Ciberseguridad: ¿cómo responder a los hackers?

La ciberseguridad se ha convertido en uno de los puntos focales de las empresas y gobiernos frente a la facilidad de acceso que los hackers tienen a las redes e información de otros usuarios. Frente a esta amenaza global FireEye tiene algunas recomendaciones.

El reciente ciberataque que sacude a más de 200.000 computadoras ubicadas en 150 países ha puesto en alerta a miles de empresas, víctimas o no, ante los riesgos que se presentan de no tener un adecuado sistema de prevención, detección, solución y respuesta ante cualquier acción que atente contra la seguridad informática. Y es que cualquier punto débil puede representar un gran riesgo y esto quedó demostrado en días pasados, donde una fisura en el sistema operativo Windows de Microsoft, que se supone ya había sido corregida un mes atrás, fue el blanco de ataque del software malicioso conocido como Ransom:Win32.WannaCrypt, según lo señala BBC Mundo.

A pesar de que actualmente existen programas y plataformas que brindan soluciones rápidas ante los ataques y un alto nivel de protección, los sistemas no están protegidos al 100% de los ataques, así lo reporta FireEye, compañía especializada en ciberseguridad, la cual, basada en el Informe sobre amenazas M-Trends de 2014 de Mandiant, señala que: “el ritmo de la tecnología supera la capacidad para protegerla. A pesar de la importante inversión en productos de seguridad tradicionales, los agresores avanzados sortean estas defensas sin problemas y extienden su radio de acción sin encontrar obstáculos”.

Desde la experiencia de FireEye, en el año se reportan 400 incidentes en 40 países donde se trabajó 200.000 horas solucionando ataques cibernéticos, un número equivalente a 22 años de trabajo en la vida de una persona. Y la situación se torna más compleja, ya que comúnmente se puede identificar claramente (qué se afectó, qué punto fue atacado, quién lo hizo, etc.) un ataque aproximadamente 99 días después de que se haya generado.

Y es que los ataques comúnmente no los realiza un solo hacker que se refugia en un sótano o la sala de su casa, por el contrario, son profesionales apoyados por grandes organizaciones y gobiernos, que roban correos para poner en evidencia y avergonzar a las compañías y Estados con información confidencial –como lo ocurrido con las recientes elecciones en Francia y EE.UU.–, realizan destrucciones desde el ámbito informático, roban bancos, patentes y fórmulas, y realizan infinidad de operaciones con o sin objetivos claros. No es de extrañar que una empresa X se vea afectada por hackers con direcciones IP desde países con los cuales no tienen ningún tipo de relación (ni conflictiva ni amistosa), pues un gran número de ataques son indiscriminados.

Reconocimiento y medidas de prevención y reacción

Uno de los puntos más relevantes a la hora de actuar frente a un ciberataque es reconocer el objetivo y origen de los hackers, según lo señala Vitor de Souza, Senior Vice President WorldWide: si se desconoce con quién, cómo y por qué se está dando el ataque no se puede defender fácilmente, de este modo cuando se identifican estos factores se sabe qué herramientas, medidas, respuestas técnicas y soluciones adoptar. Sin embargo, agrega que no es suficiente con tener tecnología de punta sin el apoyo de personal capacitado para el desarrollo de programas de defensa y reacción, así como el apoyo y asesoría a las compañías y Gobiernos.

Como ya se ha mencionado no hay forma de contener los ataques y frente a ello los retos más grandes que se presentan para los usuarios de ciberseguridad, señalan expertos de FireEye, tienen que ver con tres factores, los cuales una plataforma como Mandiant tiene respaldados:

  • Visibilidad: capacidad de observar qué está sucediendo en la red y endpoints en una sola plataforma, ofreciendo análisis y conocimiento de la situación, información de contexto y una rápida reacción al ser detectado un problema. Además el programa prioriza las alertas más importantes para, posteriormente, investigar y corregir las amenazas que se presentan.
  • Velocidad: los hackers actúan muy rápido y frente a ello comúnmente un analista se demora 30 minutos en identificar la situación, respondiendo al 4% de las alertas reales frente a un 80% de falsos positivos. Así pues, la plataforma simplifica y acelera el proceso de detección y respuesta a las amenazas de forma automatizada y personalizada.
  • Costos: en este punto no solo se tiene en cuenta la inversión en programas de ciberseguridad sino los costos operacionales (varias herramientas de seguridad en una sola operación) y de la intrusión. Mandiant optimiza e integra las herramientas y realiza procesos que muchas veces las compañías se ven obligadas a realizar manualmente con riesgo de error y demora en reacción.

 

Asimismo, los expertos de FireEye recomiendan, en primer lugar, a los usuarios que deseen adquirir programas de ciberseguridad identificar cuáles son sus activos más críticos y cuáles son los puntos más débiles para contratar el programa adecuado y que éste actúe de forma más eficiente; y en segundo lugar, un factor muy importante es pensar en la vinculación de las responsabilidades entre el gobierno y las compañías, de modo que puedan apoyarse en un esfuerzo por proteger y reforzar su seguridad. Si bien es cierto los expertos reconocen que tomará mucho tiempo para que un acto de esta magnitud se presente, la situación de uno u otro modo debe hacerse real. Sumado a lo anterior las empresas.

Consumidor digital: retos y oportunidades

El consumidor digital es el tema central de muchas empresas actualmente y precisamente en el marco de la tercera edición del Customer Experience Summit ‘Digital ConXumers’ organizada por la La Asociación Colombiana de Contact Centers & BPO, se destacaron los retos, oportunidades e implicaciones en torno a este “nuevo” panorama.

El surgimiento del consumidor digital ha generado múltiples transformaciones en los ámbitos culturales, sociales, económicos, y es desde el ámbito del consumo donde los 25 expertos nacionales e internacionales invitados a la tercera edición del Customer Experience Summit ‘Digital ConXumers’ discutieron las implicaciones de este nuevo panorama. Si bien es cierto es un gran cambio y un reto que están asumiendo hoy en día las empresas generadoras de productos y especialmente de servicios, también es un campo de muchas oportunidades comerciales y de negocio: la posibilidad de optimizar distintos procesos y de movilizarse en otros entornos, buscando en este caso no solo satisfacer las necesidades de los nuevos customer, sino ofrecerles una experiencia única, diferente y personalizada.

Es allí donde emerge una serie de interrogantes como quiénes son o qué clase de customers existen (cuáles son sus intereses y ambiciones, con qué grupos se identifican, etc.), cómo entender sus preferencias y así mismo cómo satisfacer sus necesidades frente a la búsqueda de una personalización de los productos y servicios que se ofertan. Y es que pareciera que es fácil identificar a los consumidores y clasificarlos dependiendo de su edad y sexo, y la cuestión va mucho más allá.

Así lo señala Benjamín Mojica, director comercial del norte de América Latina de Vocalcom (multinacional francesa especialista en soluciones de interacción onmicanal), en su seminario Employed Engagement “Los desafíos Generacionales para el cuidado del talento y el buen liderazgo”, quien plantea la pregunta de ¿cómo satisfacer las necesidades de los customers teniendo en cuenta las múltiples categorías a las que están integrados? Y es que hay categorías de la A a la Z (millennials, centennials, baby boomers, etc.) y de gustos y estilos de vida (Dinkins: parejas jóvenes sin un matrimonio formal que no tienen intención de tener hijos, Living Apart Together o LAT: una relación formal sin que compartan el mismo domicilio) que hacen más complejas las estrategias de negocio y la forma de mantenerlos fidelizados no solo como clientes sino como parte del talento humano.

Antes de abordar el tema de la generación digital desde dos puntos focales (consumidor y profesional), se tiene en cuenta que una de las características más importantes de la transformación digital es que esta se ha convertido en una herramienta y no en un fin, ya que en palabras de los participantes del panel Transformación y Consumidor Digital Marcelino Herrera (Vicepresidente de Banca Digital de Scotiabank), Edgar Helou (Gerente de Google for Work para Colombia) y Juan Manuel Mogollón (Vicepresidente para América Latina de Bizangi), a través de estas transformaciones –implementación de tendencias tecnológicas– se optimizan diferentes procesos, no sin antes definir a dónde se quiere llegar, cuál es el propósito y cómo se logra una transformación real.

Sin embargo, aclaran los panelistas, el uso de estas tendencias tecnológicas en el campo laboral no significa que ello lleve a reemplazar a los trabajadores –uso de la inteligencia artificial– sino se busca que en las compañías estas personas “cumplan labores más importantes con acceso a soluciones omnicanal” que por consiguiente democratice el conocimiento, empoderando a los colaboradores, es decir, la transformación digital como herramienta que facilite el acceso a nuevas tecnologías omnicanal que permitan el flujo de información en todas las áreas de la compañía, de modo que tanto operarios como ejecutivos pueden estar enterados de todo lo que sucede al interior de la compañía y entorno a esta.

Profesionales y/o customers en el entorno digital

En el marco de estas transformaciones los profesionales también cambian, y es aquí a donde apunta el primer factor: con estas transformaciones surgen nuevos programas académicos, otros se renuevan, pero actualmente son muy pocos los que implementan estrategias no solo para que se adapten fácilmente a los cambios, sino que generen metodologías para que los estudiantes sean capaces de adaptarse a este panorama. En este sentido, Marcelino Herrera señala que es necesario que hoy en día “a los profesionales se les enseñe a desaprender y aprender rápidamente y de forma autónoma” pues el mundo se está renovando cada siete años y hay que estar preparado o saber cómo prepararse para asumir e implementar estas transformaciones.

Asimismo, en la integración de estos profesionales o específicamente de los millennials (1996 en adelante), que nacieron con el “chip” digital, es importante entender las demandas de esta generación, teniendo en cuenta que ellos consideran elementos muy distintos para el desarrollo de su trabajo como: flexibilidad laboral, espacios de esparcimiento, trabajo remoto, capacitación, uso de nuevas tecnologías, y lo más importante la posibilidad de abrir espacios de feedback en el que el profesional sepa cómo mejorar y aprenda de una “persona que no dirija máquinas sino seres humanos”, señala Mojica, que tenga la capacidad de inspirar a sus colaboradores y ofrecerles oportunidades para su crecimiento, y son estos los elementos en los que los empleadores deben concentrarse a la hora de desarrollar espacios productivos y renovados.

Y en el segundo factor, el digital costumer, la clave está en la optimización y que las compañías concentren sus esfuerzos en la experiencia del cliente, una experiencia que demanda cada día ser más personalizada y única. En este sentido, un customer espera no que se le ofrezca un producto o servicio, sino que se le brinden asesoría al respecto, y una asesoría para un individuo no para un comprador más.

De modo que, las compañías deben estar a la vanguardia y ser capaces de realizar procesos de customización masiva (efectuar cambios acordes con las necesidades de sus clientes), pero esto no significa que simplemente haya que “lanzarse a adquirir cualquier tecnología porque está en tendencia”, advierte Juan Manuel Mogollón, sino hay que realizar una evaluación para definir un propósito, ratificando lo que ya se ha mencionado: la transformación digital es un medio para llegar a un fin y, por consiguiente, hay que precisar cómo aplicar estas tendencias de forma adecuada y según las necesidades tanto de las compañías como de los digital customers.

Lo que nos dicen los índices de consumo televisivo

A través de las plataformas, tipos de contenido y canales es posible conocer la forma en el que el consumo de la televisión se ha transformado en los últimos años, y cómo a partir de estos cambios las compañías generadoras de contenidos se han adaptado.

Las formas en las que se consume contenido televisivo, desde su fundación en 1954, se han transformado a la par con los cambios en la sociedad colombiana. Estas transformaciones se han acrecentado con la implementación de las nuevas tecnologías y la innovación en los procesos que intervienen en las emisiones, de modo que los contenidos que se generan son variados y más personalizados dependiendo de los canales televisivos que las audiencias elijan.

Los contenidos cambian constantemente para adaptarse a los gustos del consumidor a la hora de acceder a sus programas favoritos, de modo que esto supone que en la generación de contenidos están los distintos públicos en el centro de todo el proceso. Por lo anterior, se reconoce al consumidor en su día y en el caso de los públicos televisivos, Juan Andrés Lozano, Director de ventas publicitarias, encargado de Colombia, Panamá y Centro América de Turner menciona que esta jornada “recuerda a las industrias la valiosa función que tienen: ser catalizadores de grandes innovaciones e ideas que motiven y reten a los exigentes consumidores de hoy”.

Para satisfacer las demandas de los consumidores frente al contenido televisivo es necesario entender, a partir de los targets, los canales y las plataformas de oferta, el modo en el que se consume televisión. Para ello la unidad de gestión de negocios de medios Kantar IBOPE Media y la empresa de marketing digital IMS llevaron a cabo en 2016 un estudio de audiencias en el cuál se determinó que, en primer lugar, en Colombia los adultos ven cuatro horas y 30 minutos en promedio y los niños una hora y 40 minutos por semana, donde algunos canales de TV se han posicionado como líderes en el ranking de audiencia de la siguiente manera:

 

  • Cartoon Network: número 1 en el target de niños entre los 4 y los 11 años.
  • Glitz*: canal más visto por las mujeres mayores de 25 años de clase media y alta y la segunda opción en amas de casa.
  • Space: número 1 entre personas mayores de 25 años y es el segundo para los de 18 años.
  • TNT: el favorito para los targets mayores de 18 años y para los de 25 a 49, mientras que para el resto de públicos se encuentra en el top 3.
  • Boomerang: es el número # 5 en el target de familias (4 a 49 años) y el infantil (4 a 11).
  • Warner Channel: está en el top 5 en clase alta para personas de 4 a 49 años y mayores de 25. En cuanto a afinidad es el número uno para personas de 18 a 49 de todas las clases.

Sumado a lo anterior, el estudio también menciona que las películas son el tipo de programa que más se consume, seguido por las series en TV paga, de modo que el tipo de contenido que prefieren los televidentes es el relacionado con las figuras de superhéroes, sin embargo las bionovelas, según Lozano, “se han convertido en un fenómeno que encabeza los ratings de los canales en los que son transmitidas. Un claro ejemplo de esto es la serie basada en la vida de Juan Gabriel, Hasta que te conocí pues durante su transmisión ocupó el primer lugar entre los canales de televisión paga (…), debido a que generan mayor cercanía con los televidentes”.

Un aspecto a tener en cuenta es que a través de la implementación de nuevas plataformas los contenidos televisivos han tenido grandes cambios en los últimos años, lo que ha generado un incremento en las horas de contenido que la gente consume. Sin embargo, el hecho de que haya una tendencia digital entre los usuarios de todas las edades no significa que la televisión paga deje de ser un negocio rentable en Colombia, por el contrario, según las cifras de IBOPE en 2016 un 87,9% de los hogares se encontraban suscritos a servicio de cable y la tendencia crece anualmente.

Así pues, la implementación de estas nuevas plataformas ha permitido que los usuarios no solo hagan seguimiento de sus programas favoritos a través de los canales de TV (streaming) sino también a través de otros medios como canales de YouTube, apps, juegos, entre otros, lo cual permite una conexión más cercana con los contenidos. Este es el caso de Turner, el cual ha desarrollado a la par con los intereses de los consumidores contenidos “mucho más locales y multiplataforma” menciona Lozano, puesto que en Turner “sabemos que nuestra audiencia cada día cambia, por lo cual desarrollamos plataformas GO (plataformas de TV everywhere) como CN GO, TNT GO y Space GO”.

Frente a la implementación de estas plataformas Román Guasch, director de Desarrollo de Negocios de Turner Broadcasting System Latin America, comentó que estas se basan en tres pilares de la innovación: live streaming (posibilidad de consumir un canal lineal a través de laptop, tablets o smartphone), catch-up de shows (posibilidad de acceder a contenido que no está disponible en canal lineal) y experiencia de usuario (disposición de plataforma con contenido basado en las necesidades del público).

Lo anterior permite ver de qué forma las productoras y empresas de televisión están llegando a los consumidores y cuáles son los contenidos que más se prefieren. Así pues, se evidencia que frente a los cambios en estos índices de consumo, las compañías generadoras de contenido están al tanto de las variaciones que se presentan y dispuestas a “adaptarse” a las necesidades de los consumidores para suplir la creciente demanda.

La inversión en pauta y el número de asistentes a un concierto, el indicador de la fama

En tan solo dos meses Colombia ha recibido a algunos de los artistas más importantes de la escena musical internacional como lo son Justin Bieber, Korn, The 1975, The Strokes y The Weekend; de hecho, recientemente el grupo U2 confirmó que incluiría al país en su gira de conciertos, sumándose a la esperada visita de Depeche Mode. Evidentemente Colombia se ha convertido en epicentro de estos eventos de gran magnitud en los que el número de asistentes, en su mayoría, supera a las 10.000 personas.

Ante este fenómeno, y revisando las visitas de estos artistas de talla mundial al país, Mindshare Colombia, agencia de comunicaciones experta en inversión en medios, decidió recopilar los datos de las multitudes de personas que han recibido a los artistas, las conversaciones en Twitter que resultan de cada concierto y la inversión que hacen los organizadores de estos eventos en pauta publicitaria, pues a pesar de ser agrupaciones y cantantes conocidos siempre hay un presupuesto para la difusión masiva de cada encuentro.

Aforo y conversaciones en Twitter

  • Los eventos más mencionados en Twitter el año pasado fueron: el Sonar con 1.2 millones de menciones; la presentación de los Rolling Stones, con 21.700 menciones; y el concierto de la banda británica Coldplay, que alcanzó las 8.150 menciones.
  • Este año el concierto con más menciones en Twitter ha sido el de Justin Bieber con un total de 151.000 menciones, provenientes de 5.129 usuarios de la red social. Le sigue el Estere Picnic con 12.376 menciones de 7.719 usuarios.   

Radio, el medio de difusión del entretenimiento

  • De acuerdo con las cifras brutas de Ibope Colombia, el año pasado se invirtieron cerca de 43.400 millones de pesos en publicidad en medios para promocionar conciertos en Colombia. El 75% de esa inversión se hizo en radio, un 15% en impresos, 8% en TV y 2% en exteriores.
  • Este 2017 radio sigue siendo el medio líder para la promoción de eventos, aunque ha perdido participación: 63% en 2017. Los impresos pasaron a tener el 24%, TV 9% y exteriores 4%.

¿Cuánto invierten los organizadores de los conciertos en pauta?

  • Estimaciones de Ibope señalan que, entre enero y marzo de éste año, se han invertido cerca de 14.400 millones de pesos para promocionar conciertos en medios publicitarios, lo cual es 105% más con respecto al mismo período del año pasado, cuando se invirtieron 7.040 millones de pesos. La diferencia se debe a que por evento se está haciendo una mayor inversión, pues se mantienen relativamente la misma cantidad de conciertos: 60 en 2016 y 64 en 2017.
  • Los eventos con mayor inversión publicitaria en el último año han sido: Guns N’ Roses (2016) con una pauta en medios por más de 2.385 millones de pesos; Aerosmith (2016) en el que se invirtieron 1.550 millones de pesos en medios; finalmente se encuentran el Festival Estéreo Picnic (2017) y el reciente concierto de Justin Bieber (2017) con 1.048 millones de pesos y 979 millones de pesos respectivamente.

“Podemos deducir que la inversión en publicidad también es un buen indicador del desempeño de esos conciertos, por ejemplo, este año el Estéreo Picnic fue muy rentable en términos de publicidad, pues por cada asistente se pagaron $17.500, que es el resultado de dividir la inversión en publicidad medida por Ibope, entre los asistentes al evento”, afirmó Fabián Gutiérrez, director de Business Planning de Mindshare Colombia.

  • Haciendo el mismo cálculo planteado por Gutierrez se deduce que el evento de Guns N’ Roses obtuvo $58.200 por asistente, lo que equivale a un 34% del precio de la boleta más barata para ese concierto que fue de $170.000 y un aforo de 41.000 personas.
  • El concierto de Aerosmith también estuvo alto en ese indicador de inversión en publicidad entre asistentes: $57.200 por persona, con un aforo de 27.000 personas.
  • El reciente concierto de Justin Bieber, que alcanzó 20.000 personas sin lleno total, costó en inversión publicitaria $48.900 pesos por asistente.

Informe Tecnocom sobre tendencia en medios de pago 2016

Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales (Afi) presentaron hoy en Bogotá el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2016, la sexta edición de un estudio que analiza la evolución de los medios de pago en Colombia y en otros seis países (Brasil, Chile, México, Perú, República Dominicana y España).

El Informe destaca el crecimiento continuado del número de tarjetas en circulación en Colombia, especialmente en crédito, con un parque que en esta modalidad ha crecido un 80% en los últimos cinco años. Así, en 2015 se contabilizaron 36 millones tarjetas, distribuidas en 22,5 millones de débito (+7,9%) y 13,8 millones de crédito (8,4%). El número de operaciones de compra realizadas en Colombia en 2015 con tarjetas de débito aumentó un 13%. En la modalidad de crédito, si bien se registra un crecimiento del 7%, la intensidad de uso ha caído hasta 12 transacciones por tarjeta y año, situándose en mínimos en la región. Valorado en moneda local, el crecimiento registrado en pagos con tarjeta es del 8% y 11% respectivamente, si bien negativo (-24% y -22%) en valores dolarizados, por efecto del tipo de cambio.

Por el lado adquirente, Colombia registra las tasas más reducidas de la región en terminales punto de venta (POS) y ATM por millón de habitantes (6.787 y 317, respectivamente), además de un estancamiento en el número de corresponsales no bancarios (CNB), cediendo a Perú el liderazgo alcanzado el año anterior en ratio CNB/habitante.

Los directivos de medios de pago destacan el proceso de transformación digital y de mayor competencia impulsado por la renovada Directiva de Servicios de Pago (PSD2) en Europa y, más concretamente, por la apertura y acceso a las cuentas de clientes a los nuevos proveedores terceros, fundamentalmente fintech. Reconocen incertidumbre acerca de la futura convivencia del pago con tarjeta y el pago móvil de cuenta a cuenta basado en transferencias (faster payments). En España, la percibida sobreoferta de wallets digitales hace difícil prever hoy cuál será la solución mayoritaria, unido al hecho de que la adopción no está avanzando al ritmo esperado. La visión del sector en América Latina coincide en la necesidad de extender la terminalización TPV y adaptarla a NFC, incluida la integración en transporte público masivo y la apertura del mercado a nuevos operadores de adquirencia. También de mejorar el equipamiento de medios de pago habilitados para operar en e-commerce y en los servicios de la economía colaborativa.

El Informe Tecnocom 2016 incluye una novedosa investigación demoscópica realizada en colaboración con The Cocktail Analysis, de la que se extraen algunas conclusiones que inciden en la actitud y preferencias de la población bancarizada (con cuenta bancaria y/o tarjeta de pago) sobre el acceso y uso de distintos medios de pago electrónico, tanto en España como en América Latina.

Se constata la existencia de espacio para el crecimiento de la penetración de tarjetas, especialmente de crédito, en Colombia, donde un 12% de los bancarizados declara no contar con una tarjeta de pago asociada a su cuenta bancaria. Más aún, un 4% declara haber decidido dejar de tenerla, aludiendo a los altos costos del servicio y a la dificultad para controlar el gasto como motivos principales de rechazo.

La tarjeta de pago tiene un amplio espacio para afianzar su posición frente al efectivo, que todavía es muy importante en volumen de gasto de los colombianos. De hecho, uno de cada tres colombianos bancarizados paga todas sus compras cotidianas exclusivamente en efectivo, mientras que apenas uno de cada diez lo hace exclusivamente con tarjeta. El 34% de colombianos que no la utiliza nunca alude a la menor seguridad frente al efectivo como motivo principal. Una propuesta de pago con tarjeta que ofreciese atributos adicionales de seguridad contra el fraude animaría a hacer un mayor uso de sus tarjetas a más del 84% de los colombianos, la tasa más elevada de la región solo por detrás de México.

En contraposición, dos de cada tres colombianos retira dinero de ATM una o varias veces por semana, una de las mayores frecuencias registradas en los países analizados, solo por detrás de México y Perú. En relación al recurso a financiación con tarjeta de crédito, uno de cada seis colombianos reconoce haber recurrido a endeudamiento para poder hacer frente a sus deudas de tarjeta de crédito.

El Informe también dedica una atención especial al desarrollo de los medios de pago online y pago móvil. El 35% de los bancarizados colombianos nunca ha comprado online, mientras que el 29% lo hace todos los meses, mayoritariamente desde la computadora, pero cada vez más a través del Smartphone. Los medios de pago más utilizados para operar en este canal son la tarjeta de pago (55%), la transferencia bancaria (13%), contra-reembolso / pago en efectivo (11%) y otros (11%). Las compras en comercio electrónico alcanzaron los 4.100 millones de dólares en 2015 (+18%).

En relación pago móvil, en tanto la tarjeta es un dispositivo ampliamente usado y conocido, la preferencia por esta supera la opción del pago móvil (54% vs 35%). Si bien, el despliegue de equipamiento contactless es aún muy tímido en Colombia, donde apenas el 2% declara tener una tarjeta contactless y no hay declaraciones de uso.

La confianza en grandes almacenes, hipermercados, supermercados y el gran comercio online para la iniciación de pagos con cargo directo a la cuenta bancaria registra en Colombia un nivel intermedio (cerca del 60%), mayor que la disposición a autorizar el cobro directo en cuenta de impuestos (37%) y al pequeño comercio (31%).