considerada como la campaña más exitosa de la historia. En 1984 un comercial conmocionó al mundo: en un mundo gris similar al de la novela 1984 de Orwell, en el que no hay libertad de pensamiento pues todos obedecemos a un ‘Gran Hermano’, una joven colorida entra con un martillo y destruye la pantalla en la que aparece el tirano. Apple lanzaba así su primer computador personal con el lema de ‘pensar diferente’, y el mensaje iba directamente en contra de IBM, el gigante del mercado de la computación en ese entonces.

Así nació la enemistad entre los Mac y los PC que con el tiempo se convirtió en una pelea entre Apple y Microsoft, toda vez que el sistema operativo del segundo, Windows, es distintivo de las marcas diferentes a la de la manzana mordida.

La última batalla publicitaria de esta larga pelea tiene como protagonista nada más y nada menos que a Bill Gates, fundador de Microsoft, quien en una campaña junto al comediante Jerry Seinfield trata de dejar el mensaje de que sí, el sistema OS de Mac es muy elegante, pero Windows es muchísimo más accesible para todos.

Apple respondió de forma mucho más directa mostrando en un comercial a un contador de Microsoft que hace una gran pila de dinero destinado a publicidad y luego hace otra mínima para inversión en mejorar Windows. Dura bofetada de Mac…

Todo por el deporte


Adidas es el gigante alemán de la ropa deportiva, Nike es el coloso estadounidense de lo mismo, y obviamente en un mundo globalizado su enfrentamiento iba a llegar tarde o temprano. Esta guerra de marcas estalló publicitariamente en la década de los noventa cuando cada una trató de captar a la mayor cantidad posible de estrellas del deporte para su bando.

Nike apeló a comerciales espectaculares con selecciones de fútbol de ensueño, y Adidas le respondió con lo mismo pero agregándole un toque especial: estrellas legendarias como Platini, Beckenbauer o Mohamed Alí.

La guerra se escenificó en todos los deportes y son famosas las cifras demenciales que cada una les paga a los mejores deportistas del momento, para que protagonicen su respectiva nueva campaña.

McDonalds vs. Burger King


Las dos empresas de comida rápida más famosas del mundo dejaron su eterna pelea al interior de Estados Unidos para tener como nuevo escenario el planeta entero. El primero en pegar fue el ‘rey de las hamburguesas’, y es famosa la campaña en la que un disfrazado Ronald McDonald compra hamburguesas en Burger King.

También fue famosa la campaña en la que se muestra una caja de Big Mac, producto emblemático de McDonalds, en la que no cabe una Whopper King. Sin embargo, la última ofensiva es elemental y apela a la tradicional técnica de mercadeo en la que se pone a prueba el sabor de las dos hamburguesas.

El encanto de la campaña estuvo en que quienes hacían la comparación no eran los clásicos citadinos clientes de McDonalds o Burger, sino personas que nunca habían probado una hamburguesa: granjeros de la región de Transilvania, en Rumania, de la tribu Hmong de Tailandia, y otras personas en lugares remotos. Por supuesto, su preferida fue la whopper…

La red es mía


Esta pelea comenzó con los buscadores de Internet, territorio que dominaba Yahoo con comodidad a comienzos de este siglo, pero se agrandó cuando Google, que hoy en día es el buscador más utilizado del planeta, también ingresó al mundo del correo electrónico que era disputado arduamente por Yahoo y MSN. www.thebestdigital.com

La pelea publicitaria ha dado para todo menos para ataques directos, aunque siempre queda la sensación de que se está hablando claramente del otro. Cuando Yahoo Mail se fue encima de Hotmail ofreciendo una mayor capacidad de almacenamiento, Gmail anunció su capacidad de correo de una giga. MSN reviró con el Messenger, Yahoo sacó el suyo, y Google le respondió con una nueva versión.

Todos venden la idea de ser el mejor, de tener más ventajas y de ser la mejor red en la red. Lo curioso es que casi nunca se habla de la competencia, pero todos sabemos que lo están haciendo…

Todos contra el IPhone


Hace un par de años Apple decidió entrar al mercado de los teléfonos celulares con el IPhone, un aparato sensacional que trastocó todo el mercado, pero la competencia no se quedó quieta.

El primero en actuar fue Nokia, que ante la salida del IPhone, publicó una campaña que decía: “Los teléfonos deberían ser para todos”. Pero la pelea llegó cuando todos los fabricantes sacaron sus teléfonos de última tecnología con características similares o mejores a las del lujoso IPhone. BlackBerry fue quien primero atacó a Apple con un comercial en el que una manzana es destruida por una zarzamora que simula ser una bala. Mac respondió utilizando la imagen de una manzana quieta hacia la que se dirige una zarzamora como una bala, pero esta queda intacta mientras la ‘blackberry’ se vuelve pedazos.

Minutos, minutos, minutos…


Desde el mismo instante en que la telefonía celular dejó de ser un lujo de pocos la guerra publicitaria se hizo presente en cada país. En Colombia recordamos las peleas entre los diferentes operadores, pero en los últimos años las cosas ya van con nombre propio, sobre todo desde el ingreso de las multinacionales al negocio.

Ya no es raro que cada empresa salga a anunciar que sus tarifas son mejores que las de los competidores señalando nombres propios: Comcel, Tigo y Movistar. Incluso Avantel está en esta onda que, si se mira internacionalmente, es una constante: todos hablan de sus planes, sus ventajas y sus minutos recordándonos el nombre y apellido de su competencia.

La vida en una tarjeta


MasterCard y Visa, los gigantes financieros de las tarjetas de crédito, no sólo llevan muchos años disputándose el mercado sino que en este siglo se han enfrascado en una dura campaña en la que cada uno defiende la mejor forma de ver la vida. Por supuesto, ninguno habla del otro, pero es claro que el mensaje está buscando lo mismo: convencer a sus usuarios de que la vida se vive mejor con su respectiva tarjeta de crédito.

MasterCard publicó su exitosa campaña ‘No tiene precio’ en la que plantea que sí, hay cosas en la vida que pueden ser costosas, pero que las que valen la pena no tienen precio, y Visa respondió con su campaña en la que simple y llanamente le dice a sus usuarios que ‘La vida es ahora’, así que es hora de disfrutarla. Y qué mejor que con una tarjetita plástica…

Empaquetados


FedEx, DHL y UPS, los gigantes mundiales del transporte de carga y mensajería, llevan varios años dándose muy duro y su guerra es sin cuartel. Tanto así que en varios países su publicidad ha sido censurada como competencia desleal.

Por ejemplo, es recordada la imagen del camión de FedEx que lleva a dos camiones de UPS como carga, y en Estados Unidos es inolvidable la campaña ‘Ups’, onomatopeya que sirve para expresar un error involuntario (‘oops’ en inglés) y que fue la bofetada más dura de DHL a su competidor, el entonces líder mundial del segmento.

Pero DHL no se salvó, y FedEx publicó también un anuncio en el que se mostraba una de sus cajas de envío que contenía una de DHL. Es que a la hora de atacar, tres letras pueden ser más que suficiente…

Alisten sus motores


El mercado de los vehículos de lujo tiene clase hasta para las peleas como la que protagonizan desde el 2006 Audi y BMW. Ese año la marca de los cuatro anillos fue elegida el ‘Carro del año’ en Sudáfrica, y la de las tres letras sacó un anuncio burlándose de eso con el siguiente eslogan: “Felicitaciones Audi por ser el mejor auto del año en Sudáfrica. De parte del Ganador auto del año 2006”.

Audi respondió: “Felicitaciones a BMW por ser el auto del 2006. De parte del seis veces consecutivas campeón de la carrera de las 24 horas de Le Mans”.

Ante esta pelea pública entraron a terciar Subaru y Bentley. El japonés publicó un anuncio en el que les mandaba decir a los dos alemanes: ““Muy bien por Audi y BMW al ganar los concursos de belleza. Del ganador del Mejor Motor del Año 2006”. A su vez, la marca inglesa fue más directa y publicó la foto de un elegante y sonriente ejecutivo que le mostraba su dedo de en medio a sus competidores.

La pelea siguió este año, pues Audi publicó un cartel exterior en una transitada avenida de California, que une a Beverly Hills con Santa Bárbara, mostrando su nuevo A4 bajo el lema: “Tu turno BMW”. La competencia le respondió con un cartel aún más grande cruzando la calle en el que sale un M3 de 400CV con un mensaje contundente: “Jaque Mate”. Audi, por supuesto, no se quedó quieto y cambió su anuncio y puso el R8, su deportivo más costoso, con el lema: “Es hora de probar tu insignia deportiva. Puede que ya haya caducado”. Ya veremos qué hace BMW ante esto.

en la demanda es evidente en todos los sectores y la publicidad no es ajena a ella

BTL: una alternativa para la crisis

Por: Juan Pablo León Sánchez

La caída en la demanda es evidente en todos los sectores y la publicidad no es ajena a ella. Es más, el primer rubro al que miran los empresarios donde recortar es la inversión publicitaria. Sin embargo en la actualidad, no es necesario contar con cuantiosos ingresos para mostrar sus productos.

Seguramente, cuando hemos caminado por cualquier centro comercial, mientras miramos las vitrinas, nos hemos topado con esta situación: una joven bastante llamativa nos guiña el ojo y enseguida nos convida a degustar una galleta. Esta estrategia tan comúnmente utilizada para vender, se llama BTL, también conocida por sus siglas en ingles “Below The Line” o marketing promocional de productos y hace parte de las muchas opciones que ofrece está forma de promocionar y posicionar su marca en el mercado.

Sin embargo aunque esta forma de mercadeo es valedera y en cierta medida efectiva, lo primero que hay que evaluar es qué quiere el empresario, cuál es su cliente objetivo y luego de un análisis del mercado minucioso se procede a realizar el plan de acción. Bien puede ser una activación de punto mediante un concierto, una obra teatral que involucre la marca o simplemente un evento deportivo al aire libre, así por lo menos lo indica Carolina Sandoval, encargada de contenidos de la agencia Initiative Media, quien argumenta que lo ideal es una combinación de varias estrategias, “se puede invertir en proporciones distintas, por ejemplo se puede invertir un 60 % en medios tradicionales y el resto en BTL, sin embargo las activaciones en puntos es la más común”, indica. Y agrega que una de las formas más llamativas es realizar eventos de carácter cultural, pues según ella, en este tipo de sitios se encuentra un sinnúmero de gentes y de gustos.

Otra tendencia que ha tomado fuerza -asegura Carolina- es la producción de contenidos para ser publicados en los medios tradicionales como la televisión, con programas que involucren la marca de la compañía, por medio de concursos o rifas “esta estrategia se podría catalogar como BTL, es hacer contenido justo a la medida del empresario. Hace poco hicimos una obra de teatro con una marca de pañales con el grupo Águila descalza, donde contábamos por medio de la función, la historia de los pañales y fue todo un éxito”, puntualiza.

en la demanda es evidente en todos los sectores y la publicidad no es ajena a ella

Sin embargo para el académico Javier Darío Jiménez, docente del Politécnico Grancolombiano, el BTL está siendo entendido de forma errada, sobre todo por las agencias de publicidad, ya que considera que esta no es una forma de mercadeo sino una herramienta comunicativa “el BTL no son medios, no es publicidad, BTL son herramientas de comunicación diferentes a la publicidad”, asegura. Por lo que propone, que hoy el mercadeo debe encontrar otras posibilidades más allá de la publicidad, sin dejarla de lado, pero sí integrando a ella los instrumentos BTL, para generar una experiencia 360 grados “esto significa que el consumidor no sólo debe ser impactado por un solo instrumento o por un solo medio, sino que hay que hacerlo por todos los medios posibles y relevantes para él”, indica.

Romper paradigmas


En Colombia, las Pymes son el 98 % del aparato productivo del país, contribuyen con el 40 % del PIB y generan más del 60 % del empleo. Sin embargo tienen un grave problema: son las que menos invierten en estrategias comerciales y de publicidad.

A pesar que la mayoría de anunciantes en los medios tradicionales son grandes empresas, no más del 2 % del restante de las compañías presenta dificultades a la hora consolidar planes de mercadeo. Esto debido a que muchas de ellas ven en la publicidad de medios tradicionales o BTL, una posibilidad muy lejana que no está al alcance de sus presupuestos. Sin embargo es más un problema de creencias sin fundamento, pues con pocos recursos se pude lograr llegar a su cliente con resultados de efectividad aceptables. Para Alejandro Otero, Gerente StageBTL Ecuador, el uso de esta herramienta es ideal para las Pymes, por que se puede “atacar” al usuario de una manera más puntual y específica sin muchos recursos en el bolsillo: “nosotros no tenemos clientes de este segmento, debe ser por que nos ven muy lejanos de su alcance, pero el empresario sí debería pensar en esto como una inversión y no como un gasto, además con el BTL hay la posibilidad de ser flexible con el presupuesto mientras que con los medios masivos es más complejo” asegura.

Lo primero que hay que evaluar es qué quiere el empresario, cuál es su cliente objetivo y luego de un análisis del mercado minucioso se procede a realizar el plan de acción.

Por su parte para Camilo Herrera, director de la firma de mercados Raddar, este tipo de mitos siempre han existido y según él, es más un problema de educación, “eso ocurre porque el empresario tiene formación netamente financiera muy direccionada a costos y margen de utilidad, pero en estos momentos es fundamental comprender que la comunicación sobre el producto es más del 50% de la venta, por esto hay que comprender que es el retorno más efectivo, solo si está correctamente focalizada”, concluye.

Lo digital y lo ecológico imperan en el mundo del mercadeo


Según la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones el número de suscriptores con acceso a Internet en Colombia aumentó 46,4%, pasando de 1.381.473 a diciembre de 2007, a 2.023.341 a diciembre de 2008.

Lo que supone que hay un mercado por conquistar, sin contar que en la actualidad hay cerca de 40 millones de usuarios de celular en todo el país. Por eso no es nada raro que a nuestro móvil ahora nos lleguen msm o podamos bajar contenidos Wap a través de Internet que contenga información de tipo comercial.

El BTL ya no es sólo una tendencia, es una realidad. Para el director de Raddar, Camilo Herrera, la migración a nuevas formas de comunicación fue la conclusión de los altos costos de la publicidad tradicional y esto dio como resultado la necesidad de focalizar la comunicación a los nichos de mercado. “Hoy todo se está moviendo por Internet y mecanismos de conectividad por medios móviles celulares han cogido mucha fuerza, como los mensajes a bluetooth; sin duda hay otros fenómenos como las tiendas pop up y las nuevas formas de crm que En Colombia, las Pymes son el 98 % del aparato productivo del país, contribuyen con el 40 % del PIB y generan más del 60 % del empleo. están modificando el mercado, como en el caso de la publicidad olfativa”, puntualiza.

Lo cierto del caso es que las posibilidades son tan diversas como las mismas ideas que se puedan tener en mente. La publicidad tradicional, de los medios masivos habituales sigue siendo la preferida de las grandes compañías. Sin embargo su efectividad es cuestionada por varios expertos en el tema, porque el televidente o usuario tiene más opciones de calidad y es crítico de lo que ve y escucha, “el televidente ya no es pasivo, tiene la opción de ver lo que quiere y más ahora con la televisión interactiva”, indica la representante de Initiative Media Carolina Sandoval.

En muchas ocasiones nos vemos agobiados por publicidad en vallas, flyers, en fin. Esto ha saturado al usuario y ha contaminado el medio ambiente. Por eso, lo que se impone también -al igual que lo digital- son las pantallas digitales con información segmentada, como las que se encuentran en algunos taxis de la ciudad y en ascensores modernos. “Para mi el ecobtl, es el BTL que no causa basura, porque los flyers al final demandan mucho papel y causan mucha basura” concluye Camilo Herrera, presidente de Raddar, quien además agrega que el BTL ha ganado terreno frente al ATL, pero no tanto para preocupar a los medios tradicionales, de hecho, según su experiencia, la cuantificación cada vez es más difícil.

En conclusión, esta es una buena opción para los emprendedores y pequeños empresarios que por costos, no pueden pautar en los grandes medios y se convierte en una alternativa incluso más eficaz y fácil de medir en sus resultados. Lo único que necesitan es decisión y una idea novedosa, para sobresalir de los demás.

Los productos, marcas o servicios fueron creados para satisfacer alguna necesidad humana

El consumidor necesita un gerente

Por: Fabiän Garcia
vicepresidente corporativo de Raddar
@fabianraddar

Los productos, marcas o servicios fueron creados para satisfacer alguna necesidad humana. De esta razón se desprende toda una organización elemental para satisfacerla y construirla, a esta la llamamos empresa.

Una empresa es una “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo”, según la Real Academia de la Lengua, pero más allá de esta definición, una empresa es un proyecto de vida, así sea solo vender un dulce, ayudar a alguien, emprender un viaje, mover toneladas de tierra para construir un canal o la simple satisfacción de producir iluminación. Por ello, las ciencias sociales, administrativas y económicas han desarrollado infinidad de técnicas, manuales y reglas de la administración de una empresa; se han determinado innumerables áreas y especialidades dentro de los posibles organigramas que son inherentes a la empresa.

Pero, desde que existe el comercio, desde que existen las ciencias administrativas y por ende, la academia, hemos restringido el actuar de la empresa desde la necesidad del inversionista, del proveedor y de los actores que la componen. Lentamente hemos dejado su principio en el último lugar, sacrificando artículos o funcionalidades claves, subvaloradas casi siempre por su competencia o bien por el mismo y mal acostumbrado o a veces resignado consumidor.

Los productos, marcas o servicios fueron creados para satisfacer alguna necesidad humana

Don José, el señor de la tienda, mientras me empaca la bolsa de leche, los mil pesos de pan y un par de pañales, me habla y va averiguando sobre mi vida y lentamente me doy cuenta de que me tiene plenamente estudiado, más que el banco que me aprueba los créditos. A veces se le olvida mi nombre, pero no se le olvida tener siempre ahí la gelatina o el yogur de las onces de mi hijo. Si me fijo más en su quehacer, me doy cuenta de que don José dedica casi tres partes de su tiempo a conocerme, a conocer a sus otros clientes y a despacharme hasta que yo verifique las vueltas.

De esta manera, don José realiza su gerencia de conocimiento del consumidor. Durante los años que he sido su cliente siempre he sentido que hay alguien detrás de mi necesidad, buscando la forma de satisfacerla y mantenerme siempre contento y tranquilo.

Por todo esto, hoy quiero atraer la atención de todo aquel que aún siente que su razón de ser sigue siendo esa persona que está en el comedor esperando una pizca de cilantro, para llevar a la perfección su caldo de costilla ansiado por horas, y de todo aquel que no lo considera, para que establezca dentro de su mapa u organigrama una unidad de conocimiento del consumidor; asígnele no solo un espacio, sino un gerente que tenga la capacidad de cubrir la tercera parte del tiempo en la que el consumidor interactúa con el producto, lo usa y lo consume.

Y por último, quiero transmitirle a la academia la gran necesidad que existe de desarrollar una cátedra, un diplomado, una especialización o una maestría de gerencia del conocimiento del consumidor, que permita a la empresa de hoy recuperar ese tercio de tiempo que ha descuidado por concentrarse solamente en la rentabilidad y en la participación, y no en su razón fundamental: satisfacer al consumidor.