La verdadera red social

El ser humano es social por naturaleza; el disfrute, el compartir son aspectos importantes de la vida. A pesar de todos los cambios que se han dado: con más comida fuera de casa, televisor en cada habitación, conexión permanente por medio de teléfonos móviles (incluso cuando se tiene en frente a la persona); el charlar, el sonreír, el ver los gestos del otro sin intermedio de una pantalla siguen siendo vitales para conservar una cultura. La música y el baile son caminos para lograr cohesión, para sentirnos parte de algo; identificarnos, pues son elementos de la cultura. Es tal su poder, que música nacida en un contexto hoy es transmitida por las nuevas redes sociales, posibles gracias a Internet.

Por: Marcela Navia Núñez, gerente de Infocaribe,
Correo: contacto@infocaribe.info.

Es en este marco que nació en el departamento del Atlántico hace 30 años una organización que busca fomentar el amor por la música. Un grupo de coleccionistas quiso reunirse con más frecuencia, entonces lo más fácil era invitar amigos y esos amigos invitaron a más amigos; la fiesta se creció y empezó a requerir una logística de mayor envergadura. Además de usar “radio bemba” o boca a boca, se apoyó de otros medios de comunicación como el periódico local y poco a poco se tejió una telaraña. Enterada por la prensa llegué por primera vez; hoy en día, una socia me llama y he llevado a mis amigos y parientes, movidos por mi recomendación.

infocaribeCirdamayer, Círculo de Amigos de la Música del Ayer (entidad sin ánimo de lucro) cuenta con 15 miembros activos. Organiza bailes cuatro veces al año con dos orquestas en vivo y el complemento de la colección de sus miembros. Cada socio vende mínimo 15 boletas a su red de contactos; a esas fiestas asisten entre 250 y 400 personas. Algunas compran en taquilla informadas por su propio programa radial y su revista La Lira. También tienen otros medios de difundir la música como conversatorios gratuitos, cuyos gastos se cubren con los ingresos netos que dejan los bailes.

El lunes de carnaval la fiesta cuenta con cuatro agrupaciones. Una fotografía de la celebrada en 2014 acompaña este artículo; fue tomada cuando estaba en el escenario la orquesta Los Melódicos de Venezuela. La de 2016 fue amenizada por Fruko, Bananas, Los Corraleros de Majagual y Pedro Ramayá Beltrán; es decir que se contó con diferentes ritmos como salsa y cumbia y éxitos recientes popularizados por el Grupo Bananas. Esa fiesta tiene una concurrencia aproximada de 1.700 personas. Llegan turistas nacionales y extranjeros que compran en taquilla, así como los que se deciden a última hora. Se apoyan de prensa, radio, una valla afuera del lugar donde se celebra, volantes y afiches repartidos a amigos y también en hoteles, negocios y edificios. Pero lo primero es llamar por teléfono la lista de cada socio.

El significado del producto: Cirdamayer vende añoranza, busca recordar y marcar momentos memorables; “yo crecí escuchando esa música con mi papá y mi mamá (…). Cuando íbamos a donde mi abuelo, estaba toda la familia reunida. Mi papá y mi mamá se conocieron bailando cumbia”, afirma una cliente.

El grupo objetivo: Se dirige a personas que no encuentran espacios en discotecas con demasiada música moderna y posibles conflictos. Suele ser un público mayor de 40 años, especialmente de más de 55 años, por eso uno de sus mensajes es “el goce de los veteranos”. Sin embargo, da la bienvenida a los jóvenes; aunque se enfoca en la música de los años 40 a 60, en géneros como el fandango, la cumbia y ritmos cubanos, abre espacios para canciones de moda que atraigan a jóvenes y gusten al público en general.

La estrategia y el papel de los medios de comunicación masiva: “Si tú vendes dos, tres, cuatro entradas por la vía de prensa es mucho; lo que verdaderamente fortalece allí es la persona que ya uno tiene cautiva, los amigos de esos y los otros amigos; se va creando como una especie de red, es lo que da más resultado: la forma de contacto directo, no tanto la influencia de los medios de comunicación. Los medios son para avisarle a la gente que tenemos el baile o tal actividad”, explica un socio.

El resultado para el cliente: Hay una pareja que asiste a todos los bailes sin falta y se queda “hasta que nos echan del baile”. “Pasamos delicioso, gozamos al máximo. Todo el mundo se conoce, es como una familia”. “Un ambiente sano, de buena música, buen servicio, precios del licor módicos, hay picadas”. “Es la música que a mí me gusta”. “Para mí es el mejor baile de carnaval de la ciudad”.

El resultado para el socio: “Cirdamayer está enquistada en nuestras vidas”, “es empleo del tiempo para distraerse”. “La música se convierte en un vehículo para hacer amigos (…), para unirnos alrededor de esas inquietudes que uno tiene y que quiere compartir con los demás”.

La competencia: Otras organizaciones sin ánimo de lucro como Guarachando no las consideran competencia, tanto es así que los socios de una entran a los bailes de la otra y muchos clientes van a ambas; por ello se ponen de acuerdo con las fechas. Los estaderos, bares y discotecas son competencia pero Cirdamayer ofrece ventajas como las mencionadas por los clientes en cuanto a precio, ambiente y música. Para el lunes de carnaval, los socios anotan que no tienen casi competencia pues los bailes de los hoteles y otros se hacen sábado y domingo, eso sin contar que muchos son al aire libre mientras que el de Cirdamayer es en un recinto cerrado con aire acondicionado. En 2014 en el periódico local se anunciaron unos 15 bailes en Barranquilla, otros en municipios cercanos, algunos más que no pautaron pero dieron volantes, más todos los desfiles y actividades que se realizan en las calles durante los cuatro días de carnaval; la cantidad de bailes aumentó para 2016.

Este sistema de mercadeo social puede ser replicado para otros productos. En Cirdamayer se dieron procesos de forma natural, que luego se organizaron en su actual modelo de negocio basado en la confianza y en donde todos ganamos: los socios, los clientes y la sociedad misma. Posee un buen producto manejado con seriedad, que también se necesita así se trate de difundir alegría. Es un mercadeo uno a uno con aprovechamiento de algunos medios de comunicación. Con un mensaje claro dirigido a un nicho. Se constituye en una verdadera red social que puede aprovechar las ventajas de la red virtual, pero sin nunca perder su esencia, esa posibilidad de recordarnos que el contacto cara a cara es importante.

A este grupo admirable de personas, se le puede hacer algunas sugerencias para que la red siga creciendo: dar un premio al que recomiende amigos, que podría ser una recopilación de grabaciones de las fiestas; o tener algunas ventas por abono a los bailes de todo el año. Esto con el ánimo de facilitar la logística y que quede más tiempo para practicar la máxima de la Negra Nieves: “Bailo, luego soy”.

Publicado en Actualidad, Noticias y etiquetado , , , , , , .

2 Comentarios

  1. Más que un comentario,felicitar a Cirdamayer y en particular al amigo Diogenes y por ende a la publicación y contenido de éste articulo que por lo demás es estimulante y meritorio de todo alago.
    Desde hace cierto tiempo conozco la importante labor,que realiza esta organización que por mi parte enhelo que siga creciendo y llevando, ese sonido melodioso que esta contenido en esos viejos acetatos, vinylos y casstes, que encierran tantos recuerdos y añoranzas de muchas generaciones de nuestros paises y que todos juntos forman la gran Historia musical de sentimiento y lejania de un tiempo, que siempre estara presente.
    Exitos siempre para ustedes y siempre presto al apoyo fraterno. Caracas Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *