Factura electrónica

Colombia a la espera de la factura electrónica ideal

Factura electrónica

De acuerdo con Seres, empresa líder en el mercado de servicios de intercambio electrónico seguro de documentos, el mejor sistema de factura electrónica es aquel que tiene beneficios tanto para el Gobierno (reducción de la evasión tributaria) como para las empresas, (capacidad de ahorrar costos y ser más competitivos) y para la sociedad, donde se proporciona un entorno que premie al innovador y la calidad.
Bajo este panorama, Seres ha definido las principales características que debe tener la “factura electrónica ideal” para Colombia y para cualquier país que quiera implementarla. Lo que ayudaría a simplificar y facilitar su adopción de empresas e instituciones y convertirla en una realidad positiva.

Las claves del éxito
El modelo ideal de factura electrónica que propone Seres permitiría un desarrollo acelerado del sistema donde los diferentes actores estarían satisfechos.
• Respecto al marco normativo
Se recomienda otorgarse los mismos valores que tiene la factura en papel a la electrónica.
Facilitar y nunca dificultar el proceso para empezar a utilizar factura electrónica.
• Respecto al proceso de impulso y desarrollo
Tiene que aportar elementos positivos y beneficios claros para el usuario más allá de la simple mejora en la gestión tributaria de los gobiernos.
Evitar las soluciones gratuitas para emitir facturas electrónicas.
Poner en marcha planes de concienciación y difusión, donde las empresas perciban y se informen de los beneficios que aporta a sus negocios.
Se recomienda impulsar incentivos financieros y de crédito para las empresas vinculadas a la facturación electrónica.
Se debe fomentar la gestión electrónica de documentos entre empresas más allá de la factura, tanto en la relación de la cadena de suministro (contrato, oferta, pedido,…), como en la cadena financiera (pagos, extractos de cuenta, etc.).
• Respecto al entorno y mercado
Se debe impulsar la figura del operador de intercambio de documentos como tercero de confianza que haga cumplir los principios básicos de integridad, autenticidad, conectividad y trazabilidad.
Hay que favorecer un entorno de libre competencia, pero velando que también sea colaborativo, donde se asegure la interoperabilidad como medida para la libre decisión de los usuarios en la elección de su operador.
La homologación de operadores de intercambio de documentos se debe abordar cuando el propio mercado sea incapaz de reconducir los comportamientos que limiten la libertad de mercado.
• Respecto a la tecnología
Se debe aprender de la industria para dotarse de un sistema con la máxima flexibilidad y adaptabilidad.
Si el proyecto obliga a las empresas a utilizar la factura electrónica en su actividad cotidiana se debe dar libertad de decisión sobre que tecnología utilizar.

“Somos conscientes del gran esfuerzo que están haciendo muchas administraciones – explica Carlos Velamazán, responsable de Seres para Latam- al dotarse de la normativa y tecnología para impulsar la factura electrónica. Esta labor requiere un gran esfuerzo que, frecuentemente, hace descuidar un factor clave de la ecuación: las empresas. También este error es común en el sector privado donde las grandes empresas imponen a sus proveedores una forma de trabajar, que no toma en cuenta la realidad tecnológica, las necesidades de sus socios de negocio y limitando su capacidad de decisión. Estamos en universo global y conectado y este tipo de actitudes limitan significativamente su crecimiento”.

Publicado en Actualidad, Mercadeo y etiquetado , , .